Hablando sobre España

Trevijano: "En los partidos sólo creen los aprovechados y los tontos"

Entrevista con el abogado y pensador Antonio García-Trevijano.

Reportaje gráfico: Dani Pozo

Reportaje gráfico: Dani Pozo

  1. Política
  2. Entrevistas
  3. Antonio García-Trevijano
  4. Transición española

A Antonio García-Trevijano no hace falta presentarlo. Es una institución. Tras haber sido uno de los dirigentes de la oposición al franquismo, a través de la Junta Democrática y luego de la Platajunta, se convirtió en el apóstol de la ruptura. Asegura que en nuestro país sólo triunfan los traidores y lleva bajo sus hombros el legado de las dos Españas: la que fue derrotada y la que nació de la Transición -a su pesar-. Ahora dirige el Movimiento Ciudadano por la República Constitucional, "una semilla que florecerá en cien años", dice.

Nos recibe en su casa de Somosaguas, un chalet enorme vestido como el palacio de la República que hubiera podido presidir. Descansa sobre un diván flanqueado por una escultura de bronce de Dalí y otra de un buda japonés del siglo XII, rodeado cuadros, tapices y todo tipo de muebles clásicos atesorados durante media siglo.

A sus 88 años ya no tiene aspiraciones personales, pero está dispuesto "a enseñar a los catalanes a defenderse" y a rebatir de ciencia política, historia y filosofía "con quien quiera de España y de Europa". La Junta Electoral le impidió celebrar una conferencia-manifestación contra el independentismo en Barcelona el día antes de las elecciones, pero tiene previsto volver en abril próximo, "por San Jorge".

Es un luchador nato que se bate contra el "ostracismo" desde una radio en la red fundada en su propia casa: Radio Libertad Constituyente. Aprovecha la visita de EL ESPAÑOL para ajustar cuentas con Pedro J. y no dejar títere con cabeza.

¿Qué le pareció el pleno de constitución de las Cortes?

Una cosa bochornosa, una falta absoluta de honradez y una exhibición de impudicia. Es normal: la sociedad española, desde la muerte de Franco, está en una pendiente que la ha llevado al precipicio.

¿Por qué le ha parecido impúdica?

Por la exhibición que ha hecho Podemos, con el silencio de los demás.

Todos los partidos han protestado.

¡Que se hubieran ido! ¡Es que no tienen dignidad! ¡Es que lo de Podemos! Un niño tomando pecho y Pablo Iglesais cogiéndolo. Eso es inconcebible en Europa, y en África.

¿Tan mal le parece?

Sí, tan repugnante. En un país habituado a la mentira, una mentira no tiene importancia; en un país habituado a robar, el robo no tiene importancia... Pero en España, todavía, pese a la corrupción y la mentira, había ciertas formas, cierto decoro. Cuando se rompe el decoro se pierde todo. ¡Pablo Iglesias de espaldas, puño en alto en el Congreso como si estuviera en un mitin obrero en Vallecas! ¡Pero si recibe dinero del Estado monárquico, dándole la coba a los Reyes, regalándoles cosas [la serie Juego de tronos]! Dicen que prometen la Constitución "para cambiarla". ¡No! Nadie en el mundo que no acate algo lo jura o lo promete.

¿No le parece legítimo entrar en el sistema para cambiarlo?

Legítimo sí, pero es de tontos... No, de sinvergüenzas. ¿Pero cómo vas a cambiar unas reglas aceptándolas, si aceptar es confirmar? Eso es imposible.

Podemos ha llevado a las urnas la basura, lo peor, el lumpenproletariado, a los sinvergüenzas y cínicos 

¿Este Parlamento no le parece más representativo de la sociedad española que los que le han precedido?

Creo que sí. Es más representativo, representa a más gente, a más clases sociales. La abstención seleccionaba. Podemos ha llevado a las urnas la basura, lo peor, el lumpenproletariado de Marx, los más sinvergüenzas, los más ignorantes, los más cínicos. Toda la mierda.

Es usted muy explícito.

¿Por qué no voy a serlo, si puedo demostrarlo?

¿Pero es un problema de ignorancia o de cinismo?

De cinismo, de cinismo. Hay una ignorancia culpable, pero en política no. Cojo a Pablo Iglesias porque es el símbolo, pero podría decir lo mismo de Errejón o Monedero. ¿Cómo voy a creer en alguien que dice que va a se presidente tomando el cielo por asalto, que da entrevistas a los principales periódicos del mundo diciendo que va a ser presidente...? ¡Pero si eso es una operación de marketing de los ricos! Los ricos se inventaron a Podemos como fenómeno mediático derivándolo del 15-M.

¿No proviene del 15-M?

El 15-M es un fenómeno popular e irreflexivo. Es natural. Los indignados tienen sentimientos morales, pero no comprenden las causas de lo que les indigna. Si conoces las causas de lo que te indigna, no te indigna. ¿Ah, indignados porque no nos representan? ¿Y cuándo has querido tú que te representen, si eres un tonto? ¿Ah, que te das cuenta ahora, después de 40 años? Vivimos en la continuidad del franquismo. Es gente que no ha pensado nada, que repite cosas que han oído de sus padres: que si la democracia, que si la separación de poderes. ¿Te crees todo eso ahora? ¡Pero si todo es casta y corrupción, y puertas giratorias! Si conoces las causas no te indignas, combates. Del 15-M ha salido toda esta espuma negra. 

Ante una imbecilidad tan grande como el 15-M lo natural es que se produjera una locura como Podemos 

¿Espuma negra?

Ante una imbecilidad tan grande como el 15-M lo natural es que se produjera una locura como Pablo Iglesias. Había gente ignorante y con buena intención, pero quienes salen no son nuevos. ¡Pero si Pablo Iglesias llevaba 15 años en Izquierda Unida! ¡Ah, gente que traiciona al partido! Y promete la renta universal, lo que sólo un iluso o un cínico puede prometer: y este iluso no es. Lo que pasa es que no lo decís porque estáis condicionados por vuestros directores. Pedro J. es buen director, pero no se ha atrevido.

Bueno, lo despidieron del periódico que había fundado por enfrentarse al sistema.

Sí, pero haciéndose millonario.

Enfrentándose al sistema

¡Yo soy rupturista y Pedro J. es reformista! ¿Pero cómo vas a reformar el sistema desde dentro. Yo presenté mi libro El discurso de la República en el Paraninfo. Allí estaban Pedro J., Ansón, Losantos, Antonio Herrero, José Luis Gutiérrez... Estaban todos. Allí expliqué que cuando el rey Juan Carlos traicionó a Franco y a su padre le sucedió a España como cuando los reyes cambiaban de religión y toda la clase dirigente se convertía. España se convirtió en un país en el que triunfan de los traidores. Todos han traicionado. Cuando terminé el discurso Pedro J. dijo: "Si fracasa la reforma que estoy propugnando me paso a la ruptura que defiende Trevijano". ¡Y aún lo estoy esperando! A los reformistas les da miedo la ruptura. La ruptura es temida por quienes no tienen confianza en sí mismos y por quienes temen a la libertad.

Enriquecerse es una maravilla, una virtud, un síntoma de moralidad... si hay mercado libre 

¿Le parece malo hacerse rico trabajando?

En absoluto. Enriquecerse es una maravilla, una virtud, un síntoma de moralidad... si el enriquecimiento se hace en un mercado libre. ¡Pero Pedro J. al final apoyó la Monarquía, la Constitución...!

Lo echaron de 'El Mundo'

Ya, ya, digo antes de eso. Él no comprendió cuáles eran los límites del sistema: el juego de la oligarquía.

¿Quién o quiénes representan esa oligarquía?

Los partidos políticos estatales. ¿Pero no has pensado que no hay ni un solo partido que no sea estatal, pagado por todos? Son órganos del Estado. Pedro J. acabó siendo un pilar en la defensa del sistema de partidos, de la Monarquía y de la corrupción. ¡Aaaanda! ¿Quieres que te lo explique?  Quien denuncia la corrupción, como él hizo, da la imagen de que España es un país decente. Los ladrones y los corruptos lo toleraron hasta que puso en peligro el sistema. El defensor del sistema es el que se mete dentro para reformarlo. Y Pedro J. es el mejor, y por eso el más responsable, se lo puedes decir y escribir. Lo que digo no es una contradicción.

¿Quién es el jefe o quien manda en la oligarquía?

Es una pirámide, la continuación del franquismo. El jefe no es el más rico: no es Amancio Ortega. Las oligarquías tienen distinta sensibilidad. Las más sensibles al tema mediático son las empresas que fueron estatales y que se convirtieron en oligopolios: esos están encima de la prensa. Alguno, como el conde de Godó, al frente de La Vanguardia, defendió el independentismo y ahora que va en serio recula. Pedro J. y Cebrián llegaron a defender que se podía dialogar con ETA si dejaban las armas. ¿A qué se referían? ¡Al derecho a decidir! ¡Yo lo recuerdo todo y lo escribí! ¡Y Cebrián sigue ahora defendiendo el federalismo! ¡Es un traidor al país, a España! Es que cree que España depende de un pacto. ¿A que tú mismo crees en el referéndum que piden para Cataluña, en el derecho de autodeterminación?

Todo el nacionalismo sin excepción es burgués y de derechas

No creo en el derecho de autodeterminación

Entonces no me sirves de ejemplo. Mira: aunque votaran el 100% de los catalanes y el 100% de los españoles, eso no serviría de nada. El derecho de autodeterminación no existe. Lenin, Stalin, Otto Bauer... Ya Marx, en un artículo en Nueva York, escribió que ninguna de las naciones que descubrieron la libertad política de los pueblos con la Revolución Francesa y que tenían ya su unidad política no tenían derecho de autodeterminación: y Marx puso como ejemplo a España. Todo el nacionalismo sin excepción es burgués y de derechas. ¡Y la CUP dice que es de izquierdas! La autodeterminación es un derecho derivado del derecho de libre determinación, creado para liberar a Grecia del Imperio Otomano. Luego se transformó en derecho de autodeterminación con Otto Bauer, que incorporó la doctrina de Marx, de Lenin y de Stalin, que escribió una obra notable: Nacionalidades

¿Todos los nacionalismos son de derechas, entonces?

La misión de la izquierda no es crear naciones, sino apoderarse del Estado mediante revoluciones para acabar con la burguesía. Y después disolverse. Ni socialistas, ni comunistas, ni marxistas, ni siquiera los anarquistas apoyan la creación de naciones, porque limita la conciencia de clase. 

¿Usted cree en la revolución?

En la de la libertad, sí. En la de la igualdad, no. La igualdad no existe, es una utopía. Somos desiguales desde el nacimiento hasta la muerte. No somos iguales ni por nacimiento, ni por países, ni por riqueza... Hay que intentar la igualdad de oportunidades, pero el igualitarismo es una utopía y una mentira. Lo que sí es posible es acceder a la libertad. 

Gasperi, Adenauer y Schuman inventaron los Estados de partidos: eran fracasados en los que se meaban Hitler y Mussolini

¿Existe igualdad en los Estados de Europa?

No, porque son Estados de partidos. En Inglaterra no existe separación de poderes. En Suiza hacen referendos en los cantones pero tienen un Parlamento como el nuestro: además, el 25% de las familias se aprovecha de la evasión de capitales, que es intocable. Alemania, Grecia e Italia son como España de corruptos. Europa la diseñaron como Estados de partidos Alcide de Gasperi, Konrad Adenauer y Robert Schuman, tres hombres de la democracia cristiana... De Gaulle lo cambió luego con un golpe de estado. Los tres fueron unos fracasados en los que se meaban Hitler y Mussolini. Truman encargó a Marshall reconstruir Europa y así lo hicieron. Stalin quiso participar en el Plan Marshall y EEUU se negó y así empieza la Guerra Fría, lo cuenta Spaak en sus memorias. ¿No ves que todo es un engaño del que han participado todos los políticos?

¿Todos?

¡Sí, y Carrillo el primero! Estaba en la Platajunta conmigo, ¡y fue un traidor. Y Felipe González, que con Franco se paseaba con el sobrenombre de Isidoro. ¡Él me metió en la cárcel, él fue quien le dijo a Fraga que me metiera en Carabanchel! Felipe le dijo a luego Helmut Schmidt que no presionara, que había hablado conmigo y que le venía muy bien a la causa de la libertad que yo estuviera preso, y era mentira. ¡Ese es Felipe González! Un hombre que decía de entrada no a la OTAN y luego que sí. Yo financié con 16 millones de pesetas la campaña contra la OTAN. Mi palabra y mi acción van unidas y por eso estoy condenado al ostracismo. No he mentido en mi vida. 

¿Le han condenado al ostracismo?

Porque me tienen miedo. Soy la persona más formada de España y posiblemente de Europa en Filosofía Política, en Historia, en Ciencia Política... en Derecho Constitucional, no digamos: nadie puede rebatirme. ¿Por qué no me llaman los periódicos? ¿Por qué se acuerda ahora de mí Pedro J., cuando no tiene poder? Yo lo uní a él y al resto en la Asociación de Escritores y Periodistas Independientes (AEPI) para echar a Felipe González por su corrupción y por sus crímenes: yo a Felipe le llamaba asesino en público. Pablo Sebastián era el secretario pero la idea era mía. Yo tenía una columna muy digna el sábado en El Mundo y me la cambió para poner a Luis Solana, director de Telefónica, la oligarquía, los monopolios, y no me dijo nada. Entonces me puso el lunes y yo dejé El Mundo. ¿Pero es que tenía Luis Solana que decir una palabra de interés? Cero, nada. 

¿No cree usted en el posibilismo?

No, no creo, cero. Eso es una doctrina de la Iglesia, del cardenal Herrera Oria, y de Gil-Robles. Nada. Creo que se puede disimular, que se puede pintar un coche viejo, pero nada más.

Sin cesiones no hay avances en política.

Es que yo creo en la ruptura, en que no vaya nadie a votar.

¿Pero usted es republicano o anarquista?

¡Cómo voy a ser anarquista! Eso es para los ángeles, no para hombres. 

¿Pero qué listas abiertas, si la gente no lee la letra pequeña de los bancos?

Suena bastante utópico.

En absoluto. Yo sería utópico si no existieran Estados Unidos, Francia e Inglaterra. Allí hay libertad política. Yo no hablo de democracia perfecta, eso sí que es utópico. Me basta con que haya democracia. Un sistema proporcional sólo representa a los jefes de la oligarquía, es una vergüenza, un horror. Las listas, cerradas o abiertas, son la negación de la elección. ¿Pero qué listas abiertas si la gente no lee la letra pequeña de los bancos, si nadie sabe nada? Yo quiero un sistema de doble vuelta y elección directa por distritos, como en Estados Unidos, Inglaterra y Francia. Las listas abiertas dan la ilusión de que alteras el orden, pero no cambias el nombre. La representación la da el mandato ¿Puedes revocar al diputado que no cumple la promesa que te ha hecho? Se trata de verdades elementales en cualquier país avanzado menos en España y Alemania, donde se tragan lo que sea.

Alemania, la locomotora de Europa.

¿Pero el país que hizo el Holocausto puede servir de modelo de algo? Dolf Sternberg se inventó lo de patriotismo constitucional porque a los alemanes les daba vergüenza su país; luego esa expresión se trajo Peces-Barba, que era tan tonto como Zapatero, sin decir de dónde provenía. Si yo los conozco a todos, a todos, todos venían a mi despacho a aprender y me siguieron hasta ser un grupo importante. Luego pactaron con Suárez y me dejaron solo. Aprendí a estar solo ante el mundo y, ahora, frente al mundo. Trevijano no tiene ninguna ambición personal; pero sí que tengo miles de partidarios. 

¿No tiene ambición de presidir una República?

Yo tengo 88 años, ¿crees que puede haber alguna ambición personal en mí? Sería de locos. Yo no busco nada, no lo voy a ver. Pero he creado el Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional, el MCRC, he prendido una semilla que dará frutos en cien años, que tiene 4.000 afiliados y 40.000 seguidores, personas con fe en el proyecto de la libertad política. En los partidos sólo creen los aprovechados y los tontos de remate, como los que votan a Sánchez.

España es un pueblo de traidores, un pueblo de pícaros sin sentido del honor 

¿Cuál es el principal problema de España?

La cobardía y que es un pueblo de traidores, un pueblo de pícaros sin sentido del honor. Todo se explica con la Guerra Civil. Clausewitz dijo que la guerra es la continuación de la política con otros medios, pero hay otro axioma mejor: la política es la guerra por otros medios. ¿No es acaso la Monarquía una continuación de la Guerra Civil por otros medios? ¿No fue el 23-F la continuidad de la Guerra Civil por otros medios? ¿Hay alguien informado en España que no sepa que el golpe de Estado lo montó el Rey? ¿No es el independentismo una consecuencia de la Guerra Civil, de la represión posterior? 

Esta es la teoría de los independentistas

Y a mí qué me importa, pues serán más listos. La consecuencia de la Guerra Civil es la independencia de Cataluña, por el centralismo.

Lo que dice del 23-F es grave

Me lo reconoció Sabino Fernández Campo, y me dio los datos, me lo contó todo, cómo Armada se presentó en la Zarzuela y le maltrató para ver al Rey. El Rey pretendía un golpe de Estado para poner a otro, que es lo que consiguió: no podía ni ver a Adolfo Suárez. 

¿Cómo solucionaría el problema secesionista?

Con sinceridad y libertad política. ¡Y si hacen una declaración de independencia les mando una pareja de guardias civiles! ¡No hay que dar ni un tiro, se meten en su casa asustados porque ellos apoyaron a Franco! ¡Sí los conozco a todos!

Sólo hace falta un presidente cuya presencia produzca la seguridad de que quien se pase va a la cárcel  

¿Haría falta coerción?

No hace falta. Con sinceridad y valentía y libertad política el independentismo se desinflaría hasta el 10%. Tan sólo hace falta la presencia en España de una persona, un presidente, cuya presencia produjera la seguridad absoluta de que quien se pase va a la cárcel.

Eso es lo que hizo Franco después de la guerra.

¿Y por qué vamos a hacer lo contrario? Pero no hace falta. Mira, yo he anunciado una conferencia en la Plaza San Jaume, que es por lo que has venido tú a entrevistarme. ¿Crees que a mí me impresionan un millón o dos millones de catalanes? Les digo: ¿a ver, qué? ¿Dónde estabas tú? ¿Dónde estaban tu padre y tu abuelo? ¿Cagando dinero con Franco?

¿Le sorprendió que no le dejaran manifestarse en Barcelona en la jornada de reflexión?

La dirección General de Seguridad me había dado permiso, que era la competente. A partir de las 12 horas de la noche del día último de la campaña, la Junta Electoral no tenía competencia y me lo impidió.

¿No temía usted que hubiera algún tipo de enfrentamiento?

No, nunca, yo soy una persona coherente. La masa reunida es irreflexiva, es como la langosta. Yo allí tenía el apoyo asegurado de 4.000 o 5.000 catalanes que defiende la unidad de España. Iré después del día de San Jorge, les diré a los catalanes que no están solos, que estamos en contra del trato discriminatorio que reciben, y les voy a enseñar a defenderse. Pero no lo voy a decir ahora. Pacíficamente. Yo jamás he querido la violencia, nada, ni una pelea entre dos personas.

Juan Carlos I les decía a los oligarcas: 'Cuando quieras hacerme un regalo, házmelo en dinero'  

¿Conseguirá el caso Nóos lo que usted no logró: acabar con la Monarquía?

No, no. La abdicación para poner a Felipe ha sido inteligente. La oligarquía, los periódicos, las finanzas... ese ambiente es el que respira Juan Carlos y el que le traslada ese consejo. Mira, a mí un oligarca me explicó quién coincidió con el Rey en una cacería y Juan Carlos se enamoró de unas escopetas inglesas que llevaba. A los meses volvieron a coincidir y este oligarca, honesto, le encargó y regaló unas escopetas iguales. Juan Carlos lo abrazó y le dijo: "Cuando quieras hacerme un regalo házmelo en dinero". Ese es Juan Carlos, yo lo conozco como nadie porque he vivido con él desde niño.

¿Eran amigos?

Él me llamaba desde Marín pidiéndome que fuera a verlo porque se aburría. Yo lo conocí en Zaragoza en la Escuela Militar. Una vez fui, porque yo tenía un Pegaso y él estaba obsesionado con mi coche y con las chicas que llevaba. Yo me he rodeado siempre de mujeres muy guapas porque siempre me ha atraído la belleza. 

¿Qué le parece Felipe VI?

Un pobre hombre dominado por la mujer. Juan Carlos tenía una personalidad muy segura de sí misma porque traicionó a su padre, y ese tema se lo quitó de encima, y por la fortuna que tenía. Pero el niño no tiene esa seguridad, y la poca que tenía se la ha quitado Letizia.

¿Cree usted que habrá elecciones?

El mundo económico necesita un acuerdo entre Rajoy y Sánchez, pero creo que habrá elecciones.  Pedro Sánchez es tan tonto que no puede concebir lo que le ocurre: está todo el mundo pendiente de él, y no hay quien lo baje. Pablo Iglesias y Pedro Sánchez son presos de su propia ambición.

Yo no quiero una República como la Segunda, eso sería un desastre, yo quiero una República presidencialista y constitucional

¿La Monarquía no es un elemento decorativo?

Parece decorativa pero no lo es: su función es generar un equilibrio en la oligarquía para que no se peleen entre sí. Todos los periódicos decían que la Monarquía era garantía de la unidad de España y mira lo que está pasando. Claro, el hijo hacía de chófer de Arturo Mas, y otra vez se volvió a preguntarle a un separatista por qué no lo saludaba. ¡Qué falta de personalidad!

¿Qué le parece que no haya recibido a Carme Forcadell? 

Muy bien, pero no es cosa suya. Se lo han aconsejado.

¿La República redimirá al pueblo español de su cobardía?

No, la República por sí misma no: la República es un proceso, no llega de golpe. Lo primero que hace falta es valentía. Lo más importante es no votar para quitar legitimidad política al régimen. No votar para que la abstención llegue al 60%. Se desplomaría en tres meses. Lo que ha hecho Podemos; lo que ha hecho la señorita que meó en la calle y ahora es teniente de alcalde [Águeda Bañón]; lo que ha hecho la que enseñaba las tetas en una capilla y ahora tiene un cargo [Rita Maestre]... eso no vale para nada. ¿Por qué te crees que siempre ponen tanto interés en que la gente vote? Yo no quiero una República como la Segunda, eso sería un desastre, yo quiero una República presidencialista y constitucional. Ese clima social nuevo crearía esperanza y confianza en los españoles. La muerte de Franco generó confianza porque desapareció el enemigo, pero esa confianza fue suplantada por la oligarquía y por un Estado de partidos.

¡Mientras haya un español sin empleo yo aquí no dejo entrar a nadie!  

¿Qué le parece la respuesta que está dando Europa a la crisis de los refugiados?

Pésima por demagógica. La reacción ante los acontecimientos que han tenido lugar en Colonia y Stuttgart son lógicos. Quien estaba equivocada es Merkel, que ya ha creado leyes para expulsar en el acto a quienes delincan. Se ha instruido con el acontecimiento, como decía Homero. Diré como Emerson: ¿pero cómo es posible tener piedad por la desgracia que ocurre a miles de kilómetros mientras se permanece indiferente ante la miseria que hay frente a nuestras casas. ¡Mientras haya un español sin empleo yo aquí no dejo entrar a nadie! ¡Ni uno; primero, españoles! Alimentación, educación y sanidad primero para los españoles. No se puede ser tan generoso con los negros y tan indiferente ante tus compatriotas.

¿Un refugiado tiene que aceptar los valores de quienes les acogen?

Los valores no, las costumbres sí. Hay que aplicarles con rigor absoluto la leyes. Dureza total   

¿Qué lee usted?

Ya no leo nada, antes sí, pero ya no. Desde hace tres años solo pienso. Ya no leo porque yo ahora sólo admito a los genios. No puedo soportar nada mediocre, se me cae de las manos, no me interesan las convenciones. Es muy difícil que haya un genio.

¿Alguna vez ha recomendado que no hay que leer nada posterior al siglo XVIII?

Bueno, eso es una exageración, una manera de decir que el mundo va a peor. Todo el siglo XVIII es una maravilla; es más creador el XVII, más brillante el XVIII y el Romanticismo creó innovaciones muy importantes en el XIX y dio lugar a pensadores muy buenos. Tocqueville; luego Gaetano Mosca, Vilfredo Pareto, Marx, Gramsci... yo los conozco. Todo el que ha dicho algo importante en la vida desde el punto de vista político o social yo lo he estudiado, lo demás no me interesa, me aburro.