OPERACIÓN PETRUM III

Mas considera a CDC objeto de "caza mayor" y defiende a su tesorero

El 'president' asegura que confía en los administradores de su partido y se ofrece a comparecer en el 'Parlament' para explicar las adjudicaciones de la Generalitat.

Artur Mas, durante su comparecencia este miércoles en la Generalitat

Artur Mas, durante su comparecencia este miércoles en la Generalitat EFE

El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, ha incidido este miércoles en la idea de que las actuaciones judiciales contra su partido atienden a una guerra contra CDC o contra el proceso soberanista catalán. "Es evidente que CDC somos objeto de caza mayor", ha afirmado el president, que considera que en las acciones de la Guardia Civil hay una "exageración y sobreactuación muy grande, que no es ajena al momento político que vivimos".

Mas ha defendido tanto al tesorero de su partido detenido este miércoles, Andreu Viloca, como a la empresa pública Infraestructures de la Generalitat, que también ha sido objeto de registros durante esta mañana. "Pueden mirar todo lo que quieran y registrarlo todo. Estoy 100% seguro de que todos los expedientes de adjudicación son impecables", ha asegurado el president, que se ha ofrecido a comparecer en el Parlament "esta misma semana" para explicar como funciona la empresa responsable de la adjudicación de obra pública de la Generalitat. "Tengo ganas de explicarlo porque las adjudicaciones se hacen de manera totalmente transparente y garantista".

Confianza en su partido

El president también ha defendido sin tapujos la financiación de su partido y a sus administradores. "Tengo plena confianza en las personas que han llevado y llevan la administración del partido" ha explicado Mas, que ha defendido que siempre que se ha visto obligado a tomar una decisión "ha dado la cara". Mas ha puesto como ejemplos su actuación después de la confesión de Jordi Pujol y la devolución por parte de CDC de dinero que había recibido "legalmente" del Palau de la Música.

Para defender su postura, Mas ha recordado que durante los últimos 10 años han aparecido todo tipo de informaciones y "rumores" sobre el 3% y a día de hoy "no se ha demostrado nada". "Siempre que han aparecido informaciones he preguntado en el partido" ha explicado, "y siempre me han dicho que no había nada irregular". Según el president, el hecho de que no se haya demostrado nada le permite seguir confiando en estas personas que, asegura, también gozan del apoyo de la Ejecutiva del partido.

"Moderadamente optimista" respecto a la CUP

Mas ha reconocido que es "moderadamente optimista" respecto al éxito de las negociaciones con la CUP, que ha definido como "complejas" y "no resueltas". El president no ha querido descartar la posibilidad de unas nuevas elecciones, si bien ha aclarado que "se hará todo lo posible para evitarlas".

El president ha convocado el pleno de convocatoria del nuevo Parlament para el próximo lunes -el límite legal establecido- y ha reconocido que las negociaciones necesitan tiempo. Tampoco ha descartado que se elija el presidente de la Generalitat pasadas las elecciones generales. "El tema del president sigue encallado", ha explicado. "Hay muchas diferencias de planteamiento y cada uno legítimamente defiende su posición".

Según Mas, las actuaciones judiciales de este miércoles no comprometen las negociaciones con la formación anticapitalista. "Si lo que se negocia en Cataluña depende de los poderes del Estado, vamos bien arreglados", ha espetado. "El Estado seguirá actuando en este frente y en otros".