PELEA EN LA IZQUIERDA

Podemos bloquea el grupo de Compromís e IU en el Congreso

IU y Bildu se integran en el grupo de ERC para acceder a una subvención. Los vascos también plantan al rey. 

Pablo Iglesias, durante el primer pleno de la legislatura.

Pablo Iglesias, durante el primer pleno de la legislatura.

O todo o nada. A unas horas de que se cierre el plazo para el registro de los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados, Podemos ha cerrado la puerta a que su plataforma en la Comunidad Valenciana, integrada mayoritariamente por Compromís, forme un grupo parlamentario con los dos diputados de Izquierda Unida. Ante el no rotundo de la Mesa del Congreso a que Podemos forme cuatro grupos, Iglesias podría estar rechazando la creación de dos para liderar un único grupo de 69 parlamentarios. 

En los últimos días, la formación que dirige Mónica Oltra ha negociado con IU la formación de un grupo parlamentario propio, que contaría inicialmente con los nueve diputados de la plataforma valenciana y los dos de Izquierda Unida. Entre ambos sumarían más de un millón de votos, aunque el reparto de escaños haya sido muy desigual por la ley electoral. Tanto Oltra como Joan Baldoví, el portavoz parlamentario, reconocieron en los últimos días que estudiaban esa posibilidad. 

Reembolso de gastos

Sin embargo, este lunes IU decidió sumarse al grupo de Esquerra Republicana, junto con Bildu, para no comenzar la legislatura en el Grupo Mixto. La explicación esgrimida por los tres partidos, que conformarán un grupo de 14 diputados, es que el funcionamiento del Congreso impide el reembolso de los gastos de envíos de cartas publicitarias y papeletas electorales a los partidos sin grupo parlamentario, un gasto abultado para casi todos los partidos. Sin embargo, el reglamento sí permitirá a ERC continuar en solitario en el Congreso sin IU y Bildu una vez cobradas las subvenciones, algo que ocurrirá antes o después, según avanzan fuentes cercanas al pacto.

El diputado de IU, Alberto Garzón, explicó en las redes sociales su versión de lo ocurrido. "Hemos hablado mucho con la confluencia valenciana porque con ella se cumplían todos los requisitos legales", explicó. La Mesa del Congreso, donde están representados el PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, se aferra al reglamento de la cámara para rechazar los cuatro grupos de Podemos. En su artículo 23 indica que no podrán formar grupo "formaciones políticas que no se hayan enfrentado ante el electorado". Pero IU y la alianza de Compromís y Podemos sí se enfrentaron en las urnas.

"Hemos intentado convencer a Podemos, como al resto, para que la confluencia valenciana tuviera grupo propio junto con nosotros. ¡Es perfectamente legal! Lamentablemente no les hemos convencido de esta fórmula", se lamentaba Garzón, que probablemente acabará en el Grupo Mixto junto a Sol Sánchez, la otra diputada de Izquierda Unida. 

Fuentes de Podemos y de Compromís aseguraron estar trabajando en la fórmula que les permita tener los cuatro grupos: uno liderado por Iglesias y otro para las confluencias valenciana, gallega y catalana. Sin embargo, la composición de la Mesa del Congreso, que es la que decide, y el reglamento de la cámara hacen que esa situación sea, por el momento, prácticamente imposible de materializar. 

Podemos e Izquierda Unida mantienen un enfrentamiento a la izquierda del PSOE que ha resultado en agrios enfrentamientos y reproches en los últimos meses. Algunos dirigentes de Podemos reconocen que con los votos de IU, el partido de Pablo Iglesias hubiera sobrepasado al PSOE en las últimas elecciones. 

El último episodio de fuego amigo ocurrió este mismo lunes, cuando una de las dirigentes de Podemos, Carolina Bescansa, ofreció por Twitter diputados a IU para que pudiera constituir un grupo propio. Sin embargo, el reglamento lo impide, como le hizo saber Garzón en su respuesta.

Bildu se acerca a ERC

En el grupo de ERC, IU coincidirá con Bildu, partido con dos diputadas que este lunes ha decidido dejar plantado al rey en su ronda de contactos

En una rueda de prensa en San Sebastián, Marian Beitialarrangoitia y Onintza Enbeitia, las dos diputadas del partido, han explicado a los medios su decisión, que justifican porque los militantes de su partido no son "súbditos". En la decisión se suma a ERC, que anunció la semana pasada que no acudiría a la Zarzuela, a diferencia de otras 14 fuerzas políticas que desfilan esta semana por el despacho del monarca. 

Si bien los nacionalistas catalanes anunciaron que no acudirían desde el principio, Bildu esperó a consultar a sus militantes este fin de semana. Según la formación, la monarquía es el "mayor símbolo del carácter antidemocrático del Estado español".