El Español
Cultura

Así es el artista gallego "Primo Banksy": Crítico, reivindicativo y, ante todo, anónimo

Con un sobrenombre que lo familiariza con el británico Banksy, el lucense tiene una propuesta igualmente subversiva y atrevida que él mismo define como "arte activista"
"Tributo a Lorca", obra de Primo Banksy, en Madrid.
cedida
"Tributo a Lorca", obra de Primo Banksy, en Madrid.

Si uno se detiene a observar las paredes y muros de las ciudades que visita se encontrará con una gran variedad de propuestas artísticas diferentes. Pinturas, dibujos y grafitis de diversos estilos y con miles de significados. Lejos de considerarlos actos vandálicos, una gran parte de la ciudadanía ya se ha dado cuenta de que estas muestras de arte urbano son una parte fundamental de nuestros espacios. En ocasiones son simples decoraciones mientras que, a veces, actúan como elementos que despiertan conciencias.

Primo Banksy, es un grafitero lucense cuya obra se basa precisamente en la reivindicación, el activismo, y la búsqueda de plasmar la controvertida realidad con la que se encuentra. Su atrevida propuesta provocó que los medios lo relacionasen con el conocido artista británico, puesto que, como él mismo señala, la gente suele asociar a todos los grafiteros con Banksy. "La primera alusión a mi obra en El Progreso de Lugo me nombraba como "un primo de Banksy", me encantó el nombre, por las distintas acepciones de primo y por llevar implícita la crítica al etiquetado", asegura el artista.

Hace unos cuatro años, Primo Banksy decidió que su propuesta artística tenía que tener un carácter activista y reivindicativo, utilizando el espacio público como altavoz. El anonimato es su bandera, puesto que ante todo, la importancia está en sus obras no en quién las realiza. Por otro lado, Primo considera que "el grafiti tiene que ser ilegal o no es grafiti". Aunque el misterio es una de sus principales armas, lo fundamental es el carácter subversivo de sus pintadas y aquello que representan.

Detrás de su "careta" asegura que no hay un artista público, sino una persona normal con un trabajo, y que "tiene las inquietudes propias de nuestro tiempo". Recalca que en su arte no hay espacio ni para galerías ni para mercados, por lo que financia sus obras íntegramente con su empleo.

Artista lucense pero itinerante

Aunque el anonimato impide a Primo Banksy hablar de su vida tras el artista, admite ser lucense. Su intervención, sin embargo, no se limita a un único lugar. Ha realizado pintadas en varias ciudades gallegas, así como en otras partes de España y Europa. Desde Lugo a Roma, pasando por Vigo, Santiago, Coruña, Madrid, Gijón, Salamanca y Valencia; uno puede encontrarse a Primo Banksy donde menos se lo espera.

"Nadie ha muerto de esto", de Primo Banksy, en Madrid.

Todas sus obras tienen una intencionalidad social y política, denotando una actitud crítica con, según el artista, "una sociedad estancada ética y moralmente, con numerosos problemas sociales y con una clase política que no aporta grandes soluciones".

Algunas de sus pintadas más conocidas fueron Tributo a Lorca, en Madrid, o El rey se cae, en la que pintó en Valencia al emérito en una de sus conocidas caídas; también plasmó al expresidente Mariano Rajoy encima de un burro en Lugo. Rosalía, Copérnico o incluso Franco momificado han sido representados por Primo Banksy.

Obra de Primo Banksy.

La noche, una gran aliada

La noche es una de las grandes aliadas del artista, que afirma siempre trabajar sin permiso. "No entiendo el grafiti, el arte urbano, institucionalizado", sentencia.

Su última intervención fue en Ourense, sobre un texto de Irene Vallejo que habla sobre cómo nos estamos convirtiendo en modernos minotauros aprendiendo a vivir en el laberinto. Conocer la siguiente localización de su próximo trabajo es imposible pero quizás la ciudad olívica no se encuentre muy lejos de contar con una nueva obra, ya que Primo señala que le encanta la ciudad, sobre todo su zona vieja.

Para el lucense, el anonimato es necesario para ser completamente libre. Nunca contesta preguntas por teléfono, el email es su único contacto, puesto que, incluso su voz podría ser una pista sobre su género o edad. ¿Algún día sabremos quién se oculta tras Primo Banksy? El artista lo tiene claro, "si algún día se sabe quien es el Primo significará que de algún modo habré sido fagocitado por el sistema".

"Goya, Los Caprichos, Ya tienen asiento" de Primo Banksy, en Vigo.
¡Síguenos en Facebook!
Cultura