Los programas deportivos de Cadena Ser ha cogido aire luego de varios meses perdiendo oyentes. Los datos del Estudio General de Medios (EGM) conocidos este lunes revelan que El Larguero y Carrusel han vuelto a liderar después de que las tres oleadas anteriores perdiesen terreno.

Noticias relacionadas

El programa de Manu Carreño ha recuperado el liderazgo por la mínima tras ganar 25.000 oyentes y situarse con 773.000 fieles, esto es un pequeño crecimiento del 3,3% y no muy lejos de su mínimo histórico, pero es suficiente para volver al primer lugar.

Ello gracias a la caída de El Partidazo de Cope que perdió 40.000 oyentes hasta los 750.000, un 5,1% menos. En noviembre el programa de Juanma Castaño había arrebatado por primera vez en 25 años el primer lugar a El Larguero, una posición que no han podido consolidar cuatro meses después.

El tercero en discordia es El Transistor de José Ramón de la Morena. El programa de Onda Cero vuelve a perder oyentes y se queda en 239.000, un 17% menos.

Sábado y domingo

El fin de semana Carrusel vuelve a imponerse en todos los apartados. En la media de los dos días, el espacio de la Ser se quedó con 1.647.000 oyentes frente a los 1.471.000 de media de Cadena Cope. Les sigue Radio Estadio de Onda Cero con 409.000 oyentes de media.

En cuando al detalle por días, el sábado Carrusel llega a los 1.713.000, Tiempo de Juego a los 1.361.000 y Radio Estadio a los 398.000. El domingo el programa de la Ser llega a los 1.635.000, el de Cope a 1.581.000 y el de Onda Cero a 420.000.

Todas estas cifras representan un verdadero revulsivo para Cadena Ser y su equipo de Deportes. Después de los resultados de noviembre Manu Carreño y su forma de hacer radio estuvieron muy cuestionados, es por ello que estas cifras le dan un respiro para trabajar en lo que queda de temporada.

Los directivos de Cadena Ser no encajaron nada bien perder el liderazgo de 25 años de El Larguero, aunque los datos de este lunes les devuelven la tranquilidad, aunque sea de manera temporal. En cualquier caso, estas cifras ayudan a que se mantenga la estabilidad del programa y que, por el momento, no se hagan grandes cambios.