Elecciones generales

Así son los 200.000 nuevos votantes del 20-D

Tienen mayor simpatía por los nuevos partidos pero su voto no será decisivo en las elecciones generales.

Albert Rivera se deja hacer un selfi con un grupo de jóvenes

Albert Rivera se deja hacer un selfi con un grupo de jóvenes EFE

En las elecciones generales que se celebran este domingo más de 34 millones de residentes en España están llamados a votar. De esa cifra, 223.064 personas votarán por primera vez en unas elecciones, lo que supone apenas el 0,64% del total de censo. Entre los jóvenes que acaban de alcanzar la edad para votar, 1.583.552 se estrenarán en unas elecciones generales, según los datos publicados por la Oficina del Censo Electoral (INE).

El porcentaje de nuevos electores en estos comicios ha aumentado 0,06 puntos respecto a los anteriores comicios de 2011. A pesar de esta cifra al alza, la tendencia en la última década ha sufrido un descenso del electorado joven.

En valores absolutos, Madrid y Barcelona son las circunscripciones con mayor número de nuevos votantes en estos comicios, pero en porcentaje respecto al total de votantes, Melilla (1,13%) y Ceuta (1,02%) encabezan donde residen más electores que votan por primera vez. Le siguen Jaén (0,79%), Almería (0,78%) y Murcia (0,77%).

¿Cómo son los nuevos votantes?

Olaya Jiménez forma parte de los 600 nuevos votantes que residen en Melilla. Estudia Pedagogía y hace apenas dos semanas que cumplió 18 años. Éstas serán las primeras elecciones en las que vote. Para esta joven melillense votar por primera vez significa "un paso para poder cambiar todo". Se identifica con los nuevos partidos. "Hay que lavar la cara de nuestro país", dice. Espera de ellos que "arreglen el problema que tiene el país".

Lo mismo le sucede a Ignacio Rico, otro joven melillense que alcanzó la mayoría de edad tras las pasadas elecciones autonómicas y municipales. Para Ignacio Rico, el hecho de votar por primera vez es "una de esas experiencias que siempre recuerdas". "Es un paso muy importante, ya que de alguna manera te sientes partícipe de lo que ocurre en tu país", dice.

Este estudiante de Ingeniería Aeroespacial piensa que los partidos emergentes son, en su mayoría, respaldados por los jóvenes. "Quizás por esos aires de cambio que llevan consigo", dice. Considera que lo que España necesita es una renovación política: "Por ese motivo, puede que prefiera a los partidos emergentes". A pesar de ello, Ignacio Rico cree que también es necesaria la experiencia de los antiguos partidos para alcanzar los objetivos que todos se proponen.

Esta simpatía de los jóvenes por los nuevos partidos ha quedado reflejada también en la encuesta preeelectoral para las elecciones generales publicada por el Centro de Estudios Sociológicos. Según la misma, los jóvenes de entre 18 y 24 años sienten más afinidad por los nuevos partidos. De esta manera se desprende que un 16,5% tiene más apego a Ciudadanos o que Podemos y sus alianzas (Compromís-Podemos, En Comú Podem o En Marea) es la preferida por un 20% de los jóvenes, frente al 6,4% y 4,9%, respectivamente, de los mayores de 65 años o más que votaría a estos partidos.

Si nos remontamos a los resultados de la preelectoral a las elecciones generales de 2011, la brecha generacional no era tan evidente. Por ejemplo, un 34% de los jóvenes menores de 25 años sentía más simpatía por el Partido Popular frente al 38% de los mayores de 65 años o más que votaría a dicho partido. Lo mismo sucede si miramos los apoyos del electorado al partido socialista, donde la diferencia entre generaciones también es mínima.

El partido ganador en las elecciones generales en la ciudad autónoma de Melilla, donde hay un mayor número de votantes en porcentaje, siempre ha favorecido el bipartidismo. El Partido Popular ha sido el favorito desde las elecciones generales de 1996. La melillense Olaya Jiménez no cree que se pueda revertir esta situación con la llegada de Podemos o Ciudadanos a la esfera política. Ignacio Rico tampoco cree que esta alineación hacia la derecha pueda cambiar. "El boom de los partidos emergentes en Melilla no ha tenido la misma magnitud que a nivel nacional", comenta.

Marina Rodríguez también votará por primera vez en estos comicios electorales. Ella lo hará desde Madrid. Tiene claro que sí va a votar en estos comicios. Lo que no tiene tan claro es a quién de los futuros candidatos a la Moncloa elegirá. Ella misma se define de "los indecisos". Al igual que Olaya e Ignacio, se siente identificada con los partidos emergentes. "Tienen ideas más acordes con lo que está pasando en el país", comenta.

¿Cuál es el peso del electorado joven?

Esta sintonía con los partidos emergentes puede llevar a pensar en un cambio en los resultados electorales hacia uno u otro lado. Según María Ramos, politóloga y editora de Politikon, es difícil que el voto joven pueda dar la vuelta al resultado electoral. "Su peso relativo en el censo electoral es comparativamente pequeño", explica. Comenta que a eso hay que sumar que los jóvenes tienden a abstenerse más.

Según la preelectoral a elecciones generales elaborada por el CIS, en el caso de que mañana se celebrasen elecciones, un 12,2% de los jóvenes de entre 18 y 24 años no votaría. Olaya Jiménez comenta a este respecto que tenía pensado votar nulo hasta que salieron a escena los nuevos partidos. Por su parte, Ignacio Rico ha pensado varias veces abstenerse, pero considera que no es una buena opción. "Si la mayoría de los españoles nos pusiéramos de acuerdo para abstenernos sería una buena manera de recordar a los partidos mayoritarios que están ahí para mejorar nuestra situación y no pelear entre ellos", opina acerca de este hecho.

Las explicaciones para la abstención son múltiples. Por una lado, se encuentra la idea de que se vota en función de una identificación hacia un partido que se va forjando con el tiempo, según explica María Ramos. Comenta que en el caso de los jóvenes es posible que éstos no hayan desarrollado aún esa identificación. "Eso puede explicar que se abstengan más, porque no han desarrollado aún vínculos fuertes", explica María Ramos.

Otra de las explicaciones que menciona la editora de Politikon para ejercer la abstención por parte del electorado joven es el grado de implicación en asuntos públicos. "Los jóvenes pueden no sentirse concernidos por cuestiones políticas y es más probable que no vean el voto como algo importante o central en sus vidas", dice Ramos.

Ramos explica que esto no quiere decir que participen menos en la política, sino que lo hacen de diferentes maneras. "Los jóvenes tienden a participar más en formas no electorales de participación política", comenta Ramos. De esta manera es menos frecuente que los jóvenes se afilien a partidos políticos o voten en elecciones pero sí que lo hagan de forma más activa mediante formas de participación no electoral como manifestaciones, tal y como cuenta la politóloga.

Tal y como se desprende del CIS, un 41% de los jóvenes menores de 25 años encuestados por el CIS le interesa poco la política frente al 25% que le importa bastante. Olaya Jiménez e Ignacio Rico forman parte de ese 25% al que le interesa la política. Este joven melillense piensa que debería ser un tema que a todos les debería interesar, ya que al fin y al cabo decide el futuro del país. "Creo que a gran parte de la población joven no le interesa, porque no se da una buena educación política en los centros educativos y es algo que habría que cambiar", dice.