Museo Reina Sofía

Visitas del Museo Reina Sofía, un récord bajo sospecha de dóping

El centro comunica que en 2015 han tenido más visitantes que nunca, pero no aclaran que más de la mitad lo hacen sin control por las sedes del Retiro. 

Un visitante en la sala principal de la muestra de Juan Giralt en el Reina Sofía.

Un visitante en la sala principal de la muestra de Juan Giralt en el Reina Sofía.

  1. Museo Reina Sofía
  2. Artes plásticas
  3. Venta de entradas
  4. Exposiciones
  5. Patrimonio cultural
  6. Obras de arte

El Museo Reina Sofía acaba de hacer públicas las cifras de visitantes del año 2015: han sido 3.249.591 personas las que han pasado por alguna de sus instalaciones, en el parque del Retiro y en la sede central, para ver la colección, las exposiciones permanentes, los ciclos, las conferencias o los talleres. Con esta cifra que anuncia la dirección del centro se supera por poco el récord histórico alcanzado durante el extraordinario “año Dalí”, con casi 3,2 millones de visitas. “Esta cifra supone un incremento de más de un 20% con respecto a los datos del año 2014 (2.673.745 visitantes)”, añaden desde el museo.

En el comunicado el museo no especifica la procedencia de los visitantes, a pesar de ser un dato relevante. Este periódico informó hace unos días que el “taquillazo” se debe a que más de la mitad de las visitas accede al museo sin entrada. La mayoría de ellas no han pasado por el edificio Sabatini, sede central. Tal y como informó a EL ESPAÑOL el museo, después de rectificar, son las sedes del Retiro (Palacio Velázquez y Palacio de Cristal) las de más afluencia, con 1.673.928 personas. El acceso a estos dos espacios es gratuito y se hace sin necesidad de ticket. No hay un recuento exacto, sino conteo manual.

El único espacio en el que se lleva un recuento exacto a partir de las entradas expedidas es en Sabatini/Nouvel, visitado por 1.435.115 personas. De hecho, tal y como confirmó el museo a este periódico, sólo el 13% de los visitantes al museo de arte contemporáneo pagó por entrar en todo 2015: unos 400.000 abonaron su entrada. Estos datos no han sido publicados por el museo.

“Las cifras sirven para lo que sirven. No es importante cuánta gente llega, sino cómo la gente es capaz de crear sus propios relatos. Pero es muy significativo que en una programación con exposiciones claramente impopulares ha habido gente muy afín”, aclaró el director del centro, Manuel Borja-Villel, en la rueda de prensa donde avanzó los números pendientes de cierre.

También aseguró que “los ingresos propios siguen creciendo y prácticamente se han doblado”. Pero según los datos facilitados, en 2015 se alcanzaron 9,5 millones de euros, casi dos millones más que el año anterior. El porcentaje de ingresos propios sobre el presupuesto del museo tampoco ha crecido: en 2013 el museo aportó el 24,8% al presupuesto; en 2014, el 30,9%; y en 2015, el 23,7%. Para 2016 vaticinan que los ingresos crecerán de 9,5 a 10,2 millones de euros.