Los modelos de Uppababy y de iPro Bby, con sus respectivas bases, ha recibido la calificación más baja

Los modelos de Uppababy y de iPro Bby, con sus respectivas bases, ha recibido la calificación más baja

Consumo

Estas son las cuatro sillas infantiles de coche más perjudiciales para los niños

Los cuatro modelos contienen cantidades excesivas de compuestos químicos, sobrepasando los límites establecidos en las directivas europeas.

Noticias relacionadas

A la hora de comprar una silla infantil, uno de los aspectos primordiales que se deben tener en cuenta es la seguridad. Pero no es el único. Atendiendo a varios criterios, el club de automovilistas RACE ha renovado su Informe de Sistemas de Retención Infantil (SRI); según su resultado, cuatro sillas no salen bien paradas, y no precisamente por cuestiones de seguridad.

Se trata de los modelos Uppababy Mesa i-Size, Uppababy Mesa i-Size + i-Size Base, Hauck iPro Baby y Hauck iPro Baby + iPro Base, los cuales presentaban problemas con los revestimientos textiles al no ajustarse a las directivas europeas. Aunque todas ellas han recibido la menor puntuación posible, el último modelo de ellos obtuvo una puntuación de dos estrellas (sobre cinco) en el apartado de seguridad.

Son precisamente las dos sillas de la marca Hauck las que peor valoración han recibido, al recibir puntuaciones intermedias también en cuanto a las facilidades de uso que presentan y a su ergonomía. "Los revestimientos textiles de 'Hauck iPro Baby' y de 'Hauck iPro Baby + iPro Base' contienen naftalina. El valor medido en ambos modelos está por encima del valor límite establecido para los juguetes", explica RACE en el informe.

Si bien es naftalina el elemento que ha provocado la mala calificación en los modelos Hauck, en el caso de las sillitas de Uppababy es el compuesto químico TCPP, un retardante de llama, lo que ha superado los límites establecidos para accesorios infantiles.

Tabla de los Sistemas de Retención Infantil analizados.

Tabla de los Sistemas de Retención Infantil analizados. RACE

Cabe destacar que ninguna de las sillas analizadas ha obtenido la máxima puntuación (cinco estrellas), aunque muchas de ellas sí han sido catalogadas con cuatro. Si nos referimos a la seguridad, destacan las sillas Swandoo Albert, Peg Perego Primo Viaggio i-Plus, Jané Koos i-Size R1 y Besafe iZi Kid X3 i-Size.

A pesar de estos resultados, RACE considera que el resultado global ha arrojado datos "muy positivos, especialmente en aquellos sistemas de retención infantil situados en el sentido inverso de la marcha".

Consejos para no fallar

Con el objetivo de aconsejar a los consumidores, el informe SRI recoge algunos consejos fundamentales a la hora de decidir qué silla es la idónea para los pequeños.

- La silla infantil debe poder instalarse en el vehículo de manera que quede lo más tensa, fija y estable que sea posible. Sobre todo en vehículos antiguos, las sujeciones mediante cinturón largos, por ejemplo, pueden hacer que la silla no se deje fijar de forma estable.

- Para garantizar una retención óptima, los cinturones deben quedar lo más rectos posible, sin que se formen pliegues o arrugas.

- Especialmente en el caso de las sillas infantiles con protectores de impactos y en el de los portabebés se debería comprobar que la longitud del cinturón del vehículo sea suficiente para fijar la silla con seguridad. Si el cinturón es demasiado corto para fijar un portabebés convencional, quizá sea posible instalar un portabebés con base aparte.

- En el caso de los elevadores con respaldo es posible que el cinturón se atasque y ya no se retraiga cuando el niño se incline hacia adelante. Si esto es así, se debería probar una silla infantil en la que el trayecto superior del cinturón se adapte mejor a la geometría del cinturón del coche.