Elecciones generales

Todo lo que debe saber sobre las subvenciones del 26-J: Rivera quiere recortar 42 millones

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, propone unificar el 'mailing' y recortar a la mitad el gasto corriente de los partidos.

Rivera, tras la ejecutiva de Ciudadanos.

Rivera, tras la ejecutiva de Ciudadanos. Efe

Albert Rivera ha propuesto un drástico recorte del gasto electoral para el 26-J, que ahorraría 42,45 millones de euros en subvenciones públicas. La última encuesta de EL ESPAÑOL reveló que un 83,1% de los españoles cree que los partidos no deberían recibir la habitual subvención pública con la que financian sus campañas electorales y un 86,8% está en contra de repetir el envío de papeletas y propaganda que inunda los hogares españoles antes de cada cita con las urnas. Además, seis de cada diez ciudadanos creen que no es necesario que se haga una nueva campaña electoral.

El líder de Ciudadanos quiere dejar la partida de 'mailing' electoral en 2,1 millones de euros. Son 25 millones menos que el máximo fijado por ley. Las papeletas de todos los partidos se enviarían juntas en único sobre. Además, Rivera plantea reducir a la mitad el gasto electoral corriente de los partidos. El máximo de subvenciones previsto tras el 20-D era de 34,9 millones y quedaría en 17,4 millones. Permanece inalterable el gasto de 130 millones de euros en organización de la jornada electoral. Esta partida incluye colegios o la impresión de papeletas.

A continuación, un resumen de cómo funcionan las subvenciones a los partidos y los planes de los principales partidos para ahorrar el 26-J. 

-¿Cómo se reparten las subvenciones a los partidos?

Los partidos están financiados en buena medida por subvenciones públicas, aunque también hay otras aportaciones, como las de las cuotas de los militantes, las donaciones de parte del sueldo de los cargos públicos y las de particulares.

Las formaciones políticas que logran representación tienen derecho a hacer campaña con cargo a las arcas públicas, por lo que la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, conocida como LOREG, establece las reglas de juego de un capítulo específico de la financiación de los partidos que es independiente del resto de subvenciones que reciben.

Los gastos electorales se suelen analizar en dos bloques diferentes. Por una parte, los envíos de papeletas, sobres y propaganda por carta, llamado habitualmente como 'mailing'. Por otra, todos los demás. La explicación a esta división es que el conocido como 'mailing' es muy voluminoso y de naturaleza muy específica. Los demás, diversos y distintos entre formaciones.

Las subvenciones por gastos electorales se dan en función de los resultados obtenidos. Dicho de otra manera, cada partido tiene que hacer un cálculo de los diputados que cree que va a lograr y gastarse una cantidad ajustada a la predicción. Si se gasta mucho más, sus cuentas tendrán un roto. Si no llega al límite, ese dinero se lo ahorra el Estado. Los partidos que ya tenían representación antes de las elecciones pueden pedir un anticipo del 30% de la subvención, que se les concede un par de semanas antes de que comience la campaña.

-¿Hay un límite máximo? ¿Puede sobrepasarse?

El primer límite es de lo que puedas justificar con facturas. Las subvenciones no se dan sin más. Según el artículo 127 de la LOREG, “en ningún caso la subvención correspondiente a cada grupo político podrá sobrepasar la cifra de gastos electorales declarados, justificados por el Tribunal de Cuentas en el ejercicio de su función fiscalizadora”.

En cuanto a los gastos generales, el artículo 175 determina una asignación de 21.167,64 por cada escaño obtenido en el Congreso de los Diputados o en el Senado, 0,81 euros por cada uno de los votos conseguidos por cada candidatura al Congreso, uno de cuyos miembros al menos, hubiera obtenido escaño de Diputado y 0,32 euros por cada uno de los votos conseguidos por cada candidato que hubiera obtenido escaño de Senador. Sin embargo, el conjunto de los gastos no puede superar otro tope que resulta de multiplicar por 0,37 euros el número de habitantes de cada circunscripción donde se presente el partido.

En cuanto a los envíos postales, que van aparte, la subvención sólo se abona si el partido consigue formar grupo parlamentario en el Congreso, en el Senado o en las dos cámaras. Por eso la formación de grupos parlamentarios es siempre un asunto clave para partidos como IU, que en esta legislatura tiene que asumir con sus fondos propios cerca de dos millones de euros de agujero de la última campaña. Confiaban en tener grupo propio, pero no lo lograron. El Estado abona 0,18 euros por elector en cada una de las circunscripciones donde se haya presentado cada formación.

Todo lo que pasa del límite lo abonan los partidos con los fondos propios de cada organización.

-¿Pueden renunciar los partidos a la subvención?

La ley explicita los gastos que subvenciona, pero si los partidos no quieren hacer uso de ellos, basta con no efectuar los gastos o con no presentar las facturas. Lo que hacen las formaciones políticas es en realidad lo contrario: tratar de afinar lo más posible su predicción para no pasarse del tope pero no quedarse muy por debajo, dejando de gastar lo que les corresponde.

En estos momentos, la LOREG no se puede cambiar, por lo que una posible renuncia a los gastos tendría que ser voluntaria y fruto de un acuerdo no vinculante.

-¿Cómo se justifica un gasto como electoral?

Con una factura. El artículo 130 explica los tipos de gastos que se pueden justificar. Su fiscalización corresponde al Tribunal de Cuentas, que revisa la documentación aportada después de las elecciones y puede pedir correcciones o no admitir lo que considera.

-¿Recibirán otra subvención tras el fracaso electoral de la XI legislatura?

Como la ley no se puede cambiar y la nueva convocatoria electoral se ajusta a la norma, el proceso se repite, aunque sea una vuelta a las urnas. La legislación española no prevé reducción alguna en caso de que la convocatoria sea una repetición.

Los planes de los partidos

Los cuatro principales partidos han hablado de una campaña austera. Pero discrepan en la forma de hacerlo. Estos son sus planes:

Partido Popular

- ¿Cuánto dinero ha recibido su partido?

El PP recibe 12,8 millones de subvención por escaño y voto, el límite que marca la ley, ya que fue el partido más votado (123 escaños). Para el envío de papeletas obtuvo otros 6,2 millones, la misma cuantía que los otros tres partidos principales, puesto que este cálculo se hace con el número de electores en las circunscripciones en las que se presentan, no de los resultados obtenidos. En total, entre subvenciones ordinarias y para papeletas, el PP tiene asignados 19 millones de euros (17,7 si restamos en cuenta las candidaturas en las que se presenta en coalición con otros partidos).

- ¿Cuánto gastó para el 20-D?

Gastó unos 12 millones de euros en la pasada campaña electoral, aunque su equipo de campaña no ha desgranado en qué ha invertido este dinero. La mayor parte se destina a promocionar a su candidato a través de radio, en redes sociales y vallas publicitarias, además de enviar folletos a las casas de todos los españoles para que conozcan más en profundidad al candidato.

- ¿Cómo piensan ahorrar para el 26-J?

El PP no va a renunciar a la subvención por el envío postal de propaganda electoral que el Estado abona a los partidos que tienen grupo parlamentario propio. Es partidario de ahorrar, pero en otros asuntos. Por ejemplo, hará actos de campaña sencillos, en municipios pequeños, y huirá de grandes espacios como plazas de toros o polideportivos, lo que conduce a herramientas menos costosas.

El PP ha dicho adiós a los grandes mítines y va a recurrir a actos más pequeños en los que la proximidad con el votante será mayor. Pero los conservadores rechazan la idea de C´s de que el Estado se haga cargo de un único envío con la propaganda y las papeletas de todas las candidaturas.

Partido Socialista (PSOE)

- ¿Cuánto dinero ha recibido su partido?

“Hemos recibido 8 millones en subvenciones públicas por resultados electorales y 4,9 millones por subvención pública de envíos electorales”, explican desde el área de Organización, que dirige César Luena, número dos del partido.

- ¿Cuánto gastó para el 20-D?

El gasto ha sido muy ajustado, según explican desde el PSOE: “8,6 millones en gastos electorales ordinarios y 4,9 millones en gastos de envíos electorales”. Es decir, 600.000 euros más de lo que cubre la legislación, según el PSOE.

- ¿Cómo piensan ahorrar el 26-J?

“En las próximas elecciones prescindiremos de elementos de publicidad exterior y buscaremos fórmulas para disminuir el gasto en envíos electorales”, explican, aunque de momento sin más concreción.

Podemos

- ¿Cuánto dinero ha recibido su partido?

Podemos recibió en concepto de subvenciones 2.811.008 euros, según los datos aportados por la formación morada. Es la cifra idéntica al gasto del partido en la campaña electoral del 20-D. De hecho, en Podemos destacan que han ahorrado 1,6 millones de euros a las arcas públicas porque, dados sus resultados en las urnas, podrían haber recibido algo más de 4,4 millones.

- ¿Cuánto gastó para el 20-D?

Podemos previó una campaña de 2.540.000 euros, aunque finalmente se gastó 268.500 euros más hasta un total de los 2.811.008 euros mencionados.

- ¿Cómo piensan ahorrar el 26-J?

Cuando se pregunta por este asunto, en Podemos destacan que son el partido que más ha ahorrado al Estado. En concreto, el 20-D dejaron de ingresar 1.646.510 euros. En total, en todas las campañas electorales de 2015 (andaluzas, europeas, autonómicas y generales) Podemos ha ahorrado 11 millones de euros de dinero público. "Es casi imposible hacer una campaña más barata que la nuestra, siempre hacemos el máximo esfuerzo por gastar lo menos posible", señalan fuentes oficiales.

Ciudadanos

- ¿Cuánto dinero ha recibido su partido?

Ciudadanos gastó 6.350.000 de euros en la campaña del 20-D: 3.475.000 de gastos ordinarios (logística, publicidad o alquiler de espacios, entre otros) y 2.875.000 en los envíos postales.  

- ¿Cuánto gastó para el 20-D?

El partido de Rivera dice que con sus resultados (40 escaños) ha ahorrado 1,6 millones al Estado. En cualquier caso, Ciudadanos puede reclamar el dinero invertido en la campaña: es decir, 6,3 millones.

- ¿Cómo piensan ahorrar el 26-J?

Rivera ha sido el líder más claro hasta el momento. Ha propuesto reducir la partida de 'mailing' en 25 millones y recortar el gasto ordinario. El líder de Ciudadanos ha reclamado más debates en televisión, que, por ejemplo, son gratis. El partido ha pedido una campaña austera que "busque soluciones" y en la que espera que los españoles valoren la "capacidad" de diálogo que han demostrado.