Cristina Cifuentes

Cifuentes: "En el PP nos ha faltado humildad y nos ha sobrado corrupción"

Reclama que los militantes puedan elegir en primarias al presidente del partido en Madrid y a los candidatos municipales y autonómicos.

Cristina Cifuentes y la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, en la Junta Directiva del PP regional.

Cristina Cifuentes y la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, en la Junta Directiva del PP regional. Efe

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha pedido formalmente que se celebren primarias abiertas a toda la militancia para elegir al presidente del partido y a los candidatos a la Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, así como a los del resto de grandes ciudades. Lo ha hecho en la Junta Directiva Regional que preside Esperanza Aguirre celebrada en la sede del PP de la calle Génova.

Cifuentes ha argumentado que se trata de medidas necesarias de cara a la regeneración democrática y ha hecho autocrítica. "Nos ha faltado cercanía. Nos ha faltado humildad y sensibilidad social. Nos ha faltado proximidad… Y nos ha sobrado corrupción." - ha dicho a sus compañeros, para afirmar a continuación que el Partido Popular no caerá "en los mismo errores".

"Pido formalmente que el próximo congreso regional se celebre con la participación directa de todos los afiliados en un proceso de primarias para elegir al presidente", ha sostenido Cifuentes. A principio de semana ya planteaba en una entrevista con EL ESPAÑOL primarias para el PP a nivel nacional.

Ha hecho valer las medidas de regeneración que ha aplicado desde la presidencia de la Comunidad con apoyo de Ciudadanos, como la eliminación de privilegios tales como los aforamientos o la limitación de mandatos para el Gobierno regional. Estas decisiones junto con las políticas aprobadas desde que llegó al poder, señala, han permitido crecer al PP casi un 15% en votos de las elecciones autonómicas a las generales.

Además, ha considerado que los candidatos a la Presidencia de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid, así como de las grandes ciudades se deben elegir también con la participación directa de todos los militantes.

"España necesita más que nunca un Partido Popular fuerte y unido, capaz de seguir impulsando la recuperación económica, frente a quienes quieren gobernar desde la demagogia, la inexperiencia y el oportunismo" - ha concluido, mandando una mensaje de "respeto y cariño" a Mariano Rajoy.

"Nadie es insustituible"

Preguntada principios de semana por EL ESPAÑOL si la presidenta de la Comunidad de Madrid debía ser también la presidenta del partido regional, Cifuentes valoraba que, si bien ocurría así en todas Comunidades gobernadas por el PP, debía ser la militancia quien lo decidiera. Sobre si sería candidata, afirmó que todavía no lo tenía decidido, pero nadie en su equipo lo pone en duda.

"Creo que los partidos políticos tenemos que dar un paso más en abrir las estructuras del partido a la participación de los militantes, tanto en la elección de nuestros líderes políticos en los órganos internos" - explicaba. Cifuentes aseguraba entonces que si la Dirección del PP no introducía la votación abierta para su próximo congreso, ella presentaría junto a un grupo de militantes una enmienda reclamando primarias.

"Nadie es insustituible, pero unos somos más necesarios que otros", aseguraba, sin cuestionar sin embargo que Mariano Rajoy siguiera siendo el candidato del PP a formar Gobierno tras el 20-D. "Ha sido un buen presidente".

Aguirre aboga por la gran coalición

La actual presidenta de PP de Madrid abrió la Junta comparando la situación política nacional a la que dejaron las elecciones autonómicas en Madrid. "Ahora, como en mayo, lo lógico es un gobierno de las tres fuerzas constitucionalistas: PP, PSOE y Ciudadanos, que sumarían 253 diputados y más de 16 millones de votos".

Ha rechazado sin embargo condicionar el acuerdo a que gobierne Mariano Rajoy. "Lo de menos sería quién lo preside. Con los sacrificios personales que hagan falta y con las concesiones que sean necesarias".

"Los fallos del PP y del PSOE no pueden ser la  puerta para que en España gobiernen los que no creen en la Constitución, unidos, además, a los que ya abiertamente están en la secesión. Es un sinsentido", ha considerado.