Caso Nóos

Pepote Ballester': “El objetivo era contratar a Urdangarin. Así lo ordenó Matas”

El primer arrepentido del 'caso Nóos' reconoce que no se abrió ningún expediente para conceder los contratos al cuñado del Rey Felipe VI.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín a su llegada al juicio en Palma.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín a su llegada al juicio en Palma. Reuters

El juicio por el 'caso Noos' ha arrancado con el interrogatorio del primer arrepentido, el ex director general de Deportes del Gobierno balear, José Luis 'Pepote' Ballester. Ha reconocido que el objetivo era conceder contratos a “Don Iñaki” y daba igual el presupuesto y las condiciones. Así lo ordenó el entonces presidente, Jaume Matas. “Todos sabían perfectamente cuales eran los pasos y los objetivos a cumplir. El objetivo era contratar a Urdangarin. No me queda ninguna duda que era directriz de Matas contratarle. Si te dicen contrata, este es el precio. No hay ninguna duda”, ha explciado a preguntas del fiscal.

Ballester ha reconocido que cuando Iñaki Urdangarin presentó un presupuesto de 1,2 millones de euros, nadie dudó de ese precio:

Fiscal: ¿No se movía un duro sin la orden del presidente?

Ballester: En esa cantidades y en esos términos no.

F: ¿Era necesario abrir un expediente?

B: (asiente con la cabeza) Ese es el motivo por el que estamos aquí, entre otros.

F: ¿No le extraño que todas las cantidades fueran redondas?

B: (Sonríe) Ni se bajó a ver si se iban a gastar lo que ponía en el presupuesto. No hubo una comparativa, no hubo otro presupuesto. ¿Si me pregunta si se decidió firmar con ese importe? Sí. ¿Y sólo con ese importe? Sí.

Ballester, acusado de prevaricación, fraude, malversación y tráfico de influencias, ha reconocido que parte del dinero que se entregó al Instituto Noos en varios de los contratos firmados con ésta se entregó a traves de la Fundación Ilsport, presidido por Matas. Las actas de las reuniones de la Fundación nunca se celebraron, según Ballester. “Lo que hacia era vestir el santo. Matas tomaba las decisiones, y trasladaba a la gente que había nombrado. Todos los que estábamos ahí sabíamos perfectamente cuales eran las directrices. No había ningún tipo de recelo. No nos quedaba ninguna duda de lo que había que hacer. Matas marcaba las directrices y el gerente lo reflejaba en el acta y lo pasaba a firma”.

'Pepote' Ballester ha explicado que en ese momento no sabía que se estaban haciendo mal las cosas y se dio cuenta tras su detención en febrero de 2009 y cuando empezó a analizar la documentación.

“Lo único que me importa es ganas las elecciones"

Durante su interrogatorio, Ballester, para quien la Fiscalía solicita dos años de cárcel, ha insistido que nada se movía sin autorización de Matas y fue éste quien ordenó que se aprobaran y trocearan los tres convenios concedidos a Noos para evitar tener que abrir un expediente administrativo. El fiscal Pedro Horrach le ha preguntado en reiteradas ocasiones porqué nadie alertó de que no se estaba haciendo por el procedimiento oportuno. “No se da cuenta que me enfado cuando me repite que lo he hecho mal”, ha contestado.

Ballester ha narrado en la sala, ante la presencia de matas, Urdangarín, Diego Torres y la infanta, entre otros, que en 2007, una vez firmado el segundo convenio de colaboración Illes Baelars Forum, éste se negó a pagar hasta que desde Noos no se entregara el plan estratégico y otra serie de trabajos a los que se habían comprometido. Meses antes, en la primavera de 2006, Urdangarín le había llamado para avisarle que dejaba el Instituto, y quedaba al mando Diego Torres. Aún así, el yerno de Juan Carlos I le llamó en enero de 2007 para cobrar.

Previamente, le había llamado en varias ocasiones Diego Torres para reclamar los pagos. “Si no me das lo que se te pidió no puedo dar por recibido el plan estratégico. Si no actualizamos la páginas no se están haciendo las cosas. No daba crédito que no se hiciera. No entendía porqué se dilataban tanto”.

Fue entonces cuando Urdangarín le llamó sucesivas veces. “Las llamadas de Diego, Mario Sorribas y Urdagarín eran para cobrar, para que les pagara”, ha destacado. ¿Por qué llamaba Urdangarín si ya había abandonado el Instituto Noos?, le pregunta el fiscal. “Esa fue mi extrañeza y así se lo dije. Le dije cuando entregue el trabajo ya se les pagará. Les dije que hicieran su trabajo. No podían entregarme una hoja, tenían que hacer un trabajo”, ha recalcado.

El acusado ha explicado que después de esa llamada, el cuñado del Rey Felipe VI no le volvió a llamar. Tras un acto en el que Ballester se encontró a Matas días antes de las elecciones autonómicas de 2007 le comentó el problema con los pagos que estaba teniendo con el Instituto Noos, pero el presidente lo tenía claro. “Paga, mi preocupación es ganar las elecciones del domingo”.

El juicio por el 'caso Noos' ha comenzado este martes con la declaración de los acusados. Todas las miradas van a estar puestas en la infanta Cristina de Borbón. Se enfrenta a ocho años de cárcel como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales cometidos por su marido. Sin embargo, en el banquillo va a haber otros 16 acusados por un asunto con muchos más tentáculos que el de la implicación de la hermana del Rey Felipe VI. Corrupción en el seno del Gobierno balear y valenciano para favorecer a la fundación de Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres. 

1. ¿Salpica a la Casa Real?

A lo largo de la instrucción del 'caso Noos' la Casa Real ha estado muy nombrada. Torres ha sostenido reiteradamente que todo lo que se hacía en el Instituto Noos estaba supervisado por la Casa Real cuando Juan Carlos I era rey. Inicialmente, el asesor de la Infanta, Carlos García Revenga, estuvo imputado pero finalmente no fue a juicio. Ahora bien, durante la vista, que se prevee dure hasta junio, las preguntas sobre el conocimiento de la Casa del Rey sobre las irregularidades de Urdangarin en el Instituto Noos saldrán reiteradamente. Es más, están citado en calidad de testigos tanto García Revenga como el ex jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza, y el ex asesor de la Casa Real, José Manuel Romero Moreno.

Tendrán que explicar, entre otros puntos, porqué se aconsejó en 2006 a Urdangarin que dejara de figurar en el Instituto Noos y porqué el yerno de Juan Carlos I se reunió con el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y la alcaldesa, Rita Barberá, en el Palacio de la Zarzuela, antes de que se concediera a Noos unos convenios de colaboración con el Gobierno valenciano.

2. ¿Es la infanta una acusada más?

Una vez que la Audiencia Provincial de Palma ha ratificado que Cristina de Borbón no puede librarse del juicio, la hermana del Rey se sentará junto al resto de acusados ante el tribunal que les juzgará durante los próximos meses. Ahora bien, tanto ella como el resto de acusados tienen la libertad, concedida por la Sala, de que una vez finalicen los interrogatorios de los acusados podrán ausentarse de las vistas.

Esto significa que se verá a la infanta sentada en el juicio durante las próximas tres semanas. Una vez que declare ella, la última de la lista de acusados, tanto ella como el resto podrán ausentarse del juicio, opción prevista pero poco habitual. Las declaraciones de los acusados están previstas que duren hasta el 26 de febrero. A partir de ese momento, comenzarán las declaraciones de los testigos.

3. ¿De qué se acusa a la hermana del Rey?

A Cristina de Borbón no se la juzga por su relación con el entramado societario montado con el Instituto Noos y las mercantiles entre su marido y su socio. Sin embargo, Urdangarin interpuso a la sociedad que compartía con ella, Aizoon S.L., para facturar servicios de carácter personalísmo -como pagos por asesorías a empresas- prestados directamente por él mismo como persona física. Recibió en 2007 645.453 euros; y en 2008, 494.156, que declaró en el Impuesto de Sociedades. El tribunal deberá decidir si la infanta cooperó de manera necesaria con su marido al engañar a Hacienda en su declaración, cometiendo así dos delitos fiscales.

4. ¿Qué diferencia hay entre la infanta y la mujer de Torres?

Ana María Tejeiro fue imputada por el juez de Palma José Castro mucho antes de que lo hiciera con la infanta. Desde que se le relacionó con las tropelías de su marido, Torres ha intentado por activa y por pasiva que su esposa tuviese el mismo tratamiento de la hija de Juan Carlos I. Sin embargo, Tejeiro tiene mayores connotaciones en este caso que la mera cooperación con el delito fiscal de su marido. La mujer del socio de Urdangarin tiene sobre sus espaldas la acusación por el delito de blanqueo de capitales por esconder, junto a su marido, dinero en cuentas de paraísos fiscales ocultos al fisco.

Concretamente, ambos disponían de una cuenta en Andorra. Desde esa cuenta se hicieron transferencias a otra en Luxemburgo, "a efectos de ocultar y dificultar el seguimiento de dichos fondos", según sostiene el escrito de acusación de la Fiscalía. Llegó a alcanzar en el Crédit Agricole de aquel país 347.000 euros. Esas operaciones para mover el dinero de un sitio a otro las ordenaba Torres pero eran ejecutadas materialmente por Ana María Tejeiro.

De esa banco, movieron el dinero a otra cuenta en el Credit Suisse. Llegaron a sumar casi un millón de euros. "En la fecha en la que se abrió esta última cuenta corriente, Diego Torres había sido ya citado para declarar en calidad de imputado por lo que la finalidad de esta última operación era evitar que la investigación judicial localizara dichos activos, coadyuvando Tejeiro a su cónyuge en la ocultación de los fondos procedentes de la actividad fraudulenta desarrollada por este último", recoge el escrito del fiscal.

5. ¿Qué es el 'caso Noos'?

El 'caso Noos' salta como una pieza separada dentro de la investigación abierta por el juez de Palma José Castro y el fiscal Pedro Horrach por el Palma Arena. Mientras investigaban contratos amañados en el velódromo del Palma Arena salió el nombre del Instituto Noos. Empezaron a tirar del hilo hasta que dieron con indicios de que esta fundación, aparentemente sin ánimo de lucro, podría haber recibido contratos públicos amañados. Primero se descubrieron con la Administración de Baleares y después con la de Valencia y Madrid.

6. ¿Qué es el Instituto Noos

Es el epicentro de la trama. En 2003, Iñaki Urdangarin, marido de la infanta, asume la presidencia, con su socio Diego Torres como vicepresidente. Supuestamente se trataba de una especie de ONG dedicada a fines sociales altruistas. La realidad era bien distinta. Los dos socios vendían “humo” para obtener recursos económicos procedentes de organismos públicos y compañías privadas, que luego fueron destinados a nutrir entidades mercantiles propiedad de Urdangarin y Torres. Para dotar de mayor credibilidad y solvencia, colocaron a Cristina de Borbón de vocal del instituto, y a su secretario, Carlos García Revenga, de tesorero.

Su forma de actuar era sencilla. Gracias a la vinculación de Urdangarin con la Casa Real, las puertas de los máximos dirigentes autonómicos se abrían prácticamente de manera automática. Tras reunirse con ellos, sólo había que buscar la fórmula para conseguir llegar dinero público a Noos evitando los trámites legales. Una vez conseguido el dinero, en total hasta seis millones de euros, se iba desviando a sociedades previamente creadas con la única finalidad de sacar el dinero público. Desde éstas, ciertas cantidades saltaban a cuentas en paraísos fiscales.

7. ¿Quienes son los principales colaboradores?

Por su responsabilidad política, el ex presidente balear, Jaume Matas, fue quien ordenó se concedieran dos convenios de colaboración al Instituto Noos por una cantidad muy por encima al trabajo realizado, además de buscar la fórmula para evitar someterlos a concurso público. En Valencia hicieron exactamente lo mismo. Incluso se llegaron a reunir con el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y la alcaldesa, Rita Barberá, en el Palacio de la Zarzuela. Sin embargo, ellos han tenido más suerte que Matas y se han librado del juicio. El Tribunal Superior de Justicia de Valencia no vio indicios de delito en su actuación y se negó a investigarlo. Junto a ellos hay otras dos figuras clave: Marco Antonio y Miguel Tejeiro, hermanos de Ana María, esposa de Diego Torres. Participaron en la creación de las mercantiles para desviar los fondos públicos y gestionaron la facturación falsa de Noos para justificar trabajos inexistentes.

8. ¿Qué se puede esperar de los interrogatorios?

La Fiscalía ha conseguido que por ahora cinco de los acusados reconozcan los hechos y Matas estaría dispuesto a hacerlo. Esto significa que por lo menos cuatro ex altos cargos del Gobieno balear van a reconocer que recibieron la orden de entregar contratos a Urdangarin y Torres saltándose las leyes. Se trata del ex asesor legal de la empresa pública Ibatur, que depende de la consejería de Turismo de las islas Baleares, Miguel Angel Bonet; el ex director de la Fundación Illesport de Baleares, Gonzalo Bernal; el ex director del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) Juan Carlos Joaquín Alia Pina; y el ex director general de Deportes del Gobierno balear, José Luis Ballester. El quinto que reconocerá los hechos es el cuñado de Torres y administrador de Noos, Marco Antonio Tejeiro.

La declaración de estas cinco personas reforzará la acusación contra los dos principales implicados, que hasta ahora se han negado a reconocer que recibieron contratos públicos amañados y que utilizaron el dinero entregado para su beneficio personal.

9. ¿Y después qué?

Una vez que finalice el juicio, el tribunal tiene que dictar sentencia. En el caso de ser condenados pueden recurrir ante el Tribunal Supremo. Además, podrían solicitar la suspensión de la condena hasta que el alto tribunal se pronuncie, lo que significa que no ingresarían en un centro penitenciario hasta que el Supremo resolviera los recursos.