Mariano Rajoy Brey

Rajoy enumera sus éxitos y elude las críticas de Aznar

El presidente reivindica al PP como garante de la unidad de España y advierte del retroceso que suponen los nuevos partidos

Mariano Rajoy durante su intervención hoy en un almuerzo-coloquio del Foro ABC.

Mariano Rajoy durante su intervención hoy en un almuerzo-coloquio del Foro ABC.

No hubo ni una sola mención hacia las críticas que el presidente de honor del PP, José María Aznar, lanzó a su partido y sus dirigentes. Mariano Rajoy reaparecía por primera vez desde los dos toques de atención de su mentor y evitó a toda costa hacer algún tipo de autocrítica en público. En el foro que Abc organiza junto con Ferrovial y Deloitte, el presidente del Gobierno ofreció un discurso en el que describía la dramática situación que se encontró cuando llegó a la Presidencia del Gobierno en 2011 e hizo una predicción para el futuro: "Solo hay un partido que es capaz de llevar a España al horizonte de las 20 millones de personas trabajando: el Partido Popular". Preguntado después sobre los "cinco avisos" que le remarcaba su antecesor, Rajoy se mostró tajante: "No voy a polemizar sobre las palabras del señor Aznar".
Rajoy, que estuvo respaldado en todo momento por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, comenzó su discurso recordando que la "revisión al alza de Standar and Poor's es, sin duda, una buena noticia". Es la respuesta del jefe del Ejecutivo a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que ayer anunció que rompería todos los contratos que el Ayuntamiento mantiene con las agencias de calificación. 
El presidente del Gobierno metió el miedo en el cuerpo asegurando que la crisis que vivió España con él al frente "no era producto de la mala suerte ni una conjetura de enemigos exteriores, agencias de rating o la prensa internacional. Era fruto de nuestros problemas, era la consecuencia de malas políticas; de la frivolidad, el desorden, la autocomplacencia y de la pereza para hacer las reformas que necesitaba el país". En una clara referencia, aunque sin mencionarlo, a las políticas que puso en marcha el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero. 
Rajoy advirtió sobre los partidos nuevos que prometen asaltar La Moncloa. "Está en juego seguir avanzando o retroceder; crecer o volver a la pesadilla que dejamos atrás", advirtió. Para el presidente del Gobierno, "no veo en el panorama político nacional ninguna otra fuerza política capaz de llevar a buen término este reto". 
Tras sacar pecho de los resultados electorales cosechados, los mismos que le recrimina José María Aznar en público, Rajoy anunció que "el PP es el partido de las clases medias españolas". Además, prometió que España "seguirá unida. Vamos a trabajar por una España mejor cohesionada, con unos servicios públicos sostenibles y bien financiados que también contribuyan garantizar a la igualdad de los españoles". Llegar a los 20 millones de personas empleadas solo es posible, según su teoría, si el PP gana las elecciones.  

Cifuentes a Aznar: "Que nos ayude a ganar"

Rajoy describió los éxitos de su gestión delante de las ministras Fátima Báñez (Empleo) e Isabel García Tejerina (Agricultura) y los vicesecretarios Javier Arenas, Javier Maroto, Fernando Martínez Maíllo y Pablo Casado;
la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada; la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, a quien el Gobierno agració hace una semana con la concesión de un canal TDT. 
Antes de la intervención del presidente, Cifuentes se paró antes las cámaras para afear al expresidente Aznar sus reproches públicos al PP. "Que se implique con todos nosotros y nos ayude a ganar". Además, la presidenta de la comunidad de Madrid añadió que "aquí no sobra nadie" y defendió que Aznar es "una figura importantísima para nosotros". Por eso, pidió expresamente al máximo responsable de Faes que "haga campaña transmitiendo el programa del PP".