El Conquistador, uno de los programas más exitosos de la televisión vasca, ha emitido este lunes su gran final. Sin embargo, el momento que más se está comentando en las redes sociales no ha sido el de la proclamación del ganador, sino la extraña pregunta que el presentador, Julián Iantzi, formulaba a Eider García Durana, una de las concursantes finalistas.

Noticias relacionadas

La charla se produjo al principio de la noche, cuando Iantzi fu recibiendo a los concursantes en plató. A la llegada de Eider el presentador dio paso al vídeo que le había grabado su mujer deseándole mucha suerte en la última gala y dejando claro que, tanto ella como el resto de familiares y amigos, estaban muy orgullosos de su paso por el programa: "Has dado todo y más, desde aquí te mando un beso enorme", dijo.

La concursante recibió el mensaje con sorpresa y emoción, sin esperar la pregunta que le iba a formular Iantzi: "¿Me vas a aclarar una duda? Yo creo que todo el mundo está pensando: a ver, ¿tu mujer qué es? ¿Es tu mujer? ¿Es tu compañera? ¿Es tu amiga? ¿Es una broma? ¿Qué es tu mujer?". La chica, sin perder la sonrisa, le contesta que cree que "tú tienes otra pregunta, ¿no?" y le aclara que "mi mujer es mi mujer y ya. Tú también tienes mujer, pues lo mismo".

"Inaceptable lesbofobia"

El presentador continúa preguntando si es "tu pareja de hecho" y la concursante, queriendo zanjar el tema, le pregunta si lo que quería saber es si había "acercamiento físico". "No me vas a responder", siguió Iantzi, hasta que ella sentenció: "Yo ya he contestado, lo que pasa es que formuláis más la pregunta para intentar tirar".

El fragmento del vídeo en el que el presentador formula la primera cuestión llegó a las redes sociales horas más tarde de la mano del Observatorio contra la LGTBI+fobia de Vitoria-Gasteiz, quien acusó a la ETB de "lesbofobia":

Una deenuncia a la que se han sumado decenas de tuiteros acusando al presentador de homofobia:

Otros han querido explicar el origen de la pregunta de Iantzi y contextualizar el momento, señalando que la chica había hablado de su mujer en el vídeo de presentación como una amiga con la que estaba todo el día y con la que se terminó casando, pero sin tener acercamiento físico. Así que el presentador parece que más que homófobo haya sido un poco cotilla de más:

[Más información: Los cinco 'zascas' de Ana Millán a Pablo Motos que triunfan 9 años después]