Las preguntas de la semana

¿Sánchez con las coletas, las tetas y las bicicletas?

Miguel Ángel Mellado
  1. Opinión
  2. Preguntas de la semana

NoJueves, 21 de enero, día de Santa Inés, virgen y mártir. Suena el teléfono. Al otro lado, un relevante socialista: “Leí tu artículo del domingo y me pareció que te quedabas corto con Rajoy. No es que esté demacrado, hundido y amortizado, está torrado. Pero en cada casa tenemos nuestro tesoro”. ¿A qué te refieres?, pregunto. Por el tono y el verbo torrar, se le nota caliente.

“Te lo voy a explicar. En el PSOE jamás hemos tenido un líder con menos sentido común que Pedro Sánchez. Está superando a Almunia y a Borrell. Recuerdo lo que Guerra decía con gracia y mala leche: 'Con Almunia era como si el avión (el PSOE) no acabara de despegar; con Borrell, sí, ya estamos en el aire, pero si seguimos con él, nos estrellamos'. Es lo que nos sucede ahora con Sánchez”. (Almunia fue candidato a la presidencia del Gobierno en 2000, derrotado por Aznar con mayoría absoluta. Borrell ganó en 1998 las primarias en el PSOE para ser él el candidato; al año siguiente, abandonó por presiones internas en el partido).

“El espectáculo de la constitución del Congreso de los Diputados –prosigue el renombrado socialista- más que pintoresco fue la película que nos mostró con quién estamos dispuestos a pactar. Ya está bien. Estoy harto, y como yo muchos con carné de decenas de años, de coletas, de tetas y de bicicletas. De reírles las gracias y de querer unir nuestra suerte a todos estos, embarcándonos en un populismo que no está en ADN del PSOE y que nos conduciría al desastre. ¡No lo vamos a dejar!”.

Jamás el PSOE ha tenido un líder con menos sentido común que Sánchez. No lo vamos a dejar

¿Cómo?, exclamo. ¿Qué no le vais a dejar? “No, pero déjame que te ponga ejemplos de populismo innecesario y del sinsentido de Pedro Sánchez, y luego te explico lo otro. ¿Recuerdas cuando dijo que si llegaba a presidente de Gobierno haría funerales de Estado a las víctimas de la violencia de género? ¿Acaso se soluciona un problema así con postureo tipo Podemos? ¿O cuando prometió que modificará el artículo 135 de la Constitución, que se cambió de urgencia en agosto de 2011, con un acuerdo de Zapatero y Rajoy, para limitar el déficit público, comprometiéndonos al pago de la deuda y evitar así que España fuera intervenida? Por no hablar de la supresión del Ministerio de Defensa y la creación de un Ministerio de Seguridad que integre Defensa e Interior. Otra ocurrencia. Sí, y que le den la cartera a Monedero”.

Pero el asunto que anima a la rebelión interna es gobernar con quienes apoyan el derecho a la autodeterminación: “Porque Podemos es Pablo Iglesias más los gallegos de En Marea, los valencianos de Compromís y los de Ada Colau en Cataluña. Los primeros hablan del derecho a decidir de los pueblos y de Galicia como una nación periférica; los valencianos tienen un sueño, la nación completa de los países catalanes y ser un país libre en un Estado Federal y Plurinacional. Y Ada Colau pone como condición el referéndum de autodeterminación y la derogación del artículo 135 de la Constitución ¿Acaso el PSOE puede ir a algún sitio con todos estos, salvo a estrellarnos?”

Garganta profunda lo tiene claro: si hay nuevas elecciones, la candidata del PSOE será Susana Díaz.

Last but not least. Lo último, y quizás lo más importante que pronostica el influyente socialista, es demoledor contra Sánchez. Suena a Casandra anunciando el final trágico de un viaje, el del líder socialista si no corrige el rumbo: “Pasemos incluso por alto que quiere ser Presidente habiendo quedado el cuarto en Madrid, detrás de Rajoy, de Iglesias y de Rivera. Nunca nadie ha gobernado sin ganar o ser el segundo en la circunscripción de la capital de España. Si Sánchez sigue por este camino puede suceder que consiga votos y abstenciones de muchas mareas, menos de los diputados del PSOE. No le vamos a dejar. El comité federal del sábado próximo será decisivo. Y duro”.

(El reglamento del Comité Federal del PSOE marca en su artículo 7: A) Es el órgano que define la política del partido entre congresos; b) Puede exigir la responsabilidad política de la comisión ejecutiva mediante la presentación de una moción de censura apoyada por el 20% de sus miembros; C) Es quien determina la política de alianzas del partido.)Se dice que Susana Díaz ha enviado este artículo subrayado a Sánchez y a César Luega, el secretario de Organización, el de las manos ligeras: en broma y en serio, echa mano al cajón como para sacar una gestora cuando alguien de una organización provincial o regional muestra una firme resistencia a los planes de Pedro Sánchez.

Garganta profunda lo tiene claro: si hay nuevas elecciones, la candidata del PSOE será Susana Díaz. “Lo mejor sería que Rajoy gobierne como pueda con nuestra abstención”. La líder andaluza ha dado a traducir un artículo de The New York Times publicado en 1982 tras la victoria de Felipe González, donde se ensalzaba a aquellos “jóvenes nacionalistas” que revolucionan España. Esa sería su hoja de ruta: recuperar las esencias del aquel PSOE nacional de Felipe González, adornadas con una batería de propuestas sociales.

¿Rajoy gana tiempo?

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy/JuanJo Martín/EFE

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy/JuanJo Martín/EFE

sí. Nervioso, con el tic del ojo acelerado, abofeteando el micrófono, Rajoy anunció el viernes que, por si acaso, no acepta la invitación del Rey para someterse a la investidura, pero, quizás, se arrepienta porque no desiste... Su inexplicable actitud para representar los intereses de los siete millones de votantes del PP el 20-D solo puede entenderse si espera que a Sánchez le tuerzan el brazo en su casa. Contactos entre socialistas y populares, haberlos, haylos. De hecho, a Pedro Sánchez se le está poniendo cara de Borrell.

¿La I y II República?

sí.La mala fama la tiene la II República por desembocar en una terrible guerra fratricida. Pero la fragmentación política y territorial que vivimos estos días se parece más a la España de 1873, cuando se proclamó la I República como “coletazo” final del Sexenio Revolucionario, iniciado en 1868 con la expulsión del trono de los Borbones. Aquella I República duró un año y 10 meses (¿lo que durará esta legislatura?) y tuvo cuatro Presidentes en 11 meses. Sería una oportunidad para Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera. La ilusión, en aquel tiempo, de instaurar un nuevo régimen, libre de corrupción y de monarquía, chocó con tres muros insalvables: dos guerras, la carlista y la de Cuba, más la sublevación cantonal. Las guerras de nuestros días en España son dos, los mercados y el paro, y se mantiene la tercera: una especie de sublevación cantonal, ahora llamada Plurinacional, como el Ministerio que propone Podemos. La España de 2016 vive en una democracia consolidada, tenemos un rey que sabe Historia (gracias a Carmen Iglesias), no como su tatarabuela, Isabel II, con mucho sexo y poco seso. Pero empiezan a faltarnos partidos con cultura de Estado que no abdiquen de ella. Como pasó entonces.

Un español es un loco que recobra la cordura en el lecho de muerte

¿Viajes gratis a Venezuela?

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias/Sergio Barrenechea/EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias/Sergio Barrenechea/EFE

sí.Lo que debería hacer el Gobierno, con el apoyo del Parlamento y la firma del Jefe de Estado, es aprobar una oferta de viajes gratis y masivos a Venezuela, en plan Imserso. Cerrar un acuerdo con Iberia subvencionando una estancia de varias semanas; utilizar, si es preciso, los Airbus y los Falcon oficiales para llevar allí de turismo a españoles. Y que vean, in situ, el paraíso económico y de libertades del régimen de Maduro. Y no alarmarse por la visita de líderes de la CUP y Podemos, con el suegro de un jefe militar de ETA de cicerone. Ahora en serio: lo más sorprendente es la indiferencia con que son recibidas noticias de visitas bochornosas. Aquí da todo lo mismo. De tan “guais” que éramos, acabamos en “guaus-guaus”, como galgos sin saber hacia dónde vamos.

¿Los pobres y los billetes de 500?

sí. Veo en una tienda a la esposa de un ministro pagar con billetes de 500 euros un vestido de varios miles de euros. ¡Qué poco pudor!, pienso. Como la mujer del César. En el mostrador, un diario está abierto en una página que explica el último informe de Oxform sobre la desigualdad creciente entre ricos y pobres. Y al lado, un artículo del Nobel de Economía Paul Krugman, cuyo modelo impositivo y económico no está en ningún país del Cono Sur ni en Irán, por ejemplo, sino en países como Suecia. ¿Lo habrán leído Pedro y Pablo?

¿El año de Cervantes?

sí. Lo es. Pero no lo parece. En 2016 se cumple el 400 aniversario del fallecimiento de don Miguel y nadie habla de él. Debe de ser que como nos da tanta pena su muerte, la ignoramos. Definición de español: Iconoclasta de lo bueno, idólatra de absurdas quimeras. También vale esta otra frase inspirada en el final de don Quijote: un español es un loco que recobra la cordura en el lecho de muerte. Y así nos va.