El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha denunciado a través de las redes sociales el homenaje que se ha celebrado este lunes en el barrio bilbaíno de Santutxu para recibir al etarra Agustín Almaraz tras su salida de la cárcel de Basauri después de cumplir 25 años de condena por el asesinato de cuatro personas entre los años 1993 y 1995. Fue recibido con aplausos y música en un indignante pasacalles que la asociación ha compartido en vídeo.

Noticias relacionadas

"Aplausos y música para recibir en el barrio bilbaíno de Santutxu al etarra Agustín Almaraz, condenado por el asesinato de cuatro personas. En los 'nuevos tiempos sin ETA', los terroristas son tratados como héroes a la salida de prisión", han escrito en su cuenta de Twitter, donde han compartido las imágenes publicadas previamente por Sortu tras la celebración convocada en la tarde del pasado lunes.

Cientos de personas se agolparon en la calle, precedidos por los músicos, portando ikurriñas y jaleando a Almaraz, al que felicitan por su salida de prisión:

El escritor y expolítico vasco del PP, Borja Sémper, se ha hecho eco del vídeo y de la crítica formulada por Covite y ha hecho un pequeño hilo para reflexionar sobre este tipo de homenajes que se siguen sucediendo en el País Vasco, reiterando primeramente que el homenajeado había asesinato a 4 personas y ahora estaba siendo "recibido con honores":

Borja Sémper es capaz de empatizar con el entorno del etarra y ha escrito que "podemos compender que su familia y amigos se alegren", pero matizando que "ese recibimiento no puede hacerse en la plaza pública, exaltando una trayectoria criminal ante la comunidad" y emplazándolos a que la celebración ocurra en la intimidad familiar:

Observando que "una sociedad moderna y democrática no puede aceptar que en el espacio público se rinda homenaje a quien ha hecho tanto daño y provocado tanto dolor", formula una acertada analogía entre los asesinos etarras y los asesinos machistas:

Concluyendo que es "una vergüenza" lo que ha sucedido en Bilbao, condenado también por políticos como García-Page, el hilo de Sémper acumula más de 10.000 reacciones y comentarios como estos:

La Delegación del Gobierno en Euskadi había remitido a la Audiencia Nacional la petición para prohibir el acto puesto que, alegan, no tienen competencias para formular esa prohibición sin que la justicia se pronuncie a tal efecto.