Buena parte de los tópicos sobre nuestro país han entrado en una licuadora y se han volcado en el expositor que la corresponsal de Televisión Española, Almudena Ariza, se ha encontrado en el supermercado de París donde suele hacer la compra diaria. Un espectáculo esperpéntico en el que no falta la flamenca, las paellas o la senyera en vez de la bandera de España. 

Noticias relacionadas

Pero la cosa no se queda ahí. Y es que también han metido en el expositor una cesta punta vasca y un toro, que adornan productos tan poco españoles como el prosecco, uno de los espumosos italianos por excelencia. Vamos, que todo apunta a que alguien quiso beneficiarse de la imagen de los productos españoles para vender otros que tenía en stock con orígenes muy distintos rezando para que nadie fuese consciente del batiburrillo.

Pero ahí estaba la periodista para aguarle la fiesta y hacer viral la metedura de pata de los franceses. Ariza graba perpleja lo que se ha encontrado en el súper mientras se le escucha decir "soy española" con una risa, como explicándole a alguien que estaba inmortalizando el expositor por una razón de peso: las risas que se iba a echar después en Twitter.

Y, como era previsible, los chistes se sucedieron como respuesta al vídeo de la periodista:

Lo cierto es que sorprende que nuestros vecinos sepan tan poco de nosotros como para encadenar semejante despropósito.

[Más información: Del plagio de Podemos al 'trabuco' del PSOE: las campañas electorales más locas de los últimos años]