Valeant Pharmaceuticals

Así se derrumba un 50% en bolsa uno de los gigantes farmacéuticos más odiados

Valeant Pharmaceuticals, criticada por multiplicar los precios de fármacos para la diabetes, alerta del riesgo de suspender pagos.

Sede de Valeant en Canadá.

Sede de Valeant en Canadá. Reuters

Su secreto ha consistido en comprar otras compañías farmacéuticas, quedarse con su cartera de productos y elevar los precios de los fármacos poco después. Y así durante años. Da igual que fuese una fármaco para una enfermedad crónica como la diabetes, que la 'viagra femenina', el modelo de Valeant Pharmaceuticals no era tanto desarrollar nuevos medicamentos, sino rentabilizar los de los demás.

Este esquema construido por la multinacional canadiense a golpe de operación corporativa y endeudamiento se ha venido abajo después del profit warning (advertencia a la baja sobre resultados) que ha presentado este martes ante los inversores. Valeant asegura que sus ventas se resienten y que corre el riesgo de no atender alguno de los vencimientos y pagos sobre su deuda, algo sagrado en los mercados. De momento, ha retrasado la presentación de sus cuentas anuales.

'Depredador farmacéutico'

La farmaceútica canadiense saltó a los titulares hace algo más de un año. Durante un mitín, la aspirante demócrata Hillary Clinton leyó una carta de una votante en la que denunciaba el increíble encarecimiento de un tratamiento farmacológico contra las migrañas, que había pasado de 180 dólares en lo años 80 a más de 14.000 dólares hoy. Ese medicamento pasó a ser propiedad de Valeant después de una de sus múltiples adquisiciones. Sólo entre 2014 y 2015, la farmacéutica cuadruplicó su precio, según datos de Financial Times, algo que Clinton calificó como una "política de precios depredadora" y mostró su compromiso para detener estas prácticas.

Cotización de Valeant en bolsa.

Cotización de Valeant en bolsa.

De 90.000 a 10.000 millones en bolsa

En su adelanto de resultados, sin auditar, Valeant dijo que prevé unos ingresos de entre 2.300 y 2.400 millones de dólares, un 30% inferiores a su anterior previsión. "Los desafíos de los últimos meses todavía no se han quedado atrás y nuestro objetivo para el 2016 es el de equilibrar mejor nuestras prioridades en las áreas: desde médicos, pacientes, empleados, pagadores, los tenedores de deuda y accionistas", dijo el consejero delegado, Michael Pearson.

Su cotización se derrumba cerca del 50% en bolsa, hasta los 37 dólares, tras estos comentarios. Llueve sobre mojado para la compañía, que el pasado agosto de 2015 cotizaba por encima de los 260 dólares y una capitalización bursátil de 90.000 millones de dólares, que le situaban como la mayor empresa de Canadá. Diez meses después, Valeant apenas vale 10.000 millones tras una caída del 85% en bolsa -de 262 a 37 dólares por acción- y una crisis galopante de confianza de los inversores y de reputación entre la comunidad médica.

Los inversores están ampliamente preocupados. No es para menos. Valeant acumula una deuda financiera de 30.000 millones de dólares al cierre de 2015, cinco veces más que cuatro años antes y fruto de su agresiva política de adquisiciones. Entre sus principales accionistas y damnificados por el crash en bolsa se encuentran John Paulson, el gestor de hedge funds que hizo una fortuna en la crisis subprime, o Bill Ackman (Pershing Square), 'sufridor' de otro crash bursátil en Herbalife.