La polémica gala del cine indio

Así mintió sobre sus problemas penales la empresa que traerá los premios de Bollywood a Madrid

Un turoperador de Orlando denunció a Wizcraft en marzo de 2014. La portavoz de la empresa dijo hace unos días que era un caso cerrado. Estos documentos demuestran que no.

Carmena en la presentación de los Oscar de Bollywood.

Carmena en la presentación de los Oscar de Bollywood. Getty Images

La empresa que aspira a organizar los premios de Bollywood en Madrid mintió sobre sus problemas judiciales en Estados Unidos. Así lo prueban varios documentos a los que ha tenido acceso este periódico. Entre ellos uno que atestigua que Wizcraft está intentando aplazar la fecha del juicio que tiene pendiente en Florida. El letrado de la empresa presentó una moción para retrasarlo unas horas después de que su portavoz dijera a EL ESPAÑOL que el caso estaba cerrado.

Manuela Carmena anunció en marzo su intención de otorgar a Wizcraft una subvención de un millón de euros a cambio de albergar los IIFA, los premios del cine indio que la empresa creó en el año 2000. Esa suma debe aprobarla el pleno que se celebrará este miércoles. El PP ya ha anunciado que sus concejales votarán en contra. Ciudadanos opta por la abstención y el PSOE aún no ha decidido si sus ediles votarán a favor.

Los hechos de la denuncia pendiente de Wizcraft se remontan a abril de 2014, cuando los premios de Bollywood se celebraron en la ciudad de Tampa.

El turoperador Akarsh Kolaprath asegura que la empresa india le prometió un 3% de los ingresos del evento de Tampa a cambio de unas gestiones que le costaron unos 265.000 dólares y gastos de cancelación por valor de un millón. Akarsh afirma que presentó a los responsables de la empresa a las autoridades locales de varias ciudades y les pagó estancias en hoteles y billetes de avión en primera clase con la esperanza de cobrar esa comisión.

El turoperador fue nombrado director turístico de los premios y reservó unas 4.000 habitaciones de hotel en Tampa para junio de 2014. Pero los responsables de Wizcraft adelantaron los premios a abril y Akarsh se vio obligado a pagar cientos de miles de dólares en gastos de cancelación.

En noviembre de 2013, Noreen Khan, vicepresidenta de Wizcraft, le dijo a Akarsh en nombre de Wizcraft en un correo electrónico que no anulara las reservas. Pero entretanto la empresa empezó a reservar los hoteles para abril a espaldas del turoperador.

Estos hechos llevaron a Akarsh a presentar la denuncia contra Wizcraft y contra varios de sus responsables en marzo de 2014. Primero en Nueva York y luego en un juzgado de Tampa, donde el caso ha ido avanzando bajo la supervisión del magistrado Michael G. Williamson, que ha fijado el juicio oral para el 15 de agosto de 2016. El resumen del caso se puede consultar aquí.

Al conocer la denuncia, este diario llamó el 18 de marzo a Noreen Khan, que ejerce como vicepresidenta de Wizcraft y que es la persona con la que ha estado en contacto el Ayuntamiento de Madrid.

Khan negó que las acusaciones fueran ciertas y aseguró que el juez había fallado en contra del turoperador. “Es un asunto cerrado”, dijo. “Cuando nosotros nos vamos de un territorio, lo dejamos todo cerrado”.

La conversación telefónica con Khan duró 19 minutos y tuvo lugar en torno a las siete de la tarde del viernes 18 de marzo. Tres días después, el abogado de Wizcraft presentó ante el juez una moción para aplazar la fecha del juicio hasta febrero de 2017.

La moción se puede leer aquí y la firma el letrado Gus Centrone, que representa a la empresa desde el inicio del proceso. El juez Williamson debe fallar sobre la petición de Wizcraft el próximo 7 de abril. Pero ese fallo sólo puede demorar el juicio y en ningún caso puede archivar la denuncia, en la que el turoperador de Orlando solicita siete millones de dólares de Wizcraft y de los socios que le ayudaron a organizar los premios de Bollywood en Tampa en abril de 2014.