Carlos Herrera se ha ganado a pulso un hueco entre las últimas tendencias de Twitter. El pasado miércoles se publicaba la nueva oleada del Estudio General de Medios después de ocho meses en la que el locutor de la Cope ha visto cómo la Cadena Ser le adelantaba por la izquierda, pero los resultados del EGM no fueron los culpables de aupar al periodista a lo alto de la lista de trending topic, sino su particular forma de atizar al Gobierno. 

Noticias relacionadas

De hecho, el endurecimiento del discurso de Herrera tras la llegada de la pandemia es evidente. Se ha posicionado con claridad en el espectro de la derecha, criticando con dureza la gestión del Gobierno y cada grieta de la coalición de PSOE y Unidas Podemos. Es habitual que él y sus tertulianos carguen contra la gestión del Ejecutivo sin piedad en una estrategia pensada para que aumentasen los oyentes, algo que finalmente no ha ocurrido según el estudio.

En uno de esos alardes de incontinencia verbal, Herrera ha sido cuestionado duramente por las redes. En concreto, por su monólogo del pasado martes en su programa: "Ayer no compareció Simón para dar los datos de la pandemia. No hubo ocasión para preguntarle por varias cosas, fundamentalmente por la larga lista de expertos que asesoran al Gobierno", empezó diciendo el locutor de Cope.

"El ISIS de la pandemia"

Herrera hacía referencia a la exigencia del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno que ha pedido al Ministerio de Sanidad que revele en un máximo de 10 días el nombre de los miembros del comité de expertos que asesoran al Ejecutivo en la gestión de la pandemia. "Lo que tenéis que hacer es obedecer a esa resolución, que os retrata como un gobierno opaco. Que regatea información a la gente, vosotros sabréis por qué", acusó el periodista.

Es en este punto cuando retoma el discurso para aseverar que "aquí se adoptaron medidas tarde pese a los avisos. Y se sustentaron en el criterio de un comité fantasma con el que el ISIS de la pandemia tapaba las vergüenzas de sus negligencias. El ISIS es Illa, Sánchez, Iglesias y Simón", ahondó para explicar el cuestionable paralelismo que acababa de establecer. Una comparación que aplaudía y compartía el portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Toni Cantó:

Inmediatamente después de que Cantó compartiese el fragmento del monólogo de Herrera, las críticas empezaron a sucederse. Y es que, incluso para aquellos que no simpatizan con el Gobierno, la comparación con el grupo terrorista yihadista ha sido lamentable al banalizar todas las acciones espeluznantes que han dejado miles de muertos en todo el mundo: