Caso Nóos

La fecha de declaración de la infanta, por decidir

Mientras se produce la séptima jornada del juicio, el tribunal de Nóos deja abierto el día en el que se interrogará a la esposa de Urdangarin.

La infanta Cristina.

La infanta Cristina.

El tribunal de la Audiencia de Palma que juzga el caso Nóos ha decidido que el juicio mantendrá en los próximos días el orden previsto y continuará con las declaraciones de los cinco acusados de la Comunidad Valenciana y cuando concluyan fijará un día para la declaración de la infanta Cristina.

En un principio estaba previsto que la hermana del Rey, acusada como cooperadora necesaria de dos presuntos delitos fiscales cometidos por su marido, Iñaki Urdangarin, prestara declaración la última, el 26 de febrero, pero el tribunal cambió el orden de las comparecencias a petición de un abogado que tenía otro juicio preferente.

Las magistradas no han aceptado la petición formulada ayer por la defensa de la infanta de volver al calendario original previsto para la vista oral, que fue modificado por ese otro juicio de manera que la declaración de la infanta se había adelantado al viernes 19.

La presidenta de la sala, Samantha Romero, ha señalado que el juicio proseguirá con las declaraciones de los ex altos cargos de la Comunidad Valenciana y del exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau. La magistrada ha explicado que el tribunal ha valorado que es conveniente esta modificación "para el mejor esclarecimiento de los hechos".

"Respecto del resto del orden, el tribunal está a la espera de ver cómo se suceden los interrogatorios en duración, y en función de esa circunstancia tomará la decisión que estime conveniente", ha dicho la jueza Romero, quien ha señalado que el juicio va con cierto retraso.

Como el juicio que ocasionó el cambio de calendario y adelantó las declaraciones de Grau y la infanta ya ha finalizado, el defensor de doña Cristina, Pablo Molins, pidió ayer que la sala que enjuicia el caso Nóos retomara el orden original, según el cual, la última en declarar sería la hermana del Rey.

A esta petición se habían sumado el letrado del exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, y también Virginia López Negrete, la abogada de Manos Limpias, la única acusación que presenta cargos contra la infanta.

Arranca la séptima jornada del juicio

Los antiguos duques de Palma, junto a los otros 15 acusados, comparecen de nuevo este miércoles ante el tribunal de la sección primera de la Audiencia de Palma que juzga el caso en las dependencias habilitadas para la vista en la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) en la capital balear.

Con un dispositivo de seguridad similar al desplegado desde el primer día (el 11 de enero, cuando se expusieron las cuestiones previas), el proceso inicia así la sexta jornada de declaraciones de acusados, con la continuación del interrogatorio del exdirector de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (Cacsa), Jorge Vela.

Vela explicó el martes que no cuestionó el precio de organización de los foros Valencia Summit por parte del Instituto Nóos -en torno a un millón por foro-, porque le "venía dado" y se trataba de "un patrocinio" exento de cumplir la normativa de contratación pública.

El primero de los antiguos altos cargos públicos valencianos acusados en el juicio de Nóos que declara ante el tribunal de la Audiencia de Palma, insistió que no encargó informes económicos sobre el "canon" solicitado por la entidad de Iñaki Urdangarin porque no era preceptivo.

Según Vela, cuando se celebraron los Valencia Summit (2004, 2005 y 2006), los foros eran un evento del Instituto Nóos que Cacsa y la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau se limitaban a patrocinar porque se ajustaban a sus fines, y no un servicio prestado a la Generalitat.

Las acusaciones piden entre 6 y 11 años de prisión para Vela por presuntas prevaricación, falsedad, malversación y tráfico de influencias.

Después de Vela está previsto que presten declaración la que fuera responsable jurídica de Cacsa, Elisa Maldonado y el exdirector de dicha entidad José Manuel Aguilar.