El reportero Juan Ballesteros se ha convertido en todo un fenómeno viral por su exceso de sinceridad durante la conexión en directo para Televisión Española en la que tenía que hablar del asfixiante calor que estaba haciendo en Castilla-La Mancha. Sin cortarse ni un pelo, admitió ante la cámara que seguramente habría cosas más importantes de las que hablar que las altas temperaturas en pleno verano.

Noticias relacionadas

La presentadora del Canal 24 horas, Olga Lambrea, le dio paso y lo que sucedió a continuación ha pillado por sorpresa a todo el mundo: "Buenos días desde Toledo, una ciudad en la que la noticia real, un 16 de julio, sería que no hiciera calor", empezó. Continuó diciendo que "a esto le llama la AEMET alerta amarilla, efectivamente, como dices, que es que va a hacer una temperatura máxima aquí, en Ciudad Real, de 37 grados, casi ni fiebre en términos de temperatura corporal".

No sabemos si a Ballesteros le sentó mal eso de esperar para conectar en directo a pleno sol, pero su tono jocoso no le abandonó en ningún momento: "Un grado más, 38, va a hacer en los valles del Guadiana y del Tajo. Todo esto tiene una traducción en riesgo de incendios que, efectivamente, aumentan estos días. Lo van a ser también con alerta amarilla en toda la provincia de Toledo, Ciudad Real, en La Alcarria, y ya en alerta roja en la comarca de La Jara".

"No les voy a aburrir"

Habiendo cogido carrerilla, Ballesteros eligió despedirse por todo lo alto. Primeramente, en su traca final, anticipó que "no les voy a aburrir con recomendaciones por el calor, ya tienen bastantes con la pandemia" para concluir lanzado una directa a sus jefes: "Hay una que dice que a estas horas centrales del día no estemos al sol, que es lo que yo estoy haciendo ahora. Así que, si te parece, despedimos la conexión a los compañeros de Torrespaña que, probablemente, tengan cosas más interesantes que contar".

La intervención de Ballesteros en la televisión pública suscitó una oleada de reacciones en las redes sociales, dividiendo a los que aplaudían su honestidad y a aquellos que creían que se trataba de una salida de tono inexplicable. Entre estos últimos, sorprendentemente, hemos encontrado a uno de sus compañeros, el meteorólogo Albert Barniol.

Un cuñado

El hombre del tiempo de La 1 comenzaba su espacio asegurando que "el calor continúa siendo noticia" y precisando lo siguiente: "Aunque el cuñado que tenemos todos dentro nos diga que es normal que haga calor en verano, la verdad es que la persistencia de estas altas temperaturas en algunos lugares desde hace muchos días está haciendo que este episodio sea relevante".

Vamos, que con mucha elegancia ha llamado "cuñado" a Ballesteros sin despeinarse y ha explicado por qué sí es relevante seguir hablando del calor.