La Jungla A por ellos, oe

'Pajas de España': anatomía del récord mundial español de masturbación

En la Jungla. Una encuesta sobre onanismo por países pone al nuestro en cabeza. Este es el estado de la masturbación en España.

Decía Woody Allen que la masturbación está infravalorada porque consiste en hacer el amor con quien más quieres. Y un reciente estudio parece demostrar que los españoles tenemos la autoestima bien alta.

El fabricante de juguetes sexuales Tenga ha querido conocer los hábitos onanísticos de nueve países -Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, España, Japón, China, Taiwan y Corea del Sur- y ha desgranado no solo cómo nos masturbamos los españoles, sino también cómo nos sentimos al respecto.

Para empezar, somos los que más nos masturbamos -o al menos los que más lo reconocemos-. Un 93% de los españoles reconoce masturbarse, por encima del 91% de los británicos y muy por encima del 73% de los chinos.

La siguiente pregunta de la encuesta viene de forma natural: ¿Por qué? Las principales razones seguramente no sorprendan a nadie: relajarse y aliviar estrés (29%), satisfacer impulsos sexuales (25%) y obtener placer sexual (25%).

Pero entre las respuestas minoritarias hay razones curiosas, como para poder dormir (la típica masturbación-soñodor) o por simple aburrimiento (la masturbación-Game boy).

Por sexo y edad, posiblemente no sorprenda que los hombres se masturben más que las mujeres, pero no por mucho: la proporción es de un 95%-90%. Los millennials se masturban algo más que sus antecesores, la generación X, pero es notable que el porcentaje de onanistas cae en la generación Z (nacidos a finales de los 90 y principios de los 2000).

Por orientación sexual no hay una gran diferencia, aunque el colectivo homosexual parece ser más precoz, empezando a los 13,4 años mientras que los no-LGTBI tienden a comenzar a los 15 años.

En el sexo siempre es muy importante la primera vez, y también en la masturbación. Según este estudio, la mayoría lo descubrimos por nosotros mismos (49% de hombres y un 59% de mujeres), si bien una parte importante de los hombres lo descubre porque un amigo se lo cuenta (un 24% de los hombres frente a solo un 5% de las mujeres).

¿Y navegando por Internet? A pesar de la importancia que tiene la red para este cometido, solo un 2% de hombres y un 3% de mujeres descubrieron las maravillas del amor propio gracias a Internet.

Eso sí, para la aplastante mayoría es más satisfactorio el sexo que la masturbación. Solo en el grupo de mujeres está mínimamente igualado: un 40% lo encuentran igual de satisfactorio, el 36% se queda con el sexo y solo un 24% prefiere masturbarse.

Los calores nos impulsan a tocarnos. Primavera y verano, especialmente agosto, son los meses más propensos, mientras que octubre es el más relajado. La tarde-noche es el prime-time masturbatorio, seguido de la madrugada.

La mayoría lo hacemos en la habitación y en el baño, aunque un 3% de los hombres y un 2% de mujeres lo ha hecho en el trabajo.

Que los padres entren en la habitación durante el acto onanista es uno de los mayores miedos de cualquier adolescente calenturiento, y varios son los entrevistados que han reconocido que les ha pasado.

Entre los testimonios, una mujer explica que se arañó los genitales por accidente y un hombre explica que usó el cartón del rollo de papel higiénico entre algunas aventuras sorprendentes.

¿Y qué hacemos españoles y españolas mientras entrenamos brazos y manos? La gran mayoría de los hombres, un 78%, ve porno, algo que solo hacen un 46% de mujeres. Ellas se inclinan más por usar la imaginación -un 57% de las mujeres, frente a un 45% de las mujeres-.

Captura de pantalla 2019-05-28 a las 13.16.04

Captura de pantalla 2019-05-28 a las 13.16.04

Aquellos que se inclinan por los hombres prefieren masturbarse pensando en actores, siendo Brad Pitt el protagonista principal. Quienes prefieren las mujeres, en cambio, se inclinan por las actrices porno, aunque también por las del cine mainstream, repartiéndose el liderazgo Angelina Jolie, Scarlett Johansson y Jennifer Aniston.

La encuesta también ha preguntado por la banda sonora preferida para el sexo. Mientras que ellos prefieren el Jazz, ellas se inclinan por Queen. No sabemos si es por We will rock you o por Don't stop me now. Además una aplastante mayoría cree que la masturbación tiene un impacto positivo en casi todos los sentidos:

La masturbación en España ha dejado de ser un tabú incluso entre las parejas. Un 67% ha reconocido haber hablado de ello con su pareja, la mayoría quedando muy satisfecha de la conversación. Incluso un 68% de hombres y un 63% de las mujeres asegura haberse masturbado junto a sus parejas.

Sin duda, un estudio que deja claro que España es un país con mucho amor propio.

[Más información: Así es como se masturbaron los españoles durante Eurovisión]