Estafas

El timo de la estampita 2.0: detenidos al intentar estafar 50.000 euros con billetes tintados

La Policía Nacional ha detenido a dos personas en Barcelona cuando iban a estafar a una víctima a la que ofrecieron comprarle su panadería por 50.000 euros en billetes teñidos totalmente de negro.

  1. Estafas
  2. Policía Nacional
  3. Detenciones
  4. Sucesos y Acontecimientos
  5. Barcelona
  6. Camerún
  7. Dinero

La Policía Nacional ha detenido a dos personas en Barcelona a las que ha sorprendido cuando iban a estafar a una víctima a la que ofrecieron comprarle su panadería por 50.000 euros en "billetes tintados", teñidos totalmente de negro, haciéndole creer que con un producto recuperarían el color original.

Según han informado a fuentes policiales, los detenidos son Enric O.A. y Samuel M.F., ambos naturales de Camerún, que trataron de engatusar a la víctima, haciéndole creer que habían teñido de negro una importante cantidad de billetes para poderlos sacar de su país y que una vez en Barcelona los querían utilizar para adquirir su negocio.

Los dos acusados contactaron con la víctima y le mostraron cómo algunos billetes totalmente teñidos de negro recuperaban el color original al aplicarles una solución elaborada con vitamina "C".

Se trata de un método de estafa conocido como "was-was" o "billetes tintados", en el que se tiñen con yodo algunos billetes legales, para que actúen como cebo, y ante la víctima se le demuestra que aplicando el producto elaborado con vitamina "C" recuperan su color habitual.

Los estafadores hacen creer a la víctima que tienen una gran cantidad de dinero en billetes de curso legal, que han teñido para poder sacarlos de su país, y que están dispuestos a cambiarlo por una cantidad menor de billetes sin tintar.

Cartulinas como billetes

En este caso, los estafadores se acercaron a una panadería y le propusieron al dueño comprar el negocio por 50.000 euros, un precio expresamente abultado, ya que por la zona el precio actual ronda los 35.000 euros, según informa Efe.

La víctima le comunicó a un amigo la oferta que había recibido, ante lo que éste le advirtió de que se podía tratar de una estafa, por lo que pusieron el caso en manos de la Policía Nacional.

La Policía estableció un dispositivo de control para el momento en el que se iba a efectuar la transacción y cuando los estafadores llegaron a las inmediaciones del local les detuvieron y les intervinieron cartulinas negras que simulaban ser billetes.

La investigación sigue abierta, ya que la Policía Científica está analizando los falsos billetes teñidos de negro por si encuentra huellas que permitan descubrir la participación de terceras personas en la estafa.