El Español
Actualidad
|
Pontevedra

La UVigo participa en un proyecto para la prevención de incendios forestales en Galicia

El proyecto Topacio surgió a raíz de los incendios forestales del 2017. A partir del establecimiento de índices de riesgo y el desarrollo de tratamientos preventivos, han creado una plataforma digital para prevenir estos sucesos
UVIGO

VIGO, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un consorcio púbico-privado en el que participa la Universidade de Vigo (UVigo) ha presentado una plataforma digital que ayudará a prevenir incendios forestales, a partir del establecimiento de diferentes índices de riesgo y el desarrollo de "tratamientos preventivos".

Se trata del proyecto Topacio, Tecnologías de optimización de la gestión de infraestructuras para la prevención de fuegos, que, a raíz de los incendios forestales que asolaron Galicia a finales de 2017, surgió con el objetivo de controlar la vegetación que crece junto a infraestructuras de transporte.

En marzo de 2018 arrancó este proyecto, que se prolongó hasta septiembre de 2020 y que actualmente continúa en fase de pruebas. El objetivo del grupo es que esta plataforma se llegue a comercializar y esté disponible con diferentes niveles de acceso según el tipo de usuario.

El consorcio tras este proyecto está conformado por los grupos de la UVigo de Xeotecnoloxías Aplicadas (Geotech) y de Tecnoloxía Enerxética (GTE); las empresas Extraco, Aeromedia, Conexiona y Sans2; el Centro de Investigación Forestal de Lourizán; y Feuga.

De acuerdo con los participantes del proyecto, este no es sólo un trabajo teórico, sino que se trata de una herramienta validada en escenarios reales en diferentes tipos de carreteras, en concreto, el proyecto se probó en dos infraestructuras de Ourense: en Celanova, en la autovía AG-3, y en Lobios, en la carretera OU-312.

Resultados del proyecto

Según han explicado en el acto de presentación de los resultados de este proyecto, celebrado este viernes de forma virtual, para llevar a cabo esta plataforma se han empleado diversas tecnologías, como un láser de escáner móvil --que saca imágenes de alta resolución de las infraestructuras-- anclado a vehículos de carretera y a drones.

Además, se utilizaron imágenes satelitales y se recurrió a modelos meteorológicos para prevenir riesgos de incendios en las carreteras estudiadas. A partir de los datos recogidos, se elaboró un modelo sobre el nivel de peligro que tiene la vegetación localizada al lado de infraestructuras de transporte.

Con ello, se empezaron a estudiar las zonas de riesgo asociadas a esas carreteras, el tipo de combustible forestal a la hora de propagar un incendio y el riesgo antrópico --posibilidad de afectación a poblaciones--, tras lo que se integraron modelos meteorológicos para ayudar a predecir los riesgos de incendio.

Con los datos recabados, se podrá establecer el nivel de riesgo de incendio, para valorar posibles acciones y generar alertas que permitan supervisar el mantenimiento y control de la vegetación en los márgenes de las autovías y activar los protocolos de emergencias.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad