Investigación judicial

La Audiencia Nacional reabre el caso del último asesinado por los GAL

La citación a declarar de dos ciudadanos franceses, clave en la reapertura del asesinato de García Goena.

Laura Martín, en octubre de 2014, antes del careo que mantuvo con Patxi A.

Laura Martín, en octubre de 2014, antes del careo que mantuvo con Patxi A. EFE

“Estoy que no me lo creo, loca de contenta”. Laura Martín, viuda de Juan Carlos García Goena, recibió este jueves un correo electrónico que no esperaba. El remitente era Javier Gómez de Liaño, su abogado, que le comunicaba la reapertura del sumario por el asesinato de su marido a manos de los GAL. En 2016 se cumplen 29 años del crimen. Martín lucha desde entonces por esclarecer la verdad.

Según la resolución a la que tuvo acceso EL ESPAÑOL del juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional -cuyo titular es el juez José de la Mata-, el caso se reabre para tomar declaración a Serge M. y Michael L., dos ciudadanos franceses que podrían aportar algo de luz al caso. De acuerdo con el testimonio de Laura Martín, estas dos personas se hacían cargo de un estudio fotográfico cuando el titular habitual, Patxi A., atendía otros asuntos.

Tras una investigación periodística publicada en el diario El Mundo y que propició la anterior reapertura del caso en junio de 2012, se conoció que una foto tomada en aquel estudio -Fotos Patxi- terminó en manos de los GAL. En noviembre de 2013, el fotógrafo, Patxi A., acudió a la Audiencia Nacional a declarar como imputado. El juez Ruz sobreseyó el caso en octubre de 2015 tras considerar que no había pruebas concluyentes sobre el mismo.

Pero Laura Martín se quedó con los nombres de Serge M. y Michael L., citados por Patxi A., e inició la investigación por su cuenta. “La Justicia los daba por ilocalizables, pero yo he dado con uno de ellos”, dice Martín a EL ESPAÑOL. “Y lo he hecho porque tenía verdadera voluntad para ello”, agrega, satisfecha.

La resolución de la Audiencia Nacional apunta a una “pertinente Comisión Rogatoria Internacional a Francia de tomar declaración testifical a Serge M. y Michael L.”: “Mediante escrito presentado por la representación procesal de Dª Laureana Martín, en fecha 7 de diciembre de 2015, se interesa la reapertura del presente Sumario y práctica de determinadas diligencias”, reza el escrito.

El llamamiento de Laura Martín

Juan Carlos García Goena fue asesinado el 24 de julio de 1987 en la localidad francesa de Hendaya. Siete años antes había abandonado Tolosa junto a Laura Martín para eludir el servicio militar. “No soportaba coger un arma y decidimos venirnos a Francia”, recuerda la mujer, que se quedó viuda cuando estaba embarazada y a cargo de otras dos hijas.

Desde entonces, la mujer ha pasado por un rosario judicial, con un primer sumario que se prolongó hasta 1991, y con tres reaperturas del caso: de 1995 a 2003, de 2012 a 2015, y la anunciada este jueves. Su estado anímico, igualmente, ha pasado por todo tipo de altibajos: “Hay veces en las que te dan ganas de mandar todo a la mierda y otras en las que te vienes arriba”.

La viuda de García Goena confía en que esta última reapertura sirva para esclarecer los hechos: “Quizá pueda servir para que la gente implicada se ponga nerviosa y suelte algo nuevo”, advierte. Además, hace un llamamiento a dos figuras que, según su criterio, podrían ayudar a esclarecer el caso: “El CESID [antiguo CNI] podría ayudarme a aclarar si de verdad existió Jean Louis, un policía francés al que algunos miembros de los GAL han hecho referencia y que habría pasado información para el asesinato de Juan Carlos”, explica.

Y apunta a otra persona: José Amedo, expolicía que cumplió condena por su implicación con los Grupos de Antiterroristas de Liberación: “Siempre me ha prometido que iba a hacer todo lo posible por esclarecer el caso -asegura-. Si tiene algo que decir y no lo ha dicho todavía, ahora tendrá la oportunidad de hacerlo”.