REAPARECE EL EX PRESIDENTE VALENCIANO

Francisco Camps se ofrece a Mariano Rajoy para regenerar Valencia: “Ganaría de calle”

El expresidente compagina su faceta de docente con un puesto vitalicio en el Consejo Consultivo. 

El expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps.

El expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps. Efe

Apenas unas horas después de que aparecieran unas informaciones que le señalaban como el “conseguidor” de la Operación Taula, Francisco Camps ha salido de su guarida para defenderse y venderse como un mártir al que solo le acusan de mentiras. “Estoy harto de suposiciones, mentiras e inconcreciones”, replicó. El político, conocido mundialmente por sus trajes, ha aprovechado la falta de liderazgo en el Partido Popular para dar un paso al frente ahora y postularse para regenerar el partido en Valencia. “A lo mejor”, llegó a decir, hasta se presenta a las primarias del PP para volver a dirigir la región. Si se presentara, está convencido de que “ganaría de calle”.

En una rueda de prensa sin precedentes, por el tono y las formas, Camps se mostró “indignado, harto”. Camps ha calificado de “horror” la tesis de los investigadores de que el PP de la Comunidad Valenciana actuó como una banda criminal y ha pedido al director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, que le diga qué agente le acusa de estar en el epicentro de ese caso de corrupción y por qué. “He sufrido un linchamiento a mi persona”, aseguró, y dudó hasta de si se está respetando el estado de derecho. Sin embargo, a pesar de que se ha presentado ante los medios como un abanderado de la limpieza política, en un momento de la comparecencia ha pedido públicamente que no lo arresten. “Que me detengan, que me llamen y daré las explicaciones que me pidan”.

El propio Camps ha detallado cómo ha intentado frenar sin éxito la información que revelaba su implicación directa en el caso Taula. El expresidente estuvo desde las dos hasta las seis de la madrugada hablando con el juez de guardia para evitar la publicación de la noticia que adelantado La Ser y que ha corrido como la pólvora desde primera hora de la mañana de este lunes. Si hubiera tenido conocimiento de que se cobraban comisiones en el PP valenciano, asegura, “lo habría denunciado”.

También habló en nombre de la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, escondida desde hace semanas para no dar explicaciones sobre el caso que se ha llevado por delante a todo su equipo de Gobierno municipal. “Rita está triste por lo que se está diciendo de ella”, replicó el expresidente, dejando claro que él está en contacto con la popular más repudiada de toda Valencia.

Ilustración: Tomás Serrano

Ilustración: Tomás Serrano

El expresidente de la Generalitat, que dimitió al verse en el banquillo por el caso de los trajes, se atreve a poner la “mano en el fuego” por su amiga y compañera Barberá; por el expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, y por todos aquellos condenados públicamente sobre los que no pese una condena firme. Sobre Carlos Fabra y Rafael Blasco, los dos en prisión por corrupción, prefiere no opinar. La reaparición y el amparo del hombre que lo fue todo en la región llega a la misma hora que el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, pide a Barberá desde la sede central de Génova que reflexione si “aporta algo” al partido al que pertenece. En un tono muy duro, le ha mostrado la puerta de salida con una afirmación sin precedentes: “Hay vida fuera de la política”.

¿Dónde estaba Camps?

“Estoy más preparado que nunca para ser presidente de la Generalitat o del Gobierno”. Francisco Camps hizo estas declaraciones al año prácticamente de dimitir en una sonada entrevista en la revista Telva. Lo hizo tras ser declarado no culpable en el llamado ‘juicio de los trajes’. Desde entonces se le habían conocido contadas comparecencias públicas. Aparte de la de este lunes, el expresidente valenciano fue recientemente entrevistado por televisión a raíz de la publicación de su tesis doctoral.

Esta ha sido una de sus facetas desde que dejó la política. Camps se refugió en la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir donde participa en un máster relacionado con el Derecho desde finales de 2012 o dando conferencias. Ese año, el expresidente defendió en la Universidad Miguel Hernández de Elche, en Alicante, su tesis doctoral titulada ‘Propuestas para la reforma del sistema electoral’. El documento tiene 697 páginas y recibió un sobresaliente ‘cum laude’.

Camps compagina ahora su faceta docente con el puesto nato que tiene en un Consejo Consultivo valenciano por el hecho de haber sido presidente. Gracias a ello tiene un sueldo anual de 58.000 euros, coche oficial, despacho y secretaria. Desde este órgano, el Consell Jurídic Consultiu (CJC), afirman que su función es meramente la de un asesor, tiene voz pero no voto en las decisiones que se toman, pero sí acude a los plenos del organismo que se celebran cada jueves.

Además de su faceta docente y la de consejero nato del CJC, Camps tiene frente a sí varias citas. El 13 de mayo deberá comparecer ante la comisión de investigación sobre el accidente de metro de Valencia. También está imputado en la causa por el desfalco de la Fórmula 1. El juzgado que lo investiga le citará a declarar una vez desfilen todos los testigos.