Nunca se habló tanto de fake news y bulos como en estas últimas semanas. La situación crítica que estamos viviendo es un campo abonado para que se multiplique la desinformación en el sentido más amplio de la palabra. Se trata de informaciones fraudulentas e intencionadas de las que solemos hablar en tercera persona porque pocas veces somos capaces de precisar su origen. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, en esta ocasión hemos podido seguirle la pista de principio a fin a uno de los bulos que más ha alterado a las redes sociales en los últimos días: el supuesto envío de un paquete con heces de David Broncano a Santiago Abascal a través de un repartidor de Glovo. Una fake new que surgió sin más intención, según su autora, que la de "hacer una broma".

Pero empecemos por el principio de la historia para recrearnos en las mágicas coincidencias que se dan en Twitter a veces. Acompáñennos hasta el domingo 19 de abril. Ese día, el presentador de La Resistencia compartió una fotografía desde su piso madrileño en la que se veía un gran arco iris. La tomó minutos antes de las ocho y le llamó Aplauso a la belleza:

La fotografía generó cientos de comentarios, saltó a los medios de comunicación también y, como todo en Twitter, hubo quien vio algo más allá que una bonita foto en tiempos de confinamiento: Broncano, que va de progre, vive en la plaza de España de la capital

Los tuiteros de derechas activaron la maquinaria y al cómico le llovieron cientos de críticas. Total, que por un lado los que admiraban la foto del arco iris y, por otro, los que criticaban esa supuesta incoherencia de Broncano, lograron colocar su nombre en la lista de tendencias de la red social. Pero aun faltaba el penúltimo golpe de gracia. 

De broma a bulo

Y es que el impulso final al trending topic llegó horas después, ya el lunes, con este juego que se hizo viral:

Es en este contexto cuando la tuitera bromista decide actuar al ver a Broncano en la lista de tendencias y publicar el siguiente tuit adjuntando una captura falsa de un artículo de prensa:

Sin ningún enlace al que pinchar para acceder a la supuesta información (obviamente porque nunca existió), usando una tipografía distinta a la de los titulares de OKDiario e incluso poniendo el nombre de Abascal en minúscula. Vamos, que lo veías y te saltaban todas las alarmas; pero cuando la noticia que te llega encaja con tu discurso o es la antítesis del mismo, entra en juego un extraño mecanismo cerebral que consigue que nos la creamos sin pestañear para aplaudir o criticar como si no hubiese un mañana. Y esto es lo que ha pasado.

Por un lado, gente muy ofendida por el envío que había efectuado Broncano. Los creyentes de derechas:

Recordando, incluso, que en su programa se habían cachondeado del coronavirus (como el 90% de los mortales por aquella época, también hay que decirlo):

Al otro lado los creyentes de izquierdas aplaudiendo la "genialidad" del presentador:

"Broma para el facherío"

Así que en la noche del lunes medio Twitter estaba hablando de lo de Broncano y Abascal y el otro medio preguntándose de dónde había salido todo esto, incluso el propio presentador:

Entre los más de mil comentarios que ha dejado su séquito de fans, hemos hallado el que probablemente se acerque más a la descripción de los hechos:

Pero sigamos, que estamos a punto de llegar al final de la historia. Y es que en cuanto David Broncano salió a la palestra desde su cuenta, la autora del fake dio la cara desvelando que era falso y que se trataba de una "broma" para "contrarrestar" al "facherío":

Explicó también cómo había hecho el montaje y pidió al presentador que lo hiciese realidad "por aclamación popular":

La tuitera optó por sacar una moraleja de toda esta "broma" que acabó pareciéndose más a un experimento sociológico e, incluso, aportó estadísticas para medir el alcance que había tenido su montaje. Un bulo que se hubiese desmontado en menos de un minuto si antes de creérnoslo hubiésemos hecho una simple búsqueda en Google para ver si existe o no la noticia original:

¿Una casualidad?

Es inquietante comprobar lo fácil que es metérnosla doblada con las fake news e indignante saber que muchos las usan a su antojo para inclinar la balanza. Y es que la mayoría de los bulos se lanzan con una intencionalidad clara y una misión concreta. En este caso, la tuitera afirma que ha sido una broma y la ha desmentido tiempo después.

No obstante, cabe recordar que cuando Broncano ocupaba lo más alto del trending topic otro de los puestos de tendencias estaba ocupado por un hashtag que se estaba moviendo desde perfiles contrarios al Gobierno de Sánchez con el mensaje #EspañaNoTeQuiere. Pero claro, la consigna quedó en un segundo plano:

Y lo cierto es que no son buenos tiempos para creer en las casualidades. Por suerte, siempre nos quedará la duda.

[Más información: Los padres estallan contra la medida del Gobierno: "Los perros tienen mejores derechos que los niños"]