El penoso final del satélite español Ingenio ha estado en boca de todos. Aunque ya sabemos que la responsabilidad del desafortunado incidente no ha sido española, sino de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) que se encargaba del cohete que tenía que transportarlo junto a otro satélite galo, a los españoles nos ha bastado el titular para dejar volar nuestro ingenio (y nuestra mala leche) haciendo un sinfín de chistes al respecto

Noticias relacionadas

Pero claro, cuando el autor de uno de esos chistes que han colmado Twitter es un declarado enemigo de España, parece que toca defender al país con uñas y dientes recordando que la mejor defensa es un buen ataque. Esto es lo que le ha pasado al bueno de Carles Puigdemont. El expresident catalán reconvertido en prófugo y reconvertido una segunda vez en eurodiputado ha compartido un artículo sobre el tema apreciando que "esto sí que es un fiasco":

En realidad, Puigdemont empleaba la palabra "fiasco" para lanzar un dardo al diario El País que en su editorial del pasado 16 de noviembre titulaba Fiasco de Waterloo y en su interior desgranaba la decisión del promotor de Junts per Catalunya de no encabezar la lista de su nuevo partido en las próximas elecciones autonómicas, dejándolos huérfanos ante los comicios.

Pero, al margen de la explicación de la que una mayoría ni se enteró, lo que ha quedado patente es que buena parte de los tuiteros tenía ganas de contestarle a Puigdemont. Entre otras cosas, le han recordado que el cohete duró más tiempo en el rumbo correcto que la república catalana en vigor y han tirado de humor para dedicarle una retahíla de zascas como estos: