Europa League

Resumen Europa League: sin sorpresas en unos octavos light

El Liverpool taponó la remontada del United, Italia se queda sin representantes, el Dortmund cumple en Londres y España vuelve a dominar con tres equipos en cuartos.

Aubameyang celebra uno de sus goles al Tottenham

Aubameyang celebra uno de sus goles al Tottenham REUTERS

  1. Europa League
  2. Liverpool FC
  3. Sevilla FC
  4. Villarreal CF
  5. AS Roma
  6. Juventus
  7. Competiciones

No fue una jornada de sorpresas en la Europa League. Más bien fue la de las casi sorpresas. En el casi se quedó el Valencia, el United, el Fenerbahce... Los partidos de ida acabaron por ser claves en esta ronda de octavos.

Otro año más, y la lista ya es larga, la segunda máxima competición de clubes de Europa tendrá sabor español. De ocho equipos, tres son de nuestra liga (y eso que hubo duelo entre dos españoles en octavos). Los otros cinco provienen de la República Checa, Portugal, Ucrania, Inglaterra y Alemania.

El éxito español

Sevilla y Villarreal se habían enfrentado en Liga el pasado y domingo y ambos, que luchan por la cuarta plaza, pueden ver también en la Europa League el camino para la Champions (el que gana la competición, se clasifica directamente). Ambos fueron los que mejor resolvieron sus compromisos este jueves.

El Sevilla goleó, más fácil de lo esperado, a un Basilea que dijo adiós al sueño de llegar a la final el año en el que se jugaba en su estadio. Con el abierto 0-0 de la ida, los de Emery no quisieron dejar ninguna duda. Rápidamente marcó Rami y después Gameiro se 'emborrachó' de goles el día en el que Deschamps le dejaba fuera de la lista de la selección francesa.

El francés llegó a los 21 goles, su mejor cifra de siempre, y lideró a un Sevilla que volvió a presentar candidatura para la Europa League: sería su tercera consecutiva, tras las logradas en 2014 y 2015 ante el Benfica y Dnipro respectivamente.

Por otro lado, el Villarreal apenas sufrió en su visita a la siempre difícil Alemania. Defendía un 2-0 de la ida, renta suficiente para que los de Marcelino García Toral fueron con la tranquilidad de aguantar el arreón del Bayer Leverkusen. El partido apenas tuvo historia, con un aburrido 0-0 que solo dejó la alegría de la vuelta de Sergio Asenjo tras 322 días de ausencia.

En el Valencia - Athletic, España se aseguraba un puesto en cuartos, pero también perder un representante. Tras el 1-0 de la ida en el barro de San Mamés, los chés dieron una de sus mejores imágenes de la temporada y al descanso en Mestalla ganaban 2-0. Con baile por momentos a los vascos, el Valencia pudo aumentar su distancia, pero acabó pagándolo. Un polémico gol de Aduriz, precedido por una mano de Susaeta y un genial pase de tacón de Raúl García, dio el pase al Athletic a cuartos, haciendo bueno el valor doble de los goles fuera de casa. 

El desastre italiano y el auge portugués

En los últimos quince años, las competiciones europeas (Champions y/o Europa League) tenían siempre al menos a un equipo italiano en cuartos. En 2016 no será así. A las eliminaciones de la Roma y Juventus en Champions, se unió la de la Lazio, esta mucho más dolorosa.

Los blanquiazules fueron humillados en el Olímpico de Roma ante el Sparta de Praga, gran revelación del torneo. Los goles de Dockal, Krejci y Julis, todos en la primera parte, recuperan viejas glorias a este equipo checo, uno de los equipos más antiguos de Europa.

Mejor van las cosas en Portugal. A pesar de la pronta eliminación del Oporto y de la ausencia del Sporting de Lisboa, el fútbol del país vecino está dando un paso adelante. Si el Benfica está en cuartos de Champions, ahora se metió en la misma ronda de la Europa League el Sporting de Braga, finalista en 2011.

El equipo del norte de Portugal arrolló al Fenerbahce con un engañoso 4-1. Engañoso porque el equipo turco aguantó hasta que se quedó con diez hombres, primero, y nueve después. Al descanso el partido iba 1-1, con goles de Hassan y Potuk, resultado que valía al Fenerbahce tras el 1-0 en Estambul.

La expulsión de Mehmet Topal en el ecuador de la segunda parte lo marcó todo. Josué marcó de penalti el 2-1 (que tampoco valía al Braga), pero Stojiljkovic y Rafa Silva acabaron con las opciones de los turcos, que entre tanganas y líos, acabaron con ocho jugadores por tres expulsiones.

Dortmund y Liverpool se llevan los partidos más duros

El Tottenham - Dortmund y el Manchester United - Liverpool se presentaban como los grandes duelos de estos octavos. Tras el 3-0 en el Signal Iduna Park, el primero de ellos quedó listo para sentencia en la ida. La vuelta fue un mero trámite para los alemanes, que se presentan como grandes favoritos en esta Europa League.

En White Hart Lane, Aubameyang se volvió a lucir con dos goles, ante el que nada pudo hacer el equipo inglés. Son Heung-Min recortó distancias, pero era demasiado tarde. Los de Pochettino dicen adiós a la Europa League, algo que les podría quitar esfuerzos para su gran sueño de este año: ganar la Premier League. 

En el duelo inglés, Van Gaal volvió a quedar tocado y el United sufrió una nueva eliminación, esta vez más dolorosa por ser ante uno de sus grandes rivales. El Liverpool de Klopp hizo bueno el 2-0 de la ida, pero tuvo que sufrir unos minutos, cuando los locales pusieron el 1-0 en Old Trafford gracias a un gol de Martial. Una genialidad de Coutinho dio tranquilidad al Liverpool, que estará en cuartos.

Los partidos de octavos se completaron con el pase del Shakthar, que ganó al Anderlecht belga por 0-1, con gol de Alves da Silva en el minuto 93. Los ucranianos ya habían ganado en la ida por 3-1.