LAS NUEVAS ELECCIONES

El puesto de Madina, nuevo pulso entre Sánchez y los barones del PSOE

Susana Díaz, Page o Vara creen que debería asegurársele un puesto en el Congreso. Sánchez les pide que no enreden. 

Eduardo Madina, en la sede del PSOE en la calle Ferraz en una foto de archivo.

Eduardo Madina, en la sede del PSOE en la calle Ferraz en una foto de archivo.

  1. PSOE
  2. Eduardo Madina
  3. Pedro Sánchez

Eduardo Madina es, de nuevo, una frontera para Pedro Sánchez. Electoral, porque en las últimas elecciones fue como número 7 por Madrid y el PSOE se quedó con un escaño menos en una derrota sin precedentes en la capital. Intelectual, porque ambos representan dos sensibilidades muy distintas dentro del partido. Ahora, Madina es de nuevo una frontera de refriega interna para Sánchez porque su puesto en las listas del PSOE se ha convertido en un motivo de controversia.

Existe un clamor entre los conocidos como barones, o dirigentes territoriales, que exigen a Sánchez que no se arriesgue a dejar fuera del nuevo Congreso al hoy exdiputado volviendo a ofrecerle el mismo puesto. Pero Sánchez no está dispuesto a dar su brazo a torcer y asegura que ir en el séptimo puesto es algo más que digno. Otros están incluso peor situados, ha recordado Sánchez este sábado durante el Comité Federal de los socialistas, el máximo órgano entre congresos, que aprobó el calendario de configuración de listas y de primarias. 

A puerta cerrada, Sánchez pidió a los barones que no enreden, porque en el PSOE no son "como Pablo Iglesias", según fuentes socialistas. El líder del PSOE aprovechó para pedir un "rendido homenaje al número 9 por Madrid", José Enrique Serrano, un histórico (jefe de gabinete de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero) peor parado en la candidatura, pero que ha tenido un papel clave en el equipo negociador de la investidura. 

"Contar con los mejores"

"Si lo que queremos es ganar al PP y las elecciones hay que contar con los mejores y creo que de las mejores cabezas que conozco es Madina", dijo a la entrada del cónclave Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha. 

"Personas de la valía y el reconocimiento social que tiene Madina son necesarias en los partidos", aseguró Susana Díaz, para quién "sería bueno", asegurar su puesto en el próximo grupo parlamentario. "Yo valoro mucho a Eduardo Madina", dijo el presidente de Aragón, Javier Lambán. "Deberíamos asegurar su presencia en el próximo Congreso", aseguró el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una entrevista concedida a El Confidencial.

Los barones no entran en el puesto

Aunque en el partido se ha hablado mucho del puesto de Madina, los barones eludieron hacerlo este sábado. "Bastante tengo con hacer las listas en Andalucía", dijo Díaz, por ejemplo. 

En privado, Sánchez ha recibido peticiones para que adelante al exdiputado en la lista, pero en el PSOE las candidaturas son cremallera (hombre-mujer o mujer-hombre), por lo que por Madrid sólo podría ir de número 3 o de 5. Y esos puestos están reservados para Antonio Hernando, fiel portavoz parlamentario, o Rafael Simancas, un histórico del partido en Madrid. 

Madina también ha sido sondeado sobre la posibilidad de concurrir por otra provincia, por ejemplo en Andalucía o Extremadura, pero el exdiputado vasco cree que sólo debe concurrir por Vizcaya, donde el cabeza de lista volverá a ser Patxi López, ahora presidente del Congreso, o por Madrid, donde ha vivido muchos años. 

Con un puesto número 7 que se ha convertido en un 'o lo tomas o lo dejas', Madina duda sobre su futuro y si aceptar formar parte de nuevo de la candidatura.