ENTREVISTA

Pedro J. Ramírez en Canal Sur: “Si no son capaces de pactar, que se vayan a su casa”

El director de EL ESPAÑOL ha vuelto a poner sobre la mesa su combinación ganadora: un tripartito de PP, PSOE y Ciudadanos.

Plató del programa “¿Y tú qué opinas?” de Canal Sur

Plató del programa “¿Y tú qué opinas?” de Canal Sur Canal Sur

  1. Canal Sur
  2. Pedro J. Ramírez
  3. Televisión
  4. Periódico EL ESPAÑOL
  5. Pactos electorales
  6. Investidura
  7. Partidos políticos
  8. Periodismo
  9. Diario El Mundo
  10. Medios de comunicación

No ha sido “En la tuya o en la mía”. Al final, ha sido en “La nuestra”, como dice el viejo eslogan de Canal Sur. Porque mientras en TVE siguen sin emitir la entrevista de Bertín Osborne a la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada, ya que en un fragmento aparece Pedro J. Ramírez, en el canal autonómico sí se le ha dado al director de EL ESPAÑOL la oportunidad de hablar largo y tendido de todo en el programa “¿Y tú qué opinas?”.

Desde el When I’m sixty four de The Beatles a su salida de El Mundo, pasando por su análisis de esta coyuntura política. Mensaje a los actores: la nueva política es pactar e ir de nuevo a las urnas sería lo peor de la vieja política.

El director de EL ESPAÑOL, que se ve inmune a cualquier antídoto contra el “veneno” del periodismo como forma de vida, ha puesto el foco en que de no haber pacto, cree que había que “castigar” a los 350 diputados. Un castigo que bien podría pasar por una enmienda a la Constitución o una reforma de la Ley Electoral, donde se prohibiera concurrir a unas elecciones a quienes hayan sido incapaces de dialogar y responder al mandato que ha salido de las urnas. “Pero tenemos lo que tenemos, si no son capaces de pactar, que se vayan a su casa”.

En lo que sí ha coincido con el jurista Antonio Martín Pallín, fiscal y magistrado emérito del Tribunal Supremo, con quien ha compartido la recta final de la entrevista, es en la esperanza de que pueda darse ese acuerdo. En términos futbolísticos, como ha descrito el magistrado, cree que será factible en “el minuto 91 de la prórroga”.

Ramírez ha vuelto a poner sobre la mesa su combinación ganadora: un tripartito de PP, PSOE y Ciudadanos, con un presidente de consenso a escoger entre la lista de 18 candidatos propuestos en EL ESPAÑOL. De no darse ese resultado, mejor materializar el Pacto de El Abrazo en una presidencia de Pedro Sánchez con Ciudadanos, con luz verde vía abstención PP y Podemos. La última opción y la que menos le cuadra: acuerdo por la izquierda.

En estas ecuaciones, el problema es que hay dos partidos, PP y Podemos, que tienen la clave y, a su juicio, están jugando a la polarización, comparten crisis interna y ven como única vía de escape las urnas. Queda por ver el juego final de la abstención, si es que este llega, y cómo se le saca rédito político.

Nuevos y viejos líderes

De los cuatro actores en el actual mapa político, Ramírez ha querido trazar sus perfiles. Con el líder de Podemos es con el que menos conecta. Una advertencia sobre sus formas autoritarias a la hora de acallar las discrepancias en su partido, tras el cese fulminante de su ya exsecretario de Organización, Sergio Pascual. Una “decapitación” que, bajo su punto de vista, desvela una forma de gobernar: el ordeno y mando. Le reconoce su papel de “agitador”.

De los artífices del Pacto de El Abrazo, ha colocado a Albert Rivera bajo la sombra de Adolfo Suárez, mientras a Pedro Sánchez le ha reconocido su “audacia” para hacerse con la secretaría general del PSOE y “valentía política” por este acuerdo con el líder de Ciudadanos.

Pero en el PSOE hay otro nombre en su lista, el de la presidenta andaluza y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz. Siente curiosidad por la “lideresa” y le gustaría verla por Madrid. Que tomen buena nota en San Telmo, porque tiene interés en conocer a quien ha escrito los prolegómenos del pacto PSOE-Ciudadanos, que ha tenido su ensayo general en Andalucía.

A Mariano Rajoy lo describe un “estafermo” que ha construido su liderazgo sobre la base de la “pasividad” y “no enterarse de la mitad y fingir no enterarse de nada”. Un perfil que viene a coincidir con el que esbozó Felipe González en este mismo programa: es un político del que todo el mundo sabe que su tiempo político ya pasó, excepto él.

En caso de recambio, tiene dentro de la categoría de “interesantes” al gallego Alberto Núñez Feijóo y la madrileña Cristina Cifuentes, política de “carácter” e “íntegra, que ya en el PP de Madrid es decir bastante”,. De quienes se barajan bajo la sombra del dedo de Aznar, como Pablo Casado, “por ahora, es el sobrinito del Pato Donald”, ha ironizado.

Del 11-M a su salida de El Mundo

En esta intensa entrevista, conducida por Mariló Maldonado y con preguntas al alimón de dos periodistas de Canal Sur Carlos María Ruiz y Carmen Rodríguez, no ha esquivado las preguntas sobre el 11-M (siguen bajo su punto de vista sin resolverse el quién, por qué, cómo y con qué, aunque ya no tiene la misma “actitud beligerante”) o su salida de El Mundo.

Quizás sí ha puesto nombre al “inútil” que le forzó su salida, porque Pedro J. Ramírez no se fue. El qué precipitó su destitución está en la contabilidad B del extesorero del PP Luis Bárcenas, y el quién es Pietro Scott Jovane, exconsejero delegado de RCS.

Ahora tiene en EL ESPAÑOL su nuevo proyecto, que enfoca como una oportunidad que brinda el mundo digital a “devolver los márgenes de libertad a los periodistas”, que han pasado de estar “de rodillas” y a “ir levantándose”, en lo que constituye “una recuperación del libertad por parte de la sociedad española”.

El programa ¿Y tú qué opinas? cumple justo ahora su primer mes de existencia. Se estrenó el pasado 16 de febrero con la entrevista a Felipe González, y a él han seguido el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, o el juez de menores de Granada Emilio Calatayud.