El Español
Quincemil
Deporte
|
Celta de Vigo

El Celta vence en Sestao, pero sigue sin convencer

Dos tantos de Douvikas, uno de ellos tras un penalti muy dudoso, sellan el pase a dieciseisavos de la Copa del Rey, pero no despejan las dudas que generan los de Benítez
RCCELTA
Ofrecido por:

A pesar de que es evidente que la victoria era una necesidad y una obligación, el triunfo en el campo del Sestao no deja demasiadas buenas sensaciones en el Celta. El objetivo de pasar de ronda en Copa del Rey se cumplió, pero la recarga de moral para afrontar el tramo final del año en Liga no parece haberse cumplido.

Los de Benítez se adelantaron al cuarto de hora, con un tanto del griego Douvikas, que se reivindica ante el técnico madrileño cuando le da minutos, más allá de los finales imposibles de partidos que se han complicado. Un pase en profundidad de Miguel Rodríguez lo hizo bueno Tasos con el control, zafándose del defensa y encarando portería para transformar el primer gol celeste.

Tras el gol, el partido se ralentizó como intención del Celta y sumado a un césped que no permitía demasiadas florituras. Con el letargo del "tran tran" se llegó a la segunda parte, en la que un disparo de Miguel fue de lo poco destacable del equipo. Mientras, el Sestao esperaba un golpe de suerte, que lo dio la cabeza de uno de la tierra, Unai Núñez.

El central peinó un saque lateral de falta con la cabeza y despistó a un Marchesín que vio como se le colaba el balón en la portería mientras el argentino alzaba los brazos en señal de rendición. Pero la ilusión sestaoarra duró apenas cinco minutos. El árbitro penalizó un salto de Álvaro Mateo sobre Kevin dentro del área con excesivo rigor ante el estupor de los vascos y el alivio de los celestes. De nuevo Douvikas convirtió el penalti con tranquilidad, la misma que se instalaba en el banquillo del Celta. Quedaban 12 minutos para el final y el Sestao poco pudo hacer salvo colgar balones que hacían mantener la respiración, pero más por miedo que por peligro real.

El final del partido llegó como un suspiro de alivio para un Celta que logró el pase a dieciseisavos de final de la Copa del Rey, objetivo prioritario, pero que no despeja las dudas que genera el equipo. La próxima cita, el lunes a las 21:00 en Vallecas ante el Rayo.

Deporte