Sucesos y Acontecimientos

El alcalde de Seseña asegura que el incendio del vertedero está "bajo control por completo"

Esta noche han estado trabajando 40 efectivos para sofocar las llamas. También la Unidad Militar de Emergencias ha sumado sus efectivos.

  1. Sucesos y Acontecimientos
  2. Seseña
  3. Medio Ambiente
  4. Incendios

En el incendio de Seseña, cuya densa columna de humo podía verse a 50 kilómetros de distancia, ardieron este viernes millones de neumáticos. El alcalde de la localidad, Carlos Velázquez, ha manifestado que la situación en el cementerio de neumáticos "ha mejorado mucho en las últimas horas", hasta el punto de que considera que está "bajo control por completo".

Esta noche han estado trabajando 40 efectivos para sofocar el incendio. También la Unidad Militar de Emergencias ha sumado sus efectivos a las labores para apagar las llamas.

En declaraciones a Europa Press desde el Pabellón del Instituto Municipal de Deportes donde ha visitado a cerca de medio centenar de personas que pasarán allí la noche tras ser desalojadas de sus viviendas, Velázquez ha señalado que a primera hora de este sábado se hará una evaluación de la calidad del aire así como de la previsión del tiempo para valorar si pueden regresar a sus casas, algo en lo que confía que así sea.

El servicio 112 ha ofrecido el teléfono 900112500 para atender cualquier consulta en los ayuntamientos y organismos de la zona de Vegas y Oeste (31 municipios en total).

No ha habido intoxicaciones

La nube tóxica que se originó no provocó casos de intoxicación, gracias a su dispersión en las capas altas del aire, aunque un cambio en la dirección del viento aconsejó a las 16:50 horas las evacuaciones, según informaron a Efe fuentes de los servicios de emergencias. Así que por seguridad se evacuó a unas 1.000 personas de la urbanización del 'Pocero'.

El fuego se inició en la madrugada del viernes en Valdemoro (Madrid), en un extremo de la parcela de 12 hectáreas que alberga casi 100.000 toneladas de neumáticos y que comparten las comunidades de Castilla-La Mancha, con el 70% de la parcela en su territorio, en la localidad de Seseña, y la de Madrid.

A las siete de la tarde, varios consejeros del Gobierno de Castilla-La Mancha informaron de que había ardido casi el 70% de los neumáticos que alberga el cementerio y consideraron que sería muy difícil controlarlo, porque la montaña de ruedas alcanza en algunos puntos una altura equivalente a siete plantas.

Todo apunta a que fue provocado

La principal hipótesis con la que trabaja la Guardia Civil es la de que el fuego fue intencionado. De hecho, el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, ha informado de que el responsable del cementerio de neumáticos está en paradero desconocido y de que tiene multas por importe de 600.000 euros.

El alcalde de la localidad coincide en que "ha sido provocado". Según asegura Carlos Velázquez: "Los neumáticos son complicados de apagar, pero también complicados de prender, por lo que tuvo que haber una serie de desalmados que estuvieron metiendo mucho calor a las ruedas para que esto ardiera", ha explicado en Onda Cero, y ha recordado además que la abundante lluvia de la noche del jueves no lleva a pensar en un incendio accidental. 

Vista del humo del incendio de Seseña desde las Cuatro Torres de Madrid

Vista del humo del incendio de Seseña desde las Cuatro Torres de Madrid El Español

Amigos de la Tierra y Ecologistas en Acción han advertido de la grave contaminación atmosférica provocada por el incendio y han coincidido en denunciar una pésima gestión de la Administración en esta materia desde hace muchos años.

Entre las sustancias que se emiten a la atmósfera se encuentran compuestos peligrosos como los hidrocarburos aromáticos policíclicos y sustancias cancerígenas como benceno y benzoapirenos, dioxinas, furanos y metales pesados.

La montaña de neumáticos de Seseña comenzó a formarse a finales de los años 90, pero no fue hasta 2003 cuando la empresa que los depositaba en estos terrenos solicitó licencia para su triturado y reciclaje, que incumplió, lo que dio inicio a uno de los mayores problemas medioambientales de España.

El cementerio de neumáticos, que acumula cinco millones de ruedas, es el más grande de los 15 depósitos "históricos" de ruedas fuera de uso que existen en España y es el mayor de Europa.

El primer edil de la localidad toledana ha querido reiterar su agradecimiento a "todas las personas que han colaborado" así como a todas aquellas empresas del municipio que han colaborado. "También a todos los alcaldes vecinos que han mostrado su solidaridad con nosotros independientemente de su color político", ha señalado.

El exalcalde de Seseña, Manuel Fuentes, de IU, recuerda a Efe que interpusieron las primeras denuncias por estos hechos desde la oposición en el año 1998 y alrededor del año 2000 se produjo el primer incendio, "aunque la magnitud fue muy baja", y se sofocó en un solo día.

Page ha regresado a Seseña

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha regresado esta tarde a Seseña para seguir las labores de extinción del fuego.

García-Page ha acudido al puesto de mando avanzado y se ha marchado alrededor de las 21:30 horas, según han informado a Efe fuentes del Gobierno regional.

El cementerio de neumáticos destaca en la vista de Google Maps

El cementerio de neumáticos destaca en la vista de Google Maps

Un peligro advertido

Se calcula que en la planta, la mayor de Europa con 98.000 metros cuadrados, se acumulan cerca de 90.000 toneladas de neumáticos. La parcela, cuyo 60% está en Seseña y el resto forma parte de la Comunidad de Madrid, lleva más de una década intentando ser desmantelada tras las numerosas quejas de los vecinos por el descontrol de los residuos que allí se han ido acumulando y los riesgos que entrañaba. 

Vista aérea del cementerio de neumáticos

Vista aérea del cementerio de neumáticos

Un informe del Ministerio de Medio Ambiente alertaba ya hace tres años el peligro de este vertedero y advertía que en caso de incendio podría llegar a paralizar el aeropuerto de Barajas. Además, en 2003 el Ministerio de Justicia declaró ilegal la planta por no cumplir con la normativa medioambiental.