No sabemos si Arturo Pérez-Reverte se tomará unas vacaciones este verano, pero vista la sucesión de polémicas que ha provocado en los últimos días desde La Jungla se las recomendamos encarecidamente aunque sea tirar piedras contra nuestro propio tejado. Este mismo viernes, sin ir más lejos, puso Twitter patas arriba con una frase que escribía por primera vez en su vida: "Me la suda".

Noticias relacionadas

Nunca antes tres palabras dieron para tanto derroche de palabrería, ataques, aplausos y sesudos análisis. Bueno, lo cierto es que no han sido solo esas tres palabras, sino también el contexto que quiso darle el escritor a la "extraordinaria grosería". Y es que, como buen polemista y francotirador tuitero, Reverte quiso traer a colación el universo femenino que tantas críticas le ha brindado a lo largo de su trayectoria como "señoro" reconocido por el feminismo.

"Dicha por una mujer (lo que ocurre cada vez con más frecuencia), es también absurda. En todo caso, sería 'me lo suda' o 'me las suda'. O somos o no somos", escribió:

Tuiteó a las 12:02 y segundos más tarde tenía cientos de respuestas de todo tipo. Desde los que le llevan la contraria con razonamientos de peso hasta los que aprovechan para decirle al escritor que "se la suda" su opinión, pasando por los que se han dado cuenta de que lo único que busca Reverte es provocar:

Y, por supuesto, se trataba de un nuevo experimento sociológico del que se mofó horas más tarde, cuando "don Arturo" llevaba buena parte de la mañana siendo trending topic:

Aquellos 650 comentarios no tardaron en convertirse en más de 2.000 y don Arturo feliz de poder abrir otro melón y quedarse todavía más con el respetable: