Durante la 'primera ola' de la pandemia de COVID-19, Vicente Vallés se convirtió en el azote del Gobierno de Pedro Sánchez, convirtiendo el telediario de la noche que presenta en Antena 3 en un púlpito editorializante que le ha elevado a adalid de la oposición y bestia negra de los partidarios de la coalición gobernante. "Moncloa lanzó el eslogan Salimos más fuertes... De hecho, no hemos salido todavía", lanzaba nada más reincorporarse este septiembre, prometiendo una "segunda temporada" igualmente cargada.

Noticias relacionadas

Aunque la última regañina sonada del presentador sobre la gestión sanitaria ha caído a partes iguales sobre Sánchez e Isabel Díaz Ayuso por la escenificación para la cumbre en la Puerta del Sol para tratar el repunte de la Covid-19 en Madrid -"24 banderas, 24", se escandalizaba-, 48 horas después Moncloa volvía a ser el objetivo de su artillería dialéctica.

Y es que el miércoles venía cargado, con el arranque del trámite para indultar a los 'presos del procés', la confirmación de las negociaciones del PSOE con Bildu para aprobar los Presupuestos, el portazo por primera vez al Rey Felipe para la entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona y la investigación a la fiscal de Sala Consuelo Madrigal por un artículo crítico con el Gobierno

"Fiscales investigados, el Rey no viaja a Cataluña, el Gobierno tramita el indulto a los independentistas condenados, Moncloa planea rebajar la pena por sedición, la vicepresidenta convierte en normales sus reuniones con Bildu...", enumera Vallés en el clip que se ha hecho viral. Sin embargo, lo verdaderamente alarmante para el periodista viene a continuación, una frase pronunciada por el vicepresidente cuarto del Gobierno, Pablo Iglesias, difícilmente de justificar en sede parlamentaria:

"No volverán a formar parte del Consejo de Ministros de este país", espetaba Iglesias a Teodoro García Egea, secretario general del Partido Popular. La rotundidad con la que expulsa el líder de Podemos a los populares de la posibilidad de volver a gobernar llama la atención de Vallés. "Como han escuchado, Pablo Iglesias no ha dicho ni que sea su opinión ni su deseo. Lo que ha hecho el vicepresidente es comunicar a la oposición que nunca volverán al Gobierno".

La frase queda abierta a interpretaciones, y el propio Iglesias no ha considerado necesario matizar quién y por qué cauces impediría otro gobierno del PP, cuando las encuestas confirman que sigue siendo la segunda fuerza de España, recortando distancias con el PSOE. Lo que ha hecho es replicar su mensaje del Pleno en su cuenta de Twitter, enumerando sus  críticas a las políticas del Partido Popular. Curiosamente, y aunque lo ponga por escrito, el corte final de la intevención en el que anuncia que "no volverán a estar en el Consejo de Ministros" no aparece en el video que distribuye Podemos.