Caso San Antonio

Maroto, sobre su fiesta en Eurovisión tras ser condenado: "Es mi vida privada"

El vicesecretario sectorial del PP anuncia, tres días después de conocerse, que recurrirá la sentencia del Tribunal de Cuentas.

El ex ministro Alonso y Javier Maroto, juzgados por uso 'negligente' de fondos.

El ex ministro Alonso y Javier Maroto, juzgados por uso 'negligente' de fondos. EFE

  1. Javier Maroto
  2. Eurovisión 2016
  3. Ayuntamiento de Vitoria

Javier Maroto, vicesecretario sectorial del PP, se enteró desde Estocolmo, en la celebración del concurso Eurovisión, de la condena del Tribunal de Cuentas por el 'caso San Antonio'. Tres días más tarde, el político alude a su "vida privada" entre sus círculos políticos más cercanos y considera que no debe dar explicaciones sobre por qué se encontraba ahí tras conocerse la sentencia. "Yo siempre he respetado la vida privada de todo el mundo", ha apuntado en otro tuit.

Tanto Maroto como Alfonso Alonso -ministro de Sanidad en funciones- y otros ocho ex concejales del Ayuntamiento de Vitoria deben pagar 393.862 euros por el perjuicio ocasionado en las arcas de la capital alavesa en el 'caso San Antonio'. 72 horas después de conocerse la condena, Maroto ofrece explicaciones: "Siempre he dado la cara. Hoy también", apunta. La red social Twitter es el escenario en la que el político da su versión de los hechos.

El vicesecretario sectorial del PP enlaza en su tuit a un texto más extenso, en el que expresa su "respeto" por "la resolución desfavorable de la consejera nombrada en ese tribunal a propuesta de IU, pero no la comparto". Según anuncia, recurrirá la decisión del Tribunal de Cuentas sobre el 'caso San Antonio', centrado en el alquiler de unas oficinas de 900 metros cuadrados en el centro de Vitoria en 2007. Javier Maroto era, por entonces, concejal del Ayuntamiento vitoriano, mientras que Alfonso Alonso ocupaba la alcaldía.

"Siempre he dado la cara"

"Es importante resaltar que no se trata de un tribunal penal o de la justicia ordinaria", asegura Maroto en el mismo texto. Según su criterio, en la "demanda de los denunciantes", no se habla de "algo ilícito o penal": "Se discute por el precio al que fue alquilado el local". El ex concejal del PP en Vitoria añade que "siempre he dado la cara por mi ciudad y por mis ideas con la cabeza muy alta": "Y lo voy a seguir haciendo".

Javier Maroto insiste en varias ocasiones en que no se trata de un caso de corrupción y que hay espacio para el recurso. "Espero que la sentencia definitiva pueda salir antes del 26J y este asunto quede resuelto de una vez", ha escrito en el documento publicado en Twitter. "No es en ningún caso corrupción, no lo decimos nosotros, sino quien nos denunció", ha añadido en una entrevista en La Sexta.