Podemos

Podemos recupera el optimismo y apela a la "remontada" el 20-D

Pablo Iglesias recuerda que "no hemos terminado la tarea porque nosotros nacimos para ganar". 

Pablo Iglesias y parte de su equipo durante la presentación de "Carteros y Carteras del Cambio" para el 20-D

Pablo Iglesias y parte de su equipo durante la presentación de "Carteros y Carteras del Cambio" para el 20-D

  1. Podemos
  2. Partidos políticos
  3. Pablo Iglesias
  4. Movimientos sociales
  5. Getafe
  6. Política

Podemos ha iniciado su contraataque con fuertes dosis de optimismo y emoción. En un acto celebrado en Getafe (Madrid) para presentar la iniciativa 'Carteros y carteras del cambio' (esta idea consiste en crear una cadena de correo que pida el voto para esta formación), los principales dirigentes del partido han defendido sus opciones de victoria en las elecciones generales y han apelado a la “remontada”. En palabras de Pablo Iglesias, “nosotros no hemos terminado nuestra tarea, nosotros nacimos para ganar” el próximo 20 de diciembre.

El lugar de Getafe escogido por Podemos tenía aroma literario: el teatro Federico García Lorca ubicado en la calle de Jacinto Benavente. Varios cientos de personas han abarrotado un recinto que se ha quedado minúsculo. Enfervorizados, han gritado al unísono “sí se puede” mientras esperaban a los dirigentes de Podemos, cuya llegada se ha retrasado más de media hora por un atasco que atoraba las arterias de Madrid. Fuera, en la calle, muchos se han quedado sin disfrutar de sus iconos políticos por falta de espacio.

La visita a Moncloa

La intervención más esperada ha llegado al final. El secretario general de Podemos ha insistido en que otras formaciones políticas les imitan, pero nunca serán iguales porque “ellos tienen mucho marketing pero nosotros tenemos a gente y a candidatos que se emocionan y lloran”. Para empezar, ha recordado su visita al Palacio de la Moncloa y ha puesto en valor su visita allí, porque “han tenido que pasar muchas cosas en España para que Rajoy haya recibido a Podemos”.

El candidato de Podemos ha pronunciado un discurso emotivo para enardecer a sus seguidores, con continuas apelaciones a sus emociones y sentimientos. “La clave es la gente anónima que sonríe cuando ve en televisión”. “Los héroes de la política no salen en la televisión -ha agregado-, son los que se indignan viendo las injusticias y a ello les pido que escriban cartas”. Ha defendido una y otra vez a “la gente corriente” y ha pedido a sus seguidores que contribuyan el 20-D a “que el Parlamento de nuestro país se parezca de una maldita vez a nuestro país”.

Un mensaje optimista

Después, Iglesias ha hecho hincapié en su mensaje optimista de los últimos días. “Vamos a terminar lo que hemos empezado. Nosotros no hemos terminado nuestra tarea, nosotros nacimos para ganar”, ha apuntado. Es evidente que la plana mayor de Podemos ha cambiado el chip y empieza su contraataque político para las elecciones. Se nota en sus discursos y en sus gestos. 

Además, el candidato de Podemos a la presidencia del Gobierno ha insistido en las cinco propuestas de “garantías constitucionales”: la reforma del Poder Judicial, la lucha contra la corrupción, el blindaje de los derechos sociales, el cambio de la ley electoral y la cuestión territorial. Esta última reforma incluye, como es sabido, la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña en el que Podemos pediría a los catalanes que se queden en España. 

Para concluir, Pablo Iglesias ha leído su propia misiva, que, en línea con todo el discurso optimista del acto, concluye con esta frase: “Vamos a demostrarles que el 'sí' puede ganar, vamos a demostrarles que se puede”. 

“Esto va de sobres”

Antes de Iglesias, han intervenido casi todos los líderes carismáticos del partido. Para abrir boca, los asistentes han visionado el vídeo presentado la pasada semana, cuando se dio a conocer el equipo de campaña del partido. Se han escuchado vítores y el eslogan “Pablo presidente”. A renglón seguido, el secretario general de Podemos en Aragón, Pablo Echenique, ha bromeado afirmando que “lo primero que me gusta es que el tema va de sobres”, en clara alusión a los sobresueldos en el PP. “Esta iniciativa deja abierta la puerta a la creatividad -ha agregado-, a que cada uno pueda hacerla suya de la manera que entienda”. Y ha dicho estar convencido de que “va a ser una campaña viral”. Tras leer la carta que ha escrito a su esposa, ha asegurado que “podemos ganar las elecciones” y ha apelado a “la remontada”.

También ha tomado la palabra el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, que ha defendido que “Podemos es la fuerza política de la solidaridad” y ha leído la misiva enviada a una amiga. Entre grito y grito de “sí se puede”, le ha tocado el turno a Irene Montero, secretaria de Coordinación de Áreas, que ha dedicado su lectura a su familia y, en línea con el mensaje optimista de sus compañeros, ha sostenido que “este es el momento para que nacimos” porque “el día 20-D podemos cambiar las cosas” y hacer que “Pablo Iglesias sea presidente”.

“Remontada”

Casi a la carrera porque tenía que irse a una tertulia radiofónica, el responsable de la Secretaría Política de Podemos, Iñigo Errejón, ha destacado a todos esos españoles que se han tenido que marchar al extranjero para encontrar trabajo y ha citado “todas aquellas cosas que dijimos el 15-M”. Ha denunciado “la campaña del miedo” que, a su juicio, se ha desatado en su contra en el último año. Y ha defendido que “estas elecciones y este día significan solo una palabra para nosotros: remontada, por supuesto que se puede”.

La secretaria de Análisis Político y Social, Carolina Bescansa, ha recordado que en estos días se está votando el programa de Podemos. Emocionada, quebrada por las lágrimas, ha dedicado su carta a su hija. “El 20 de diciembre vamos a cambiar nuestro país, para nosotros y para nuestros hijos”. Como colofón de este acto celebrado en Getafe, ha llegado la intervención, ya referida, de Pablo Iglesias. Y otra vez se ha repetido el “sí se puede” una y otra vez, como leitmotiv de una exhibición de optimismo preparada para arrumbar el cansancio y la depresión que apuntalan las encuestas.