Cataluña

Rajoy y Puigdemont ceden el protagonismo a las víctimas en su primer encuentro

Ambos mandatarios coinciden por primera vez en el homenaje a las víctimas de Germanwings.

Mariano Rajoy y Carles Puigdemont en el acto celebrado en el aeropuerto de El Prat

Mariano Rajoy y Carles Puigdemont en el acto celebrado en el aeropuerto de El Prat Efe

El presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, han coincidido este miércoles en Barcelona por primera vez desde que Puigdemont se convirtió en el líder del Ejecutivo catalán. Ambos mandatarios, que durante estos casi tres meses ni siquiera habían hablado por teléfono, han presidido el acto de homenaje a las víctimas de la tragedia del vuelo de Germanwings.

El encuentro entre ambos se ha producido en un momento de máxima incomunicación entre el Gobierno central y el catalán. Desde la investidura del pasado 10 de enero, Puigdemont y Rajoy no habían coincidido ni hablado por teléfono, ni siquiera el pasado sábado después de que un accidente de autobús se cobrara la vida de 13 jóvenes en Tarragona. A pesar de la tensión, ambos dirigentes han cedido el protagonismo a las víctimas y han mantenido una actitud cordial durante todo el acto.

Los dos mandatarios han llegado juntos al acto sobre las 10 de la mañana, seguidos por un séquito de autoridades, miembros de cuerpos de seguridad, voluntarios y familiares de las víctimas. Al acto ha acudido una amplia representación del Govern, con varios consellers y el vicepresidente Oriol Junqueras. También han mostrado su apoyo a las víctimas el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y representantes de casi todos los grupos parlamentarios de la cámara catalana como la líder de la oposición Inés Arrimadas (C's), Xavier García Albiol (PP), Lluís Rabell (CSP) y Eva Granados (PSC). También se han acercado al homenaje la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la presidenta del Parlament Carme Forcadell.

El acto se ha celebrado enfrente del mural de la Terminal 2 del aeropuerto de Barcelona, lugar desde donde salió el pasado 24 de marzo el avión de Germanwings cuyo piloto estrelló en los Alpes franceses causando 150 muertos. El homenaje, presidido por la bandera española, catalana y europea ondeando a media asta, ha contado con la participación de todos los cuerpos e instituciones que intervinieron durante la tragedia: La asociación de víctimas, la Guardia Civi, la Policía Nacional, los Mossos d’Esquadra, la Polícia Local, Protección Civil, la Cruz Roja, el personal del aeropuerto del Prat así como los representantes de los gobiernos francés y alemán. Todos los participantes han querido recordar tanto a las víctimas del accidente de autobús de Freginals (Tarragona) del pasado sábado como las del atentado del martes en Bruselas.

La presidenta de la asociación de afectados por la tragedia, Silvia Chaves, ha empezado agradeciendo a todas estas instituciones su trabajo durante ese día y las jornadas posteriores al siniestro. Chaves, sin embargo, ha recordado que las medidas de seguridad fallaron el pasado 24 de marzo y ha emplazado a las autoridades a mejorarlas para que no se repitan episodios parecidos.

Puigdemont también ha incidido en la necesidad de mejorar las medidas de seguridad y ha querido agradecer la actuación de todos los que trabajaron durante esos días. El president, no obstante, se ha mostrado orgulloso de la actuación de la ciudadanía. “En las peores tragedias sale lo mejor que tiene un país”, ha afirmado.

“No encuentro mejor manera de honrar la memoria de las víctimas que el compromiso de todos para evitar que se produzcan tragedias similares”, ha añadido Rajoy. El presidente en funciones ha querido destacar su orgullo por la “gestión coordinada” entre España, Francia y Alemania así como entre el Gobierno central y la Generalitat durante esos días.

Una vez acabadas las intervenciones de las autoridades, se ha realizado una ofrenda floral ante la placa que se ha descubierto este miércoles delante del aeropuerto. Las víctimas, algunas de ellas entre sollozos, se han acercado paulatinamente para recordar a las víctimas de una de las tragedias aéreas más dolorosas de los últimos años.