La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sorprendido a gran parte del mundo con el anuncio que formulaba el pasado lunes con el objetivo de animarnos para sobrellevar la pandemia: cantar y bailar We are family. Sí, como lo leen, el mítico tema que popularizó el grupo Sister Sledge en los años 70 a la voz de "unidos somos más fuertes porque somos familia" está llamado a ser una especie de Resistiré planetario para promover la solidaridad frente al coronavirus.

Noticias relacionadas

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha propuesto que este sea el himno mundial para acabar con el virus en una iniciativa planteada por la fundadora de la organización The World We Want, Natasha Mudhar, que va a contar con la colaboración de la cantante Kim Sledge, una de las voces del legendario grupo estadounidense. Se publicará una edición especial de la famosa canción para recaudar fondos.

Lo que pretenden, en concreto, es "promover que los famosos y los jefes de Estado participen en la campaña, pero también instamos a toda la población a que graben sus vídeos cantando la canción para incluir los vídeos en el videoclip que realizaremos para final de año", explicó Mudhar, añadiendo que el plazo finaliza el próximo 30 de noviembre. La nueva edición de la canción saldrá a la luz días antes, el 9 del mismo mes, coincidiendo con la apertura de la Asamblea Mundial de la Salud.

"Que se vayan a la mierda"

"We are familiy es más que una canción. Es una llamada a la acción para la colaboración y la bondad, y un recordatorio de la fuerza de la familia y la importancia de unirse para ayudar a otros en momentos de necesidad. Ahora más que nunca, las comunidades y las personas de todo el mundo deben prestar atención a este mensaje y unirse, como una familia global, para apoyarse mutuamente a través de este desafío de la Covid-19, y recordar que nuestra salud y bienestar es nuestro regalo más preciado", ha insistido Tedros.

Lo cierto es que no cuesta imaginarse la que se les vendría encima a Pedro Sánchez o al rey Felipe VI si emplean un minuto de su tiempo en grabarse bailando la canción con la que está cayendo. No obstante, la acogida tampoco ha sido nada buena por parte de la sociedad española a la que le ha parecido "una tomadura de pelo". Bastaba con echar un vistazo a Twitter el día del anuncio de la OMS para hacerte una idea de lo que pensaba la mayoría. 

Fueron muchos los que se hicieron eco de la noticia al tiempo que escribían: "Que se vayan a la mierda". Y es que después de tantos meses de fallecimientos, contagios y privación de libertad, no está el horno para bollos. Sin embargo, lo cierto es que a nadie le amarga un dulce y los hacedores de memes han contribuido una vez más a que nos tomemos también esto con el mejor humor posible: