Hacer un directo en televisión no es tarea fácil. Los años de experiencia pueden otorgar un bagaje y unas tablas que faciliten la salida de un aprieto, pero ni los más expertos están a salvo de quedarse en blanco durante algunos segundos o sufrir cualquier otro percance del que se acabe percatando, inevitablemente, el público. El último en verse envuelto en este tipo de situaciones ha sido un reportero de Telecinco esta misma semana.

Noticias relacionadas

Francisco Almansa entraba este lunes desde Chinchón para Informativos Telecinco en su edición de la noche y le dieron paso al final del espacio que conduce Alba Lago. Se encontraba en la localidad madrileña para hablar del rodaje de la próxima película de Wes Anderson, director icónico que ha dirigido películas como El Gran Hotel Budapest, Los Tenenbaums, Viaje a Darjeeling, Isla de Perros o La crónica francesa.

Anderson llevará a esta pequeña localidad de unos 5.000 habitantes a estrellas de la talla de Scarlett Johansson, Tom Hanks, Bill Murray, Adrien Brody, Tilda Swinton o Margot Robbie e incluso el alcalde ha tenido que firmar un acuerdo de confidencialidad para que no haya filtraciones sobre el proyecto, del que se especula que podría servir de homenaje a las películas del oeste.

Un titubeo viral

Almansa intentaba explicar, micrófono en mano, la expectación que había en el lugar con todo el despliegue, pero titubeó un poco en su locución: "Los vecinos están muy felices de que vuelva una gran proyección de cine. Supone un reclamo turístico para lo que queda de año y también, perdona, económico para el pueblo. De momento reina, eh... Han empezado a rodar, no sabemos qué actores están aquí. Reina el secretismo".

El titubeo de Almansa, comprensible y comprendido siempre por la audiencia —que, en ocasiones, lo pasa incluso peor que los propios reporteros― ha sido muy criticado por José Antonio Prieto Ortega, un tuitero que se identifica como productor y comunicador radiofónico, además de director de Radio Sintonía en la Campiña Sur de Córdoba. "Se pierde de lo escrito, titubea, balbucea...", criticó, añadiendo el consejo de "menos leer y más comunicar":

El tuit de Prieto Ortega no ha tardado en salir a la palestra y recolectar críticas como estas:

Sin embargo, lo que nadie se esperaba es que el propio Francisco Almansa fuese el que apareciese para darle la puntilla en forma de zasca, asegurando que "comunicamos lo mejor que podemos, pero en una conexión en directo, cuando te quedas en blanco, no queda otra" y deseando que "mis titubeos y balbuceos no te hayan sido muy desgradables":

La respuesta de Almansa ha recibido miles de aplausos en la red social.