El Estudio General de Medios (EGM) ha vuelto después de ocho meses y, fiel a su tradición, ha repartido suerte y sorpresas a partes iguales. Cuando se esperaba que la crispación política arrastrase una importante subida en los resultados de Cope y su estrella Carlos Herrera, Cadena Ser se ha disparado con 240.000 oyentes más y subidas en todas sus franjas.

Noticias relacionadas

De esta manera, Àngels Barceló y Hoy por Hoy se consolidan en el primer lugar y amplían distancias con Herrera. En total, han crecido en 148.000 oyentes, hasta los 2.980.000. Esto significa que las distancias se amplían hasta más de medio millón de fieles.

El propio Herrera ya lo había venido avisando toda la semana. En Herrera en Cope indicó de que la sensación era que le escuchaba más gente, pero que el EGM no lo reflejaría. Y así ha sido. El comunicador andaluz se ha quedado con 2.432.000 oyentes, una caída de 11.000 fieles en comparación con abril de este año.

Carlos Alsina también crece. El comunicador de Onda Cero ha logrado consolidarse sin prisas pero sin pausas y ha sumado 40.000 seguidores más desde abril de este año hasta los 1.235.000. La que no despunta es Radio Nacional, que en su franja de mañana pierde 188.000 oyentes hasta los 809.000, uno de los datos más bajos de los últimos dos años.

A causa del coronavirus, el EGM no realizó medición en verano -por primera vez en su historia reciente- por lo que estos datos son los primeros en casi un año. Es además el último medidor del año y la clave para la planificación publicitaria de los anunciantes para 2021. Unas cifras vitales en un momento en que la caída de ingresos del sector se eleva por sobre los dos dígitos.

Datos por emisoras

En este contexto, Cadena Ser vuelve a consolidarse como líder con 4.353.000 oyentes, tras ganar 240.000 frente a los datos de abril de este año. Cope le sigue  con 3.240.000 oyentes, un crecimiento de 20.000 fieles y un 0,6% de mejora respecto de la oleada anterior.

Por su parte, Onda Cero pierde 7.000 seguidores hasta los 1.792.000 fieles, mientras que Radio Nacional de desploma y pierde 189.000 (un 15% menos) hasta los 1.026.000. Esradio creció hasta los 628.000 oyentes, una mejora de 63.000 y un 11,2% más.

En el sector se mira con recelo la espectacular subida de Cadena Ser, aunque se justifica porque habría capitalizado a todos los oyentes que se han marchado de Radio Nacional. La cadena pública ha intentado copiar el formato de la Ser más escorado a la izquierda, pero los oyentes han preferido el original.

En estos datos tampoco ha tenido una gran influencia el coronavirus. Los resultados de abril ya no reflejaron ningún impacto ya que las cifras correspondían a encuestas realizadas entre febrero y comienzos de marzo, antes de la pandemia.

Del mismo modo, los datos de la oleada publicada este miércoles se recogieron entre octubre y noviembre, con impacto de la segunda ola, pero ya sin el confinamiento estricto de primavera.

De hecho, el principal efecto que se preveía en el sector era la influencia del debate político y la polarización de los oyentes en torno a los grandes bloques ideológicos, con Cadena Ser y Cope como los dos grandes polos opuestos. ç

En el caso de la emisora de Prisa sí que capitalizó a todos los oyentes de izquierda, incluso arrebatando fieles a RNE, pero Cope no logró mejorar demasiado, contrario a las expectativas de la propia cadena. Quizás por el efecto de esRadio que ganó 63.000 fieles.

Tarde y noche

En cuando al resto de franjas, Carles Francino y La Ventana de la Ser ganaron 37.000 oyentes respecto de los datos de abril de este año. En total, ganaron un 4,6% hasta los 837.000.

Fue el gran ganador ya que sus competidores presentaron caídas pronunciadas. En segundo lugar, continúa Julia en la Onda de Onda Cero. El programa llegó a los 437.000 oyentes, un 21% menos y 116.000 fieles de retroceso. La Tarde de Cope se quedó en 427.000, con 28.000 menos y un 6,2% de caída, rozando el segundo lugar.

En el caso de las noches, Hora 25 de Pepa Bueno supera el millón de oyentes hasta los 1.074.000. Esto permite aumentar distancias con La Linterna de Cope y Ángel Expósito que llegaron a los 809.000 oyentes, un 9,6% menos. 

El tercero en discordia sigue siendo Juan Ramón Lucas y La Brújula de Onda Cero, que cierra el año con 317.000 fieles y un 9,9% menos, 35.000 oyentes de caída frente al mes de abril