Últimamente una ya no sabe muy bien qué se va a encontrar cuando embarca con una aerolínea de las llamadas low cost. Parece que, en los últimos años, los directivos de estas compañías solo se dedican a investigar cómo pueden seguir abaratando los costes del vuelo a costa de recortar en el bienestar y la seguridad del pasaje.

Noticias relacionadas

El último caso de este tipo nos lo hemos encontrado en un vuelo de EasyJet que cubría la ruta entre la localidad inglesa de Luton y Ginebra (Suiza). Un tuitero suizo ha sido el que daba la voz de alarma el pasado martes, publicando en una fotografía en la que aparecía una de las pasajeras sentada en un asiento que no tenía respaldo.

"EasyJet vence a Ryanair por tener asientos sin respaldo", publicaba en su cuenta de Twitter junto a la imagen y menciones a las compañías, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y hasta al aeropuerto de Ginebra, donde aterrizaría el avión:

Su tuit ha sido retuiteado más de 24.400 veces y cuenta con más de 3.000 comentarios. El hombre aclaraba que la fotografía la había hecho su pareja y que ese era el asiento asignado para la mujer, pero una vez que subió todo el pasaje, la tripulación la cambió a un sillón con respaldo que había quedado libre: "No estoy seguro de qué hubiese pasado si el vuelo estuviese lleno", analizó.

"Elimina la foto"

EasyJet no tardó en contestarle a Matthew, dándole las gracias por la información y pidiéndole que eliminase la fotografía y les enviase más información por privado, para que las redes sociales no continuasen sacándole los colores a la aerolínea:

El hombre se negó, incidiendo en que se trataba de un avión que estaba en ese momento descendiendo en Ginebra y aportando pruebas para identificar el número de vuelo:

Otro community manager diferente al de la primera respuesta, le aseguró al tuitero que entendía su postura, pero reiterándole su petición: "Si pudiera enviarme un mensaje privado con más información, se lo agradecería".

El hombre no ha vuelto a escribir nada más sobre el asunto y tampoco la compañía ha hecho ninguna alusión pública.

"Está prohibido por la normativa de seguridad"

Desde el gabinete de Dirección de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) explican a EL ESPAÑOL que no tienen constancia de que ningún pasajero haya volado en las mismas condiciones en vuelos que operen desde nuestro país. Aseguran que "las compañías lo impiden porque está prohibido por la normativa de seguridad".

Directamente, inciden en que "si un avión no tiene operativo alguno de los asientos, no se asigna pasajero". No obstante, aconsejan que los pasajeros se pongan en contacto con ellos a través de este buzón de su página web "en caso de detectar deficiencias, únicamente de carácter técnico, que pudieran comprometer la seguridad en la operación de las aeronaves".

[Más información: Los pasajeros de un avión atan de pies y manos a un borracho en pleno vuelo]