Protección de datos

El FBI dice ahora que no necesita ayuda de Apple para desbloquear iPhones

Se suspende la vista judicial prevista en la que Apple iba a exponer sus razones para no colaborar en el desbloqueo de un 'smartphone'.

Un mensaje de protesta en un iPhone.

Un mensaje de protesta en un iPhone. Reuters

En un sorprendente giro de los acontecimientos, la vista judicial que iba a enfrentar a Apple con el FBI por el desbloqueo del iPhone de uno de los supuestos autores de la masacre de San Bernardino (EEUU) ha sido pospuesta, dado que los investigadores afirman haber encontrado una forma de desbloquear de dispositivo sin necesidad de la ayuda de la compañía de la manzana.

El Departamento de Justicia afirma que ha encontrado, gracias a la ayuda de un tercero, la forma de saltarse la protección del dispositivo para acceder al contenido del teléfono en cuestión.

No obstante, antes deberán probar la efectividad de este método, algo para lo que dicha institución tiene de plazo hasta el próximo día 5 de abril, momento en el que presentarán un informe.

Según el gobierno, un tercero había demostrado una manera para que el FBI pudiera desbloquear el teléfono utilizado por Rizwan Syed Farook, uno de los dos presuntos asesinos de los asesinatos de San Bernardino, que causaron la muerte a 14 personas.

Apple se ha opuesto repetidas veces a desarrollar, a petición de las autoridades, un sistema para saltarse el cifrado de protección de los iPhone y acceder al contenido de los mismos, en lo que se ha convertido en un agrio debate sobre los límites de la privacidad y la seguridad pública.  

Así, a última hora del lunes, el juez Sheri N. Pym, la jueza federal para el Distrito Central de California, acordó conceder la petición del Departamento de Justicia para posponer la audiencia.

No obstante, este retraso probablemente no acabará con la polémica que enfrenta a Apple -y a la mayor parte de la industria tecnológica estadounidense, además de varios grupos de defensa de los derechos civiles- con el Departamento de Justicia.

"Esto sólo retrasará una pelea inevitable sobre si el gobierno puede obligar a Apple para romper la seguridad de sus dispositivos", comentó al diario New York Times Alex Abdo, abogado de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos.

Y la postura de la compañía parece que no se mueve un ápice, a tenor de lo que, horas antes de esta decisión, dijo su director ejecutivo, Tim Cook, en la última presentación de productos: "Se lo debemos a nuestros clientes y a nuestro país. Es una cuestión que nos afecta a todos y no nos vamos a evadir de esta responsabilidad", señaló.