Política

Susana Díaz posiciona a Madina para el 26-J: "Es un lujo tenerlo en tu equipo"

La presidenta andaluza se deshace en elogios con Carme Chacón y asegura que va a trabajar por Cataluña y España esté donde esté.

Susana Díaz sonríe desde su escaño en el parlamento andaluz en una imagen tomada este jueves

Susana Díaz sonríe desde su escaño en el parlamento andaluz en una imagen tomada este jueves Efe

  1. Susana Díaz
  2. Eduardo Madina
  3. Pedro Sánchez
  4. PSOE
  5. Irene Lozano
  6. Carme Chacón Piqueras

"Comprometida", "trabajadora", "honesta", "magnífica compañera" que "da lo mejor de sí" esté donde esté. La presidenta andaluza y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, se ha deshecho en elogios con su compañera diputada del PSC y ex ministra, Carme Chacón. No era de extrañar: ella fue una de los principales referentes del PSOE andaluz que apostó por ella en el duelo con Alfredo Pérez Rubalcaba en el último congreso federal y en el que se disputaban la secretaría general. Hubo entonces foto de familia con una pancarta en los jardines sevillanos de la Buhaira: “Sevilla con Carme Chacón”, rezaba. Sevilla es la agrupación socialista más importante del país. Díaz era entonces secretaria de Organización del PSOE-A y fue promotora de aquella foto.

Aún sin hablar con ella y sin aclarar si conocía o no los motivos de su salida de la política activa, Díaz la ha defendido como un ejemplo de los “valores socialistas” y se ha mostrado convencida de que acabe donde acabe políticamente, “va a trabajar por Cataluña y por España”.

No ha entrado al trapo de las consecuencias que tendrá para el partido la marcha de Chacón. “En el partido somos muchos los que nos vamos a dejar la piel y ayudar para que el PSOE gane las elecciones el próximo 26 de junio. Se ha demostrado que la garantía para que haya gobierno de cambio es que el PSOE gane”, ha manifestado, insistiendo en que “al margen de quien vaya en las candidaturas” todos van a hacer lo mismo.

Cercanía con Eduardo Madina

Elogios también ha dedicado a Eduardo Madina, que tal vez podría recuperar ese número cuatro que en las listas de Madrid para el 20D ocupó la ex UPyD Irene Lozano, que ahora ha renunciado a ir en candidatura alguna y va a abandonar la política. En aquella lista, Madina fue desplazado a la séptima posición, lo que le impidió lograr escaño. Ahora no está claro qué es lo que va a hacer éste. Díaz se ha sumado públicamente así a las presiones que el político vasco está recibiendo en privado para que continúe en activo. La dirigente andaluza que, por el momento, dice desconocer las listas, ha apreciado a Madina como “una persona querida, reconocida y valorada” tanto dentro como fuera del PSOE.

“Eduardo Madina es un lujo tenerlo en un equipo, entre los tuyos, es una garantía, y el PSOE no puede prescindir del talento humano y de la capacidad de Madina”, ha dicho, en lo que también puede interpretarse como una crítica abierta a la decisión de Pedro Sánchez de haberle relegado tan atrás en esa candidatura. También tiene otra lectura: mientras Díaz se ha ido distanciando de Sánchez, ha ido acercándose a Madina.

La salida de Irene Lozano no preocupa lo más mínimo al PSOE andaluz. Fueron los más críticos con este fichaje estrella de Ferraz para el 20D. Molestó mucho y además no se ocultó. Tanto como para que en el comité federal en el que se aprobaron las listas, el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, se ausentó de la votación. Aquel gesto tuvo una explicación. El PSOE-A no iba a votar contra la lista que encabeza el secretario general “pero tampoco va a avalar a una persona que ha insultado a los andaluces, a miles de votantes del PSOE y de socialistas honestos”, justificó entonces Cornejo. Lozano llegó a comparar a los socialistas andaluces con la “dictadura perfecta” del PRI en México, y que creían que Andalucía era “su cortijo”, así como otras críticas por los ERE.