Madrid

Andrés Trapiello formará parte del comisionado para la Memoria Histórica a propuesta de C's

El escritor confirma a EL ESPAÑOL que acepta el encargo. "Pondría una calle a Clara Campoamor y otra a Chaves Nogales".

Andrés Trapiello en una entrevista con EL ESPAÑOL

Andrés Trapiello en una entrevista con EL ESPAÑOL

  1. Andrés Trapiello
  2. Ahora Madrid
  3. Ayuntamiento de Madrid
  4. Memoria Histórica
  5. Ciudadanos

El comisionado que elaborará los criterios para la aplicación de la Memoria Histórica en Madrid lo integrarán seis personas -un presidente y cinco vocales-. Francisca Sauquillo será la presidenta y el resto de participantes todavía no ha trascendido, a excepción del escritor Andrés Trapiello, que según ha podido saber EL ESPAÑOL ha sido propuesto por Ciudadanos. Todavía se desconocen las bazas de PP, PSOE y Ahora Madrid.

Ninguno de los integrantes de esta agrupación podrá ostentar actualmente un cargo político con el objetivo de garantizar la independencia del nuevo órgano.

Este comisionado, entre otras funciones, diseñará el plan de modificación del callejero de la capital e identificará los vestigios de la guerra y el franquismo que convendría retirar.

"Creo que fue idea de Javier Nart -eurodiputado de Ciudadanos-. Me llamó Paca Sauquillo y me dijo que contaba conmigo, que estaba encantada", reconoce Trapiello en conversación con EL ESPAÑOL.

"Intentaré aportar cordura. Esta comisión no está para ganar o perder la guerra. ¡Han pasado ochenta años! Debemos integrar a la memoria de Madrid a quienes se ha excluido", relata un escritor que ha dedicado miles de páginas al conflicto fratricida.

¿A quién echa de menos en las calles de Madrid?

Me quedé impresionado cuando me enteré de que Clara Campoamor -que luchó por el sufragio femenino en España- no tiene un hueco en el callejero. Debería estar presente en todas las ciudades españolas y no sólo en Madrid. También le daría una calle a Chaves Nogales.

"Un asesino sólo es de sí mismo; las víctimas, de todos"

Para el escritor de Las armas y las letras -un diccionario que recorre los mayores exponentes de la literatura española en guerra- el relato a construir debe ser "sencillo y alejado de la épica".

"Si buscamos algo grandioso, va a ser difícil alcanzar acuerdos", sigue Trapiello. "Debemos tener claro que un asesino sólo es de sí mismo, pero que las víctimas son de todos", explica. "La baraja tiene que ser siempre la misma. No podemos juzgar de forma diferente en función del caso".

"Rechacemos potajes ideológicos como el de Pablo Iglesias"

Andrés Trapiello es el primero de los vocales del comisionado para la Memoria Histórica en trascender. Entre risas y respetando la confidencialidad que de momento se les exige, explica: "He aceptado porque los otros nombres me han parecido solventes y respetables. Creo que todos estamos dispuestos a forjar el relato común que tanta falta nos hace. Eso sí, no sé si luego nos respetarán".

El escritor de Ayer no más -una novela en la que el narrador mira a la guerra civil desde nuestros días- apuesta por evitar "potajes ideológicos como el de Pablo Iglesias". "Le escuché equiparar a Clara Campamor con Margarita Nelken, que no es una demócrata. No nos confundamos. Informémonos antes de hablar".

Andrés Trapiello se despide con una frase de Pío Baroja: "Los del 98, hemos quedado muy mal en esta guerra". "Esto puede extrapolarse a todos los españoles de hoy", revela un escritor que pretende alejar el 'y tu más' de la reparación de la memoria en Madrid: "Siempre podremos encontrar una foto peor que otra; de cualquiera de los dos bandos".