Si cada vez que Gabriel Rufián cuenta su chistecito habitual con las banderas nacionales nos tuviésemos que beber un chupito no tendríamos el hígado para muchas más fiestas. El portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya en el Congreso de los Diputados lo ha vuelto a hacer: un nuevo chascarrillo valiéndose de la supuesta e irónica comparativa entre otros países y España.

Noticias relacionadas

En esta ocasión el leitmotiv han sido las críticas que ha recibido el Gobierno por su escarceo con EH Bildu. Rufián todavía no había mostrado un análisis más serio de la situación, pero tampoco se le esperaba. Una vez más tiró de su particular humor para intentar lanzar un dardo a aquellos que relacionan al partido vasco con la banda terrorista ETA.

En concreto, Rufián afirma en boca de esos otros países que "ETA cesó en 2011, se desarmó en 2017 y se disolvió en 2018" y censura que en España se esté diciendo que "el PSOE está pactando con ETA":

Cada vez que Rufián cuenta un chiste le crecen los enemigos, pero es que esta vez incluso han empleado su mismo formato de tuit para asestarle zascas como estos: