Con el anuncio de la Lotería circulando, ya podemos decir eso de que la Navidad está a la vuelta de la esquina; sin embargo, esta vez todavía no hemos planificado nada. A estas alturas tendríamos comprados los billetes a nuestro destino vacacional, bien sea para volver al pueblo a ver a la familia o para hacer aquel viaje al Nueva York nevado con el que llevas soñando desde que tienes memoria gracias a Hollywood. 

Noticias relacionadas

En esta ocasión, pasando una hoja más del libro de la incertidumbre, no podemos planear nada que suponga salir de nuestra ciudad y juntarse con gente: vamos, la Navidad en sí misma. Habrá que esperar para saber qué nos tiene preparado el Gobierno y las comunidades. No obstante, hay algo que seguro que estará con nosotros otro año más: los dulces típicos de las fiestas que siempre acaban sobrando. De hecho, puede que todavía tengas del año pasado.

Polvorones, mazapanes, roscón de Reyes o los famosos turrones pasan a formar parte de nuestros michelines desde el primer al último día de festejos aunque nos propongamos evitarlo: "No me digas que no vas a probarlos si los he comprado especialmente para ti", dice tu abuela poniendo ojillos mientras te echa cinco de lo que sea en el plato para que no tengas escapatoria.

Los más odiados

Para hacer boca mientras no llega la Navidad, en Twitter se ha precipitado una encuesta cuyo planteamiento nos asalta cuando toca recoger la mesa después de las comilonas: ¿Por qué comprarmos de todo cuando hay cosas que no le gustan a nadie? Pues bien, Cycy Weasly nos ha ayudado a disipar dudas gracias a este tuit que ha suscitado miles de reacciones:

Lo cierto es que ha quedado demostrado una vez que en la variedad está el gusto:

No obstante, después de leer gran parte de las repuestas podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que los mazapanes son los grandes incomprendidos de las cestas navideñas seguidos de los polvorones y el roscón. Vamos, que los turrones ganan por goleada. Suponemos que el motivo responde a que sus sabores también son variados. Pero también ha habido un puñado de gente que no se queda con ninguno de los cuatro:

Después de leer los comentarios de estos negacionistas la respuesta del moderador nos representa tremendamente: