Las grabaciones del juego sucio

Fernández Díaz no dimite y se declara "víctima de un atropello"

El ministro del Interior considera "lamentable y repugnante" que se hayan filtrado estas grabaciones a falta de cuatro días para el 26-J.

El ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz

El ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz Efe

  1. Jorge Fernández Díaz
  2. Corrupción
  3. Fraude electoral
  4. Ministerio del Interior
  5. 26-J

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se considera "la víctima de este atropello, de este ataque contra un rival político" después de que se hayan publicado las grabaciones de su conversación con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso. Díaz ha asegurado que existe "una conspiración" contra él después de que se hayan sacado a la luz estas grabaciones a falta de sólo cuatro días para las elecciones generales. 

Al mismo tiempo, el ministro en funciones ha mostrado su querido mostrar su fortaleza para pelear contra esta publicación, que está "descontextualizada, sesgada, dirigida y por fascículos", ha protestado en una aparición de urgencia ante los medios de comunicación en Villadecans (Barcelona). En esas grabaciones, Díaz aseguraba al director de la OAC que "el presidente del Gobierno lo sabe todo", sin embargo, hoy ha querido defender a la figura de Mariano Rajoy. De este modo, ha asegurado que el presidente no sabía nada y que ayer le llamó a las 20.00 horas cuando la noticia apareció publicada en el diario Público.

El ministro se ha mostrado "sorprendido" por que "se hable de conspiración en lugar de poner el acento donde está la conspiración, en el hecho de que se haya grabado y de que se difunda de manera descontextualizada y dirigida".

El ministro de Interior ha defendido sus conversaciones con de Alfonso porque la normativa de la creación de la OAC "prevé la colaboración leal con otros organismos o instituciones del Estado que tengan competencias similares". Díaz ha defendido que la Oficina no depende de su Ministerio, sino que "es dependiente del Parlament de Cataluña", pero se realiza esta colaboración porque "el Ministerio del Interior también tiene la misión de investigar conductas delictivas de todas las personas".

Es alucinante que algunos digan cosas como las que estoy oyendo

Díaz ha reconocido que se produjeron dos reuniones en su despacho en el Ministerio del Interior que "evidentemente, no eran para hablar de fútbol", sino que "era para hablar de nuestras competencias comunes". El ministro también se ha defendido alegando que el director de la OAC se reúne también con otros organismos e instituciones. 

Todo es una conspiración 

La defensa que ha empleado el ministerio del Interior ha sido la del ataque, a los medios de comunicación, a sus rivales políticos y casi a todo el que pasaba por allí. Díaz ha asegurado que "culparme a mí o al director de la OAC de conspiración es una injuria y una calumnia intolerable" y ha denunciado que es "víctima" de una campaña que "pretende destruir políticamente a un rival".

Ahí es cuando Díaz ha sacado la metralleta: "Es alucinante que algunos digan cosas como las que estoy oyendo", refiriéndose a todos los líderes políticos que han salido esta mañana a pedir su dimisión, entre ellos, los tres rivales de Rajoy a la presidencia, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. "No han esperado siquiera a un eventual resultado de la investigación de lo que ha sucedido, piden directamente la dimisión e incluso la destitución de un servidor y de Daniel de Alfonso".

Es sorprendente que se hable de conspiración en lugar de poner el acento donde está la conspiración, en el hecho de que se haya grabado y de que se difunda

Díaz ha defendido su presunción de inocencia y ha asegurado que vivimos "en el mundo al revés", ya que, "cuando alguien ha realizado una conducta ilegal (la de grabar y difundir esas grabaciones), lo que se hace es pedir la dimisión o el cese de las personas que son víctimas de ese suceso".