ELECCIONES

Cinco claves de la campaña de Podemos para el 20-D

Pablo Iglesias y sus colaboradores ponen en marcha nuevos formatos y anunciarán medidas con cuentagotas. 

Podemos presentó este miércoles su hoja de ruta electoral.

Podemos presentó este miércoles su hoja de ruta electoral.

Los dirigentes de Podemos saben que tienen que retomar la iniciativa política si quieren tener opciones de victoria en las elecciones generales. En un contexto marcado por su descenso permanente en las encuestas y por una polarización respecto al problema catalán -ellos se ven en medio de dos posiciones opuestas- que no les benefició en los comicios autonómicos, Pablo Iglesias y el equipo de campaña que dirige Íñigo Errejón han decidido variar su estrategia electoral. No cambian sus ideas, pero sí algunas de sus herramientas. Esta hoja de ruta de Podemos puede resumirse en cinco claves. 

Recuperar el 15-M

En la presentación del equipo de campaña de este miércoles quedó claro que una de las líneas maestras de Podemos será recuperar el espíritu del 15-M. Es público y notorio que el partido liderado por Iglesias ha ido arrumbando el término "la casta". También es sabido que su discurso se ha moderado desde las posiciones ideológicas originarias. Ahora, pretenden exhibir sus logros de estos dos últimos años y recuperar en buena medida esa esencia quincemista. "Estamos orgullosos y comprometidos con nuestros orígenes", repite Iglesias.

Pocos actos y más pequeños

Cuando nació, en las elecciones europeas de 2014, Podemos puso en marcha una campaña electoral muy modesta, entre otras cosas porque apenas contaba con recursos. En las citas electorales posteriores, con una financiación mayor gracias a su representación electoral y a los microcréditos que pusieron en marcha, imitaron en buena medida a los dos grandes partidos, con mítines multitudinarios en grandes pabellones. La experiencia les ha enseñado que ese tipo de macroactos electorales no son siempre rentables electoralmente porque no garantizan más apoyos y suponen un desgaste excesivo. Por ello y por esa recuperación del 15-M, en esta campaña Podemos va a protagonizar más actos pequeños. Eso sí, combinarán con otros grandes mítines. 

Formatos novedosos

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón hicieron hincapié este miércoles en que van a intentar sorprender a los electores mediante la utilización de "formatos novedosos" para hacer campaña. No quisieron adelantar los pormenores de sus futuros actos electorales, pero su idea es, en genérico, "acercarse más a la gente" porque consideran que, al contrario que les sucede a otros partidos, ese contacto en la calle beneficia sus expectativas. 

Producción audiovisual en redes sociales

En Podemos pretenden seguir utilizando las redes sociales para movilizar a sus votantes. Y el principal instrumento en esta campaña electoral serán los vídeos electorales. El director de la campaña, Íñigo Errejón, ya anunció que su trabajo "va a ser muy visual, con muchos vídeos de Podemos". De hecho, el primer acto en la hoja de ruta hacia el 20-D se inició con este vídeo acompañado del hashtag #ganarelfuturo. 

Las propuestas, poco a poco

Otra de las enseñanzas que ha aprendido Podemos es que no es recomendable presentar todas sus propuestas de golpe. Por ello, en esta ocasión irán anunciando sus medidas más llamativas poco a poco, sin prisa pero sin pausa, con la intención de marcar la agenda de forma sostenida en el tiempo. Eso sí, los cinco grandes ejes de la campaña serán las reformas que proponen Iglesias y sus correligionarios en estos ámbitos: cambio de la ley electoral, despolitización de la justicia, impulso de los derechos sociales, lucha contra la corrupción y arreglo de la cuestión territorial.