Corrupción

El juez deja libre al alcalde de Granada tras declarar por corrupción urbanística

La UDEF investiga a José Torres Hurtado (PP) por presuntas concesiones irregulares. Los agentes registraron el Ayuntamiento granadino, la sede de Urbanismo, así como empresas y varios domicilios, entre ellos la casa del alcalde.

Agentes de la Policía en la puerta del Consistorio granadino durante los registros esta mañana

Agentes de la Policía en la puerta del Consistorio granadino durante los registros esta mañana

La Policía Nacional ha registrado el Ayuntamiento de Granada en una operación contra la corrupción urbanística. Desde las 7:50 de la mañana, dos furgones de agentes integrados en la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) registraron tanto las dependencias del gobierno municipal como las oficinas de la concejalía de Medio Ambiente y detuvieron al alcalde José Torres Hurtado, la concejal de Urbanismo en la capital, Isabel Nieto, y varios empresarios. Además, los agentes llevaron a cabo registros en varias empresas locales y en el domicilio de algunos regidores. Tras prestar declaración, el primer edil ha quedado en libertad.

En las inmediaciones de la calle Obispo Hurtado, en la que vive el alcalde Torres Hurtado, se ha desplegado una quincena de policías. Los agentes de la UDEF han tomado declaración al primer edil en su domicilio. "No tengo ni idea de lo que ha podido pasar. Algo del alcalde, ¿no?", pregunta una vecina, que aguarda junto al portal de la vivienda teléfono en mano para hacer fotos del momento y compartirla con sus familiares. "¡Esto no es algo que se vea todos los días!", exclama, mientras señala a los agentes y a los periodistas.

El caso, coordinado por le Juzgado de Instrucción número 2 de Granada y la Fiscalía de Medio Ambiente investiga la presunta concesión irregular de una zona de ocio en la ciudad, la llamada operación Serrallo Plaza. La operación, que permanece secreta, se ha lanzado tras dos denuncias presentadas por el Ministerio público. Los agentes de la UDEF analizan desde hace más de un año la información sobre las concesiones que se desarrollaron en aquel proyecto, con la sospecha de que el Ayuntamiento favoreció a varias constructoras afines.

Según fuentes de la investigación, los agentes han acordonado las dependencias municipales y solicitado a los trabajadores las contraseñas de los ordenadores para comenzar el registro. Además, tomarán declaración tanto al actual alcalde, José Torres Hurtado, como a varios concejales y al secretario del Ayuntamiento. Además, los agentes registran el Ayuntamiento en busca de pruebas sobre la presunta manipulación de los contratos y la posible participación de otros funcionarios en la trama investigada. En total y según fuentes del caso, la red contaría en un primer momento con 16 investigados, aunque el número real dependerá de los registros lanzados esta misma mañana.

"No sabemos nada", ha sido lo único que ha comentado el concejal de Economía y Hacienda de Granada, Curro Ledesma, cuando ha entrado en el edificio. "Todo esto nos ha pillado por sorpresa", ha comentado una funcionaria en las inmediaciones de las dependencias municipales. "En los periódicos ya se había hablado algo de alguna trama, pero no sabíamos que pudiera estallar así", ha añadido.

El alcalde Torres Hurtado, del Partido Popular, gobierna Granada en minoría tras las últimas elecciones municipales, y fue aupado al cargo con el apoyo de Ciudadanos. Sin embargo, la formación naranja le retiró su apoyo cuando su concejala de Urbanismo, Isabel Nieto, se vio salpicada por una denuncia de la Fiscalía en el llamado Caso Serrallo. Ahora, los agentes investigan a miembros de la corporación por posibles delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación.